Por Pablo Cubí, periodista

desconfinamiento espana azul lila

De momento, prácticamente toda España evoluciona según los planes previstos en la desescalada.

A partir de este lunes, el 70% del territorio estará en fase 2, unos 32 millones de españoles.

¿QUÉ HA IDO BIEN Y QUÉ HA IDO MAL?

Las autoridades sanitarias han confirmado que todas las comunidades con zonas pendientes de pasar de fase, lo hacen ahora.

Lo más significativo:

  • Quedan fuera Madrid, Castilla-León (con la excepción de la comarca de El Bierzo) y la zona metropolitana de Barcelona.
  • Caso aparte es Lérida, que se queda en fase 1, pese a llevar dos semanas, porque ha habido casos preocupantes: La llegada masiva de temporeros para recoger la fruta ha creado pequeños focos. Y una fiesta no autorizada en la que los veinte participantes acabaron contagiados.
  • También en Ceuta, la proliferación de reuniones en bares sin mantener medidas, había creado un brote, ha estado a punto de hacerle retroceder.

Algunos rebrotes recuerdan que el virus no ha dejado de circular

Sin embargo, se ha detectado y controlado con rapidez y se mantiene en fase 2.

Son avisos de que el virus sigue circulando y en cualquier momento podemos deshacer lo conseguido.

ES UNA CARRERA DE FONDO

Las autoridades sanitarias han insistido en que aquí no hay vencedores ni vencidos, aprobados o suspensos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recordado que “esto es una carrera de fondo, no un sprint; lo importante es llegar bien y no llegar el primero”.

Lo ha confirmado con la negativa de acelerar el paso de fase en varias zonas. Por ejemplo:

  • Baleares quería pasar las otras islas a fase 3, como Formentera. En Menorca e Ibiza hace muchos días que no hay casos nuevos.
  • Madrid pedía una mayor flexibilización en su fase 1, que la equiparara casi a la 2.

El ministro Illa no descartó que no se pueda adelantar el ritmo de fases más adelante, pero no por el momento.

PODRÍAMOS CAMBIAR DE FASE ANTES

Somos partidarios de mantener el criterio de los catorce días, pero la evolución de la epidemia marcará el ritmo”, ha dicho Illa.

El ministro Illa: "La evolución de la epidemia marcará el ritmo"

Es un elemento a debate, pues se está hablando ya de permitir también la llegada de extranjeros a las zonas turísticas.

  • Sería un agravio comparativo abrir fronteras y no permitir la movilidad entre provincias.

El ministro sí ha permitido que pueda haber movilidad entre los municipios que rodean Barcelona y la capital catalana.

  • La Generalitat de Cataluña había pedido la semana anterior mantener Barcelona cerrada siete días más y, de hecho, se había quedado como la única ciudad de España confinada.

QUÉ SE PUEDE HACER EN FASE 3

Formentera, El Hierro, La Gomera y La Graciosa pasan a fase 3.

Son zonas pequeñas no van a notar muchas diferencias.

  • La principal novedad es que la movilidad y el contacto social se suaviza y solo se ponen límites a grandes manifestaciones de más de 800 personas.
  • Se amplía el aforo de los cines y centros comerciales al 50% y ya se pueden usar las zonas comunes.
  • Los bares y restaurantes permiten el uso de las barras, manteniendo distancia entre personas.
  • Se permite la apertura de los bares y discotecas de ocio nocturno.
  • El teletrabajo de reduce y se permite la reincorporación, aunque se recuerda la recomendación de permitirlo para conciliar la vida familiar.

No obstante, como suele pasar, el BOE puede añadir conforme avance la semana nuevos cambios.

LAS DISTANCIAS NO CAMBIAN

En cualquier fase y en cualquier zona hay una cosa que no cambia:

  • La distancia física, que es la principal protección de contagios.
  • Las mascarillas, que han ido cobrando más protagonismo y exigencia, tampoco se suprimen.

En espacios muy concurridos es un freno y las autoridades se muestran más convencidos de su utilidad.

La distancia y la mascarilla se mantienen en todas las fases

No obstante, en zonas de playa, donde se están regulando los espacios, o en paseos que no haya mucha gente, no se obligan.

Por tanto, la mascarilla, ahora que crece el calor, no se ha de entender como un castigo.

Es un instrumento de protección para todos si vemos imposibilidad de mantener las distancias.

Tags relacionados