Por Pablo Cubí, periodista

Sanidad establece el orden con el que nos pondremos la vacuna de la Covid-19
iStock by Getty Images

El Ministerio de Sanidad ha anunciado todo el plan de vacunación de la Covid-19. Un plan que, lógicamente, es muy abierto, puesto que a día de hoy no hay ninguna vacuna aprobada.

No se sabe cuántas ni qué vacunas tendremos. Aunque se han hecho compras muy amplias precisamente para tener las mayores garantías posibles.

CUÁNTAS VACUNAS HAY

Hemos comprado a través de la Unión Europea 140 millones de dosis con los que esperamos vacunar a 80 millones de personas”, ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Es una cantidad suficiente para toda la población española y, además, poder donar dentro de las tareas de cooperación con países más pobres.

España ha comprado por adelantado vacunas para 80 millones de personas

No sabemos aún cuántas de estas vacunas se aprobarán al final, por eso hay acuerdos con al menos seis farmacéuticas.

La experiencia es que un 50% de vacunas no llegan al final del recorrido, lo que garantiza estadísticamente que al menos tendremos tres que sí pondremos ponernos.

No se aceptará ni se pondrá ninguna vacuna que no cumpla todos los requisitos de seguridad y eficacia”, ha insistido Illa.

EN QUÉ ORDEN NOS VACUNAREMOS

Sanidad ha dividido a toda la población española en 15 grupos. Estos grupos se han hecho siguiendo cuatro criterios:

  1. Riesgo de morbilidad: significa el riesgo de que acabes enfermando de gravedad y necesites hospitalización.
  2. Riesgo de contagio: las personas más expuestas irán primero.
  3. Impacto social o económico: las personas con trabajos más esenciales para la sociedad también irán primero.
  4. Riesgo de infección: la capacidad no tanto de contagiarse, sino de contagiar por la movilidad que tienen.

Solo hay establecido claramente unos primeros grupos. Esos recibirán las primeras dosis que lleguen.

El resto de grupos se ordenarán de manera flexible, según se vea cuántas vacunas llegan y la evolución de la pandemia.

LOS GRUPOS PRIORITARIOS DE VACUNACIÓN

Para llevar adelante todo el programa se han tenido en cuenta tanto motivos éticos –grupos más débiles socialmente, por ejemplo, los dependientes– como los riesgos planteados arriba.

Los cuatro grupos prioritarios son:

  1. Residentes y personal de las residencias de mayores y discapacitados.
  2. El personal sanitario que está en primera línea de atención a los enfermos.
  3. El resto de personal sanitario.
  4. Los enfermos dependientes que no están en residencias, sino en sus casas.

Con los primeros grupos se podría reducir ya el riesgo de mortalidad

Son un grupo pequeño, pero significativo. Si se protegen, frenaremos una parte significativa del riesgo de mortalidad y colapso de los centros de salud. Esos son los factores que nos han hecho confinarnos y poner limitaciones a la actividad.

Podría haber un gran cambio económico y social con este primer logro.

LOS OTROS GRUPOS QUE SE EVALÚAN

Los otros grupos que se han evaluado para ordenarnos son:

  • Población general mayor de 64 años.
  • Personas de riesgo por tener otras enfermedades crónicas.

Estos, a su vez, se han subdividido entre los que tienes enfermedades con un riesgo mayor (problemas cardíacos, obesidad mórbida) y otros con riesgo más bajo (problemas hepáticos, fibrosis quística, por ejemplo).

  • Personas que se encuentran en entornos cerrados.

Se subdividen también entre las que viven en un entorno muy cerrado y las que trabajan en un entorno cerrado.

  • Personas pertenecientes a entornos vulnerables por su situación social y económica.
  • Personas con trabajos esenciales (alimentación, distribución, etc.)
  • Personal docente.
  • Población infantil.
  • Adolescente y jóvenes, mayores de 16 años.
  • Población adulta restante en general.
  • Población que habite en zonas de especial incidencia, por la aparición de brotes.
  • Embarazadas y madres con lactantes.
  • Personas que ya han pasado la enfermedad y que tienen una cierta inmunización. Es decir, seropositivos.

Los expertos irán situando estos grupos por orden

Estos grupos cubren el total de la población española y en base a los criterios marcados se va a decidir en qué fase se vacunan”, ha explicado Illa.

El ministro no lo ha explicitado, pero la lógica indica que este orden será más o menos también el de prioridad. Las personas ya con inmunidad, por ejemplo, aparecen al final también porque son los menos prioritarios.

ESPAÑA PONDRÁ LA VACUNA EN TRES FASES

Se espera una primera remesa de vacunas, pequeña, con la que se vacunará a los primeros grupos. También se ha planificado, tras hablar de la disponibilidad con las farmacéuticas, cómo serán las fases.

  • Una primera etapa, con un suministro limitado, de enero a principios de marzo. Alrededor de dos millones y medio de personas.
  • Segunda etapa: se extenderá de marzo hasta principios de junio, con las siguientes dosis que puedan llegar.
  • Tercera etapa: con vacunas ya para toda la población, que se espera llegarán en verano.

El objetivo es que el próximo otoño nos encuentre con toda la población vacunada. Eso siempre que no haya contratiempos.

QUÉ PASA SI FALLA UNA VACUNA

El ministro Illa ha insistido varias veces que no se va a aceptar ninguna vacuna sin la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento, en la que participa también la agencia española.

Han surgido dudas sobre los plazos de entrega de la vacuna de Oxford, de la farmacéutica AstraZeneca, porque a una parte de los voluntarios se le puso una dosis menor que, paradójicamente, ha dado más efectividad.

  • Esto ha planteado que quizá AstraZeneca tengan que replantear la estrategia de vacunación.

"Vamos a ir viendo cómo evoluciona", se ha limitado a decir el ministro. Ha recordado que por eso se han comprado otras vacunas, aunque nuestra mayor compra ha sido de la vacuna de Oxford.

NO SERÁ VACUNA OBLIGATORIA

El ministro Illa está convencido de que la gente se vacunará. “Basta con contar la verdad a la gente”. Ha recordado que los expertos no recomiendan obligar a vacunar.

Somos un país con unas muy altas tasas de vacunación. Se puede ver en el aumento del 40% en la vacuna de la gripe, en cuanto se ha hecho campaña.

Sanidad no se plantea de momento trabajos con vacunación obligatoria

Sobre si se obligará a estar vacunado para poder ejercer determinados trabajos o entrar en algunos sitios, el ministro ha dicho que no se ha planteado.

Eso es lo que pasa en algunos países en desarrollo, sobre todo, que obligan a tener algunas vacunas. Esta opción para viajar parece que sea probable.

Tags relacionados