Por Diana Llorens

envases no contagian virus

Una de las dudas que más nos asaltan cuando vamos al súper es si los alimentos o envases que nos llevamos a casa pueden estar contaminados por el coronavirus que causa la COVID-19.

  • Los estudios han demostrado que el virus puede persistir durante horas, incluso días, en diversas superficies.

En aquellos lugares en los que hay mucha afluencia de gente, esto podría suponer un riesgo si no se llevan a cabo unas medidas de higiene óptimas. Pero, ¿los productos que compramos en el supermercado representan un riesgo de contagio real?

Según un estudio de la OCU parece ser que no. Pero es que, además, la Organización Mundial de la Salud no ha dado todavía con pruebas concluyentes de que el SARS-CoV-2 pueda contagiarse a través del contacto con una superficie, ya sea el pomo de una puerta, un teclado o la bolsa de plástico de un producto envasado.

El estudio de la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado productos de alimentación y droguería de diferentes supermercados de España y su conclusión es clara: no hay rastro del virus.

Para realizar el estudio, durante la última semana de abril adquirieron 66 productos en 10 supermercados de cuatro ciudades: Madrid, Barcelona, Vitoria y La Coruña.

  • En la selección de productos se tuvieron en cuenta aquellos que han experimentado un incremento de la demanda durante el confinamiento y que se venden en envases de diferentes materiales (cartón, plástico, poliestireno, aluminio, etc.) y con diferentes formas, algunas de difícil limpieza.
  • Estos productos eran de diferentes marcas de harina, chocolate en tableta, bolsa de patatas fritas, barra de pan, cerveza en lata, manzanas a granel, paquete de yogures, ensalada envasada, tortilla de patatas, carne en barqueta, salmón ahumado y papel higiénico.

Se analizaron productos en todo tipo de envases

  • Los productos, introducidos en bolsas individuales para evitar una posible contaminación cruzada, se llevaron a un laboratorio independiente que los analizó mediante la técnica PCR.
  • Esta técnica consiste en pasar un bastoncillo por la superficie del envase y analizarlo para buscar material genético (ARN) específico del virus que causa la COVID-19. Al analizar el ARN, aunque el virus se encuentre inactivo por que haya pasado mucho tiempo, la PCR siempre lo detecta.

Resultados negativos

Todas las muestras analizadas dieron negativo en la prueba de PCR.

Aunque evidentemente la muestra analizada es muy pequeña y no se puede descartar del todo la posibilidad de que el virus esté presente en los productos que adquirimos, la OCU ha querido mostrar una primera instantánea de la situación en los supermercados, que sirve para mostrar que no es tan fácil que el virus acabe en la superficie de un envase para que luego sea capaz de contagiarnos.

Aun así, desde la OCU advierten que debemos seguir manteniendo las mismas medidas de precaución que hemos estado llevando hasta ahora.

  • Mantener la distancia de seguridad, usar medidas de protección como mascarillas o guantes, especialmente al seleccionar los alimentos a granel, y evitar tocarse la cara.
  • También recomiendan ir a la compra solo cuando sea necesario y preferiblemente de forma individual y pagar con tarjeta.
  • Una vez en casa, es recomendable quitar el embalaje exterior de los productos (sin olvidarse de apuntar la fecha de caducidad o el lote) y, en caso de que haya personas de riesgo en casa, limpiar los envases de cristal, plástico o latas con agua y jabón.

El consejo de la OMS

La OMS asegura que la enfermedad de la Covid-19 se transmite sobre todo a través de un contacto físico cercano y por residuos respiratorios.

De todas forma, aconseja también que, a falta de más estudios concluyentes, se siga manteniendo una estricta higiene de las superficies como ya se venía recomedando hasta ahora.

Tags relacionados