Asesorado por F. Xavier Abad Morejón de Girón, jefe de la Unidad de Alta Contención Biológica del IRTA-CReSA y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Por Soledad López, periodista especializada en salud

lavar ropa volver casa

A estas alturas, nadie duda de la necesidad de lavarse las manos a conciencia para frenar el contagio del coronavirus. Y de que el jabón es su peor enemigo porque destruye la capa lipídica (grasa) que envuelve el virus.

Sin embargo... ¿es necesario lavar la ropa cada vez que volvemos del súper o del trabajo? ¿Y hay que hacerlo a más de 60º como se recomienda en alguna guía institucional?

¿Es posible el contagio a través de la ropa como ocurre, por ejemplo, al tocar superficies como una barandilla si está contaminada?

En realidad, existen muchas dudas (y corren muchos bulos en las redes) sobre este tema porque hay pocos estudios científicos al respecto.

  • Quizá por eso las autoridades sanitarias han optado por una recomendación un tanto extrema y así curarse en salud: la de lavar la ropa a temperaturas tan altas que encoja 3 tallas.

Para aclarar estas y otras cuestiones, hemos hablado con F. Xavier Abad Morejón de Girón, jefe de la Unidad de Alta Contención Biológica del IRTA-CReSA y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona.

¿Cuánto puede vivir el virus en la ropa?

Estudios que hayan analizado la persistencia de virus respiratorios como los de la gripe y los coronavirus en la ropa hay muy pocos, nos explica el profesor Xavier Abad. El más reciente es de la Universidad de Hong Kong y se ha publicado en The Lancet el pasado 2 de abril. Los investigadores han analizado cuánto tiempo puede estar activo el Sars-Cov-2 (el virus que provoca la Covid-19) en la ropa y han llegado a la conclusión de que:

  • En media hora sobre el tejido, el virus pierde un 99% de su capacidad para infectar, y a las 3 horas pierde un 99,9%.

Pero ya no es que sobreviva pocas horas sobre la ropa, sino que el tiempo que lo hace es difícil el contagio. La razón de ello, nos aclara Abad, es la siguiente:

  • "En materiales no porosos como el vidrio o el metal, el virus queda en la superficie ya que es impenetrable. Por tanto, a la que lo tocas puedes infectarte".
  • "En cambio, en superficies porosas como el papel, el cartón, la madera o la ropa, el virus penetra en los espacios que hay entre las fibras y queda secuestrado. Por eso es más difícil contaminarte al pasar la mano sobre la prenda".

En resumen, los virus en la ropa se inactivan al poco tiempo y son poco accesibles, según los estudios realizados hasta ahora. De esto se deduce que podemos contagiarnos más fácilmente al tocar el pomo de una puerta, el cristal de una ventana o el interruptor de la luz que un tejido.

¿Hay que lavar la ropa a 60º?

Dependerá de la situación y la persona, aclara el profesor de la UAB:

  • Si se trata de una persona infectada que, obviamente, secreta gran cantidad virus, la ropa debe lavarse, si la prenda lo permite, a una temperatura un poco elevada. De hecho, con el jabón ya sería suficiente pero si añadimos una temperatura alta nos aseguramos aún más su eliminación.

Es más fácil contagiarte tocando el pomo de una puerta que la ropa

  • Si vienes del súper no es necesario."En estas situaciones, las recomendaciones de desinfectar los zapatos al llegar a casa, quitarte la ropa enseguida, lavarla a 60 º y ducharte me parecen una exageración y además grave porque en cierta manera estás forzando una mala práctica, ya que la gente puede pensar que, haciendo esto al llegar a casa, no hace falta que vayan con cuidado en el trabajo o cuando van a comprar", aclara Abad.
  • Obviamente el personal sanitario sí debe extremar las precauciones porque está continuamente expuesto al virus y realizando procedimientos de riesgo con el enfermo (intubaciones, respiraciones asistidas). En estos casos, la ropa del personal sanitario puede estar altamente contaminada, por lo que debe desinfectarse bien. Nada que ver con el contacto esporádico que puedas tener en un supermercado con alguien asintomático con el te cruzarás un minuto y guardando la distancia de seguridad.
  • Cuando vuelves del trabajo. Sería suficiente con lavar la ropa por precaución, pero a una temperatura normal porque el jabón ya es efectivo para destruir el virus.

Se sabe también que la simple desecación de los virus sobre una superficie los inactiva. Así que, si no te quedas tranquilo con el lavado, pon la ropa a secar la sol.

Tags relacionados