Asesorado por Dolors Corredera, vocal del Consejo de Colegios de Veterinarios de Catalunya

Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

perro coronavirus

Se ha detectado el primer gato contagiado de coronavirus en España, así lo han comunicado Investigadores del Centro de Investigación en Sanidad Animal de Cataluña y no es el primer caso en el mundo.

La COVID-19 se transmite de humanos a humanos pero también puede pasar de los humanos a las mascotas. Los expertos aseguran que el contagio es en esta dirección y no a la inversa.

Pero, ¿y si uno de los miembros de la familia con la que convive el animal da positivo en coronavirus o, aunque no le hayan hecho la prueba, por los síntomas que sufre es muy probable que padezca la infección? ¿Qué medidas se deben tomar?

Para Dolors Corredera, vicepresidenta del Colegio Oficial de Veterinarios de Lleida, es fundamental evitar el contacto de la mascota (sea perro o gato) con la persona infectada.

Tanto la OMS como la Organización Mundial de Sanidad Animal están estudiando el tema de los positivos en SARS-CoV-2 por parte de los animales que conviven con personas en casa y también la capacidad de transmisión entre mascotas.

¿Por qué hay mascotas que han dado positivo?

“Los animales pueden funcionar como portadores pasivos de partículas virales, que pueden acumularse en su piel, en la nariz…” , informa al respecto el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona.

Esto podría hacer que un perro o un gato diera positivo,“al igual que si buscáramos la carga viral encima de un objeto de alguien que tiene el virus”, aclara Corredera.

Ignacio López Goñi, catedrático de Microbiología e investigador de la Universidad de Navarra, también defiende esta postura. “Aunque hay mascotas que han dado positivo en el test, esto no quiere decir que lo puedan transmitir: no se ha demostrado hasta el momento”.

Extremar las precauciones

Por todo ello, y teniendo en cuenta la extrema necesidad de frenar las opciones de contagio del coronavirus al máximo, lo más sensato es tomar ciertas medidas para evitar que el virus pueda depositarse en el animal.

  • “No hay estudios científicos que indiquen cuanto tiempo pueden sobrevivir los restos víricos en la piel de un animal, pero probablemente al cabo de 24 horas el riesgo de contagio es muy bajo, sostienen desde el Consejo de Colegios de Veterinarios de Catalunya.

cómo sacar a pasear el perro

Para evitar que el animal se convierta en portador de partículas del virus tras estar en la calle, además de que los paseos sean cortos

  • Lo mejor es salir en horarios en los que haya el mínimo de gente en la calle.
  • Si durante el paseo os cruzáis con otro perro, hay que evitar que los animales entren en contacto.

Solo puede salir una persona con el perro: el paseo no debe hacerse en familia

  • Como se recomienda también cuando no estamos en situación de alerta, hay que llevar siempre una botella de agua con detergente para limpiar la orina del animal, y bolsas para recoger sus excrementos.
  • Una vez en casa, “es importante limpiar bien las almohadillas de las patas del perro con agua y jabón o desinfectante para eliminar posibles restos del virus”, aconseja la Real Sociedad Canina de España. Dolors Corredera añade que tampoco está de más “pasarle por encima un paño humedecido con algún desinfectante.

¿Y si el dueño de la mascota está infectado?

Hay que actuar como con el resto de miembros de la familia, evitando también el contacto con el animal. Pero en este caso no es para impedir el contagio, sino para reducir al máximo el riesgo de que la mascota haga de transmisor.

  • Si existe la posibilidad, la familia incluso se puede plantear que el perro o el gato pase unos días con otros familiares o amigos. En este caso, es importante que sus utensilios (comedero, bebedero…) sean diferentes a los que utiliza en casa.
  • Si esto no es posible o no se considera apropiado, siempre hay que mantener cierta distancia con la mascota, procurando que no pueda entrar en la estancia en la que el miembro de la familia con coronavirus lleva a cabo el confinamiento.

Qué hacer cuando se vive solo con el animal

Cuando la persona con el covid-19 vive sola y está confinada en casa hay que…

  • Intentar no tocar a la mascota y usar mascarilla en su presencia (pero no ponérsela al animal, porque tal y como sostiene el Consejo de Colegios de Veterinarios de Catalunya, tiene muy poca utilidad y además les estresa).
  • Si en algún momento se toca al perro o al gato, hay que lavarse las manos tanto antes como después.
  • También hay que extremar la higiene de manos antes y después de manipular su comida o sus utensilios (comedero, bebedero, juguetes…).

Las medidas son para reducir el riesgo de infección por tocar una superficie contaminada

  • La persona deberá pedir ayuda para sacar al perro, al igual que debe hacerlo para hacer la compra”, indican desde el CCVC.

    Como lo mejor es evitar el uso de materiales que hayan estado en contacto directo con la persona que ha enfermado, “lo ideal sería que la persona que viene a buscar al perro para sacarlo a pasear llevara una correa y un collar diferentes a los que usa el dueño del animal”, apunta Corredera.

    "También es recomendable pasearlo con guantes, añade la veterinaria. Y, evidentemente, lavarse bien las manos tanto antes como después de sacarlo.

En todo caso es importante, como afirma Dolors Corredera, “dejar muy claro que los animales de compañía no pueden contagiarnos".

  • "Las medidas que se deben tomar con ellos tienen el mismo objetivo que el de no compartir una manta con una persona infectada: evitar que los restos de virus se instalen en diferentes superficies, en este caso el pelo o la piel del animal”, insiste la experta. Y reducir, así, el riesgo de infección por tocar una superficie contaminada.

Tags relacionados