Por Diana Llorens

luz solar evitar coronavirus

Un reciente estudio indica que el SARS-COV2, el virus que causa la Covid-19, podría inactivarse en 6 minutos en contacto con la luz solar.

Covid-19 y altas temperaturas

Desde el inicio de la pandemia se ha especulado mucho sobre si el calor es un factor importante en la reducción de la transmisión de la Covid-19.

Los nuevos brotes que se extienden por el país parecen indicar que el virus no desaparece totalmente con el calor del verano, aunque parece ser que las altas temperaturas pueden contribuir a que se reduzcan los casos.

No solo la temperatura, sino también la luz solar podría tener un efecto en el virus de la Covid-19, según apunta un estudio publicado en la revista científica The Journal of Infectious Diseases.

PAPEL DE LOS AEROSOLES EN LA TRANSMISIÓN DE LA COVID-19

La principal vía de contagio de la Covid-19 es por contacto con las gotitas que expulsamos al hablar, toser o respirar. Es por ello que el uso de la mascarilla es necesario cuando no podemos mantener una distancia de al menos 1,5 metros con las otras personas.

  • Las gotas de tamaño más grande caen al suelo rápidamente, pero las más pequeñas, llamadas aerosoles, pueden permanecer en el aire por más tiempo.

Para que se produzca un contagio a través de los aerosoles, la carga vírica debe ser suficiente.

Sin embargo, esta carga vírica va disminuyendo con el tiempo y, según un nuevo estudio, la luz solar podría acelerar la inactivación del virus de la Covid-19 en los aerosoles.

Efecto de la luz solar

El objetivo del estudio era examinar la influencia de la luz solar y la humedad en la estabilidad del virus en aerosoles.

Para realizarlo se utilizó luz solar simulada y saliva en suspensión simulada y generaron ambientes artificiales que imitaban la luz solar de finales de invierno/principios de otoño, la luz solar de verano y la oscuridad.

  • Se observó que el 90% de los virus infecciosos se inactivaron a los 6 minutos cuando se expuso la saliva una luz solar de verano.
  • El virus también se inactivó de forma significativa, aunque a un ritmo más lento, ante la luz solar de finales de invierno/principios de otoño. El 90% se los virus se desactivaron a los 19 minutos.

“El presente estudio es el primero en demostrar que la luz solar simulada, con niveles de UVA y UVB similares a la luz solar natural, es capaz de inactivar los coronavirus en el aire”, indican los autores.

La luz solar puede ser un factor importante que influye en el riesgo de transmisión de la enfermedad por aerosoles”, concluyen.

Otros Factores que influyen en el contagio

Existen muchos otros factores más allá de la estabilidad del virus que contribuyen a la transmisión de enfermedades a través de los aerosoles.

  • Estos incluyen, según indican los autores del estudio, “la cantidad de virus presente en el aerosol, el tamaño y la dosis infecciosa de las partículas de aerosol, la distancia y la dinámica del flujo de aire entre las personas infectadas y las no infectadas, y la presencia de medidas de mitigación como el equipo de protección personal”.

Humedad

En estudios anteriores se había observado que otros coronavirus fueron significativamente menos estables a humedades relativas más altas.

Sin embargo, en el presente estudio, la humedad relativa por sí sola (sin la luz solar simulada) no afectó de forma significativa a la descomposición del virus.

Es posible que nuevas pruebas con mayor duración y sin luz solar simulada permitan evaluar mejor el efecto de la humedad relativa sobre el SARS-CoV-2 en aerosoles, pero los resultados del presente estudio sugieren que dicho efecto sería relativamente menor que el efecto de la luz solar”, indican los autores.

Tags relacionados