Por Pablo Cubí, periodista

nuevos estudios evitar contagio coronavirus

La distancia física, la higiene y la mascarilla son los métodos más recomendados para evitar contagiar y contagiarte del coronavirus.

No obstante, la acumulación de casos y el estudio de cómo se han contagiado está dando algunas pistas sobre en qué circunstancias hay más riesgos.

Ya sabemos que el principal foco de transmisión es a través de las gotitas que desprendemos al hablar y respirar.

El lugar donde te encuentres y la manera de hablar importan

La Organización Mundial de la Salud ha relativizado la importancia del contagio a través de superficies.

Ahora se ha confirmado que el estar al aire libre y la manera de hablar también importan.

SE TRANSMITE POCO AL AIRE LIBRE

Diversos estudios han mirado dónde se originan los brotes de Covid-19 y todos coinciden:

  • La transmisión es más evidente en lugares cerrados.

En un análisis sobre contagios en China, elaborado por la Universidad de Hong Kong y de y la Universidad de Nanjing, con más de 300 focos de contagios y que implicaran más de tres personas, comprobaron que ninguno se produjo al aire libre.

La estadística que hicieron fueron:

  • Casi el 80% de contagios eran en el hogar.

Eso se explica en buena parte por el factor de confinamiento al que se sometieron.

  • El 34% fueron en transporte público.
  • Un 8% fueron en otras circunstancias (peluquerías, gimnasios, restaurantes…)

Los datos no suman cien, porque un mismo caso pudo provocar contagios en sitios diferentes.

La conclusión a la que llegan es que hay 4 veces más riesgo en lugares cerrados.

EL VIENTO AYUDA A DISPERSAR

Contrariamente a lo que pueda pensarse, el viento es un aliado nuestro más que un propagador de contagios.

Preguntado por el riesgo en las playas con fuerte viento, el doctor Fernando Simón, coordinador de alertas sanitarias, ha puntualizado que, en general, beneficia.

  • El aire en movimiento ayuda a dispersar más rápido los virus”, ha explicado el doctor.

De esta manera, si te llegan es en menor cantidad, aunque hayan viajado más rápido.

El viento ayuda a dispersar la cantidad de virus

Para que se produzca un contagio no basta con que te entre un solo virus. Has de recibir una cantidad suficiente para iniciar una infección.

  • Los especialistas lo denominan la “dosis infectiva mínima”.

Por eso, el tiempo que pases junto a la persona transmisora y en qué circunstancias son fundamentales.

Un análisis del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Japón va en la misma línea: “Los espacios cerrados contribuyen a la transmisión de la Covid-19”.

LAS GOTAS NO SE CAEN EN SEGUIDA

La revista científica PNAS ha publicado otro estudio para saber cuánto tiempo estas microgotas de saliva quedaban suspendidas en el aire.

  • Constataron que las gotas no se caen directamente como piedras, sino que se deshidratan, reducen su tamaño y tardan más descender.

Esas gotas, en espacio cerrados, sin ventilación, pueden estar, de media, entre 8 y 14 minutos flotando en el aire.

Por eso van acumulándose en el ambiente y aumentar el riesgo de que las respiremos y si lo hacemos, sea en mayor cantidad.

Las gotas con virus puedes estar hasta 14 minutos en el aire

La recomendación siempre es la misma: acordémonos de mantener bien ventilado cualquier espacio donde haya varias personas.

EN VOZ BAJA SE REDUCE EL RIESGO

Otro dato significativo que revela este estudio: contabilizaron que hablar en voz alta hace que expulses hasta 2.600 gotas por segundo.

Según los autores, hay una posibilidad significativa de que el mero hecho de hablar suponga un riesgo mayor de contagio.

Está por demostrar. Estos son estudios de laboratorio.

No sabemos si en la vida diaria esto pasa así y con qué frecuencia”, ha explicado en un artículo el doctor Antoni Trilla, jefe de epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona.

"Con todo, estos datos pueden explicar por qué es fácil el contagio del coronavirus en espacios cerrados, como las oficinas y las casas", añade el doctor Trilla.

  • El resumen que hace es que hablar poco, a una distancia prudente y en voz baja es lo recomendable.

EL AIRE ACONDICIONADO NO PREOCUPA

Cuando hablamos de ventilar las estancias, se entiende que es con ventanas y dejando pasar el aire de la calle.

Según un informe de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, el riesgo de que el coronavirus entre en el circuito del aparato y se transmita es muy baja.

El coronavirus no se multiplica en el aire acondicionado

Estos aparatos son un sistema de dispersión y renovación de aire, lo que no beneficiaria su acumulación.

Tampoco pueden convertirse en un foco de multiplicación del coronavirus. “El virus no se puede replicar si no entra en una célula humana”, recuerdan.

Tags relacionados