Por Diana Llorens

ninos 7 12 anos afectados pandemia

La pandemia de Covid-19 ha tenido un fuerte impacto en nuestra salud mental, aunque no a todos nos ha afectado por igual.

Según revela una encuesta realizada a psiquiatras y psicólogos clínicos, los niños de entre 7 y 12 años son los que más han sufrido con el confinamiento.

un Impacto desigual

El impacto de la actual situación en la salud mental de los niños no es uniforme y depende de factores como los siguientes, entre otros:

  • Si han perdido a algún familiar.
  • Las condiciones en las que han pasado el confinamiento.
  • Si se han tenido que separar de sus padres por razones laborales o de aislamiento obligado por el contagio, entre otras.

Impacto en los menores más vulnerables

Una encuesta promovida por la Plataforma de Asociaciones de Psiquiatría y Psicología Clínica por la Salud Mental de la Infancia y Adolescencia en la que han participado 169 psiquiatras y psicólogos clínicos indica que los niños más afectados psicológicamente por el confinamiento han sido los más vulnerables a los cambios de rutinas y que necesitan más apoyo social, como son los niños con:

  • Problemas de conducta.
  • Trastornos del desarrollo.
  • Trastornos de tipo ansioso.
  • Pertenecientes a familias en riesgo de exclusión social.
  • En situación de violencia intrafamiliar.

La encuesta también indica que cualquier niño o adolescente puede manifestar síntomas de ansiedad o depresión como consecuencia de la situación que estamos viviendo.

  • Estos síntomas son transitorios y pueden ser una respuesta normal a los cambios que hemos sufrido a raíz de la crisis sanitaria.

De 7 a 12 años, los más afectados

Los profesionales consultados indican que los niños entre 7 y 12 años son los que han presentado más problemas durante el confinamiento.

Dentro de este grupo, los que han tenido mayores dificultades son los niños en situación más vulnerable por trastornos de neurodesarrollo o riesgo de exclusión social.

Buen comportamiento de los niños

Según los psiquiatras y psicólogos clínicos consultados, las familias han manifestado su sorpresa por el buen comportamiento de sus hijos durante el confinamiento y han expresado su tranquilidad por pasar tiempo juntos en casa e incluso disfrutar más de la relación con los menores.

Sin embargo, las familias también han destacado los problemas para conciliar el trabajo con el cuidado de los menores y la organización familiar, y, en algunos casos, la dificultad para ayudarlos en las tareas escolares.

Para los menores, según indican los resultados de la encuesta, el confinamiento ha supuesto tranquilidad por no tener que ir al colegio, aunque también señalan las dificultades para realizar las tareas escolares, el malestar por no poder ver a sus abuelos o amigos y el mayor tiempo de uso de las pantallas.

Valoración de la atención durante el estado de alarma

Para los profesionales de la salud mental, los principales factores que han afectado a la asistencia durante la crisis sanitaria han sido:

  • El cambio drástico de la atención, que ha pasado de ser presencial a telefónica (92,3%).
  • El trabajo desde casa (62,7%)
  • La supresión de algunos programas asistenciales o cierre de algunas unidades o centros (24,9%).

La mayoría reconoce que la atención telefónica, mediante e-mail o por videollamada es menos efectiva que la presencial, aunque puede favorecer el acceso a determinadas familias y, en algunos casos, facilitar la comunicación con los adolescentes.

Tags relacionados