Un nuevo antiviral permite reducir un 30% las muertes por covid

La inclusión de un nuevo antiviral en el tratamiento de los pacientes graves de covid puede reducir la mortalidad en un 30%. Lo ha puesto en evidencia un estudio internacional en el que participa España. Una muy buena noticia, porque las muertes por covid son aún elevadas.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Un nuevo antiviral permite reducir un 30% las muertes por covid
iStock by Getty Images

Añadir este antiviral a la medicación estándar reduce un 30% la mortalidad, sobre todo en pacientes más graves.

En la lucha contra la pandemia de covid, se avanzó muy rápido en la prevención de la enfermedad grave gracias a las vacunas, y sin embargo se ha ido mucho más lento en la búsqueda de medicamentos efectivos para tratar a los enfermos hospitalizados.

Esta situación se va revertiendo poco a poco. Por un lado, las nuevas variantes del virus atacan menos los pulmones, con lo que se reducen las insuficiencias respiratorias. Y además, ya hay una nueva estrategia de tratamiento mucho mejor.

Un tratamiento más efectivo para el covid

El anuncio de un nuevo antiviral que ha demostrado su eficacia es una muy buena noticia, porque la mortalidad sigue siendo alta entre las personas que requieren hospitalización. Este antiviral es un anticuerpo monoclonal, el tixagevimab/cilgavimab.

El nuevo antiviral se ha administrado en diversos hospitales del mundo junto a remdesivir y la dexametasona

Un estudio internacional ha comprobado que al añadir este antiviral a la medicación estándar se reduce un 30% la mortalidad, sobre todo en aquellos pacientes más graves.

Los anticuerpos monoclonales, añadidos al tratamiento habitual con remdesivir y dexametasona, podrían contribuir a reducir la mortalidad por covid-19, sobre todo a los pacientes más graves”, ha confirmado el doctor Roger Paredes, del Hospital Germans Trias, coordinador en España del estudio.

Los resultados, que aparecen en la revista médica The Lancet, señalan que es un medicamento seguro, aunque no acorta el periodo total de recuperación del paciente.

Qué son los anticuerpos monoclonales

Como ya sabes los anticuerpos son una de las defensas naturales que crea nuestro sistema inmunitario. Son proteínas específicas para cada tipo de virus que se pegan a su superficie. Así impiden que logren entrar en las células para infectarlas.

Los anticuerpos monoclonales son una versión copiada de estas proteínas. Se crean en laboratorio y como los naturales también se programan para que se peguen a un virus (o bacteria) específico.

Estos anticuerpos, a diferencia de otros fármacos, mantienen su eficacia contra la variante ómicron

También puede servir para avisar a algunas células inmunitarias, los linfocitos T, encargadas de destruir los virus y las células infectadas. A la hora de fabricarlos pueden ser monoclonales (que surgen como copias idénticas, como clones, a partir de un solo linfocito B, la célula inmunitaria que crea anticuerpos) o policlonales.

Qué beneficios aporta la nueva estrategia

El ensayo internacional llevado a cabo evaluó el potencial de una dosis intravenosa única de este anticuerpo en personas hospitalizadas, pero que no se encontraban en la UCI.

Aunque los resultados no demostraron una mejora significativa de las tasas de recuperación, esta nueva estrategia sí logró:

  • Una reducción clínicamente relevante de un 30% de la mortalidad, sobre todo en pacientes más graves que necesitaban concentraciones de oxígeno más elevadas o ventilación mecánica con mascarilla.
  • A diferencia de anteriores estudios con otros anticuerpos monoclonales que perdían eficacia frente a ómicron, la variante predominante actualmente, la combinación de tixagevimab/cilgavimab mantiene su capacidad de bloquear esta variante del virus.

en busca de curar el coronavirus

Desde la comunidad científica estamos avanzando hacia el uso de tratamientos antivirales combinados con el objetivo de conseguir frenar el virus por el máximo número de vías posibles”, ha añadido el doctor Paredes.

El nuevo antiviral no está aprobado aún. Este estudio ha servido de ensayo clínico para su evaluación final por la Agencia Europea del Medicamento. Debe valorar estos resultados y decidir si lo aprueba próximamente.

Las previsiones son buenas. El haber incluido un gran y diverso número de pacientes de todo el mundo es uno de los puntos fuertes del ensayo, que sugiere que los resultados serían ampliamente generalizables al no observarse diferencias en su eficacia o seguridad.

  • Si se aprueba, en los próximos meses este fármaco podría convertirse en una herramienta más de tratamiento.

Administrar varios antivirales a los pacientes graves nos permite atacar el virus por diferentes flancos y bloquearlo mejor, reduciendo su mortalidad”, concluye el doctor Paredes.