Por Diana Llorens

sanitarios shock post traumatico

Los profesionales sanitarios se han convertido en héroes en este momento de pandemia y cada noche a las 20:00 h multitud de personas salen a sus ventanas y balcones para reconocer el gran esfuerzo que están llevando a cabo estos días.

Estar expuesto a una gran presión y enfrentarse a una amenaza tan inesperada y desconocida, con el riesgo de contagio para ellos mismos que supone, puede acarrear problemas psicológicos que se pueden manifestar ahora o más adelante, una vez haya pasado lo peor de la enfermedad.

No solo los accidentes o agresiones generan estrés postraumático

  • El estrés postraumático es una situación emocional particular que se vive tras algún evento que deja huella. Se suele relacionar con accidentes, agresiones o terrorismo pero este trastorno se puede vivir en situaciones muy diversas.
  • Y esto es lo que puede suceder ahora a médicos, enfermeras o celadores y a todas las personas que trabajan en hospitales y centros de asistencia sanitaria estos días de pandemia que estamos viviendo.

Qué influyen en el impacto psicológico

Los efectos psicológicos dependerán de muchos factores, algunos externos y otros internos”, comenta Dolors Liria, psicóloga experta en psicoterapia, comisionada de desarrollo profesional y ocupabilidad del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña (COPC).

  • Los factores externos tienen que ver con el lugar donde estén trabajando y cómo estén viviendo la situación y cuánto tiempo se prolongue el impacto emocional.
  • En aquellos profesionales que están en primera línea, expuestos al virus y atendiendo diariamente a personas con la enfermedad, asistiendo a varias muertes cada día, el impacto psicológico será mayor.
  • Los factores internos tienen que ver con las circunstancias personales de cada persona. Es decir, en qué momento emocional estaba la persona cuando empezó la pandemia, si existía algún trastorno mental previo o si vivía una situación de sufrimiento psicológico con anterioridad.

Las consecuencias psicológicas para los sanitarios

Hay que diferenciar los miedos y el malestar que se está dando en este momento de los problemas que pueden aparecer más adelante como consecuencia de esta situación.

Actualmente, según nos cuenta la psicóloga Dolors Liria, las principales preocupaciones que manifiesta el personal sanitario son:

  • Miedo a no poder prestar la atención que quisieran a los pacientes por los pocos medios de los que disponen ante la gran cantidad de afectados.
  • Miedo a contagiarse y dejar a sus compañeros con un recurso menos.
  • Miedo a contagiar a su familia.

Estos miedos pueden generar dificultades para dormir, nerviosismo, tristeza o rabia. Estas son reacciones naturales que permiten hacer frente a la situación y no tienen por qué derivar en problemas de salud mental.

El estrés postraumático es un trastorno a consecuencia de haber vivido un acontecimiento con mucho miedo y con dificultad para poder escapar o evitarlo”, comenta la psicóloga Dolors Liria.

En efecto, el temor y el hecho de tener que estar ahí y no poder evitar la situación se dan en estos momentos en el personal sanitario, por lo que el estrés postraumático es un riesgo potencial para ellos.

El estrés postraumático y los trastornos adaptativos podrían surgir más adelante

La mayoría de personas, y sobre todo los profesionales sanitarios, habituados a trabajar con el sufrimiento y la muerte, pueden superar el impacto psicológico con sus propios recursos.

  • Pero el cambio para todos ha sido muy brusco y la presión sobre ellos, que deben tomar decisiones de las que depende la vida de las personas, es constante, cuando hasta ahora quizá se encontraban en esta tesitura solo alguna vez a la semana o al mes.
  • Así, puede pasar que profesionales que siempre habían gestionado bien sus emociones tengan ahora un desequilibrio en este aspecto.

Los síntomas del estrés postraumático y de los trastornos adaptativos son muy variados y dependen de cada persona, pero un signo de alerta de que se requiere ayuda de un profesional de la psicología es, como indica la psicóloga, “cuando la persona se siente incapaz llevar su vida cotidiana con una cierta normalidad, que hay un bloqueo emocional muy grande o siente que la situación lo está sobrepasando mucho, y esto se mantiene durante días”.

Recomendaciones para los profesionales sanitarios

El principal consejo que señala la psicóloga es “cuidarse ellos mismos para poder seguir cuidando”. Algunas recomendaciones importantes para lograrlo son:

  • Aceptar las limitaciones. Ser conscientes de que no se puede hacer todo y que hacer lo que se puede ya es hacer mucho.
  • Darse permiso para sentir. Ya sea miedo, pena, rabia, es importante encontrar espacios donde poderlo expresarse, espacios de descompresión. Compartir con los compañeros también puede ayudar ya que el factor equipo es protector.
  • Confiar en los recursos propios. “En situaciones tan inesperadas y excepcionales nos podemos sentir muy indefensos y perder de vista que hay cosas que sí podemos hacer, que tenemos capacidad para hacer frente a la situación a pesar de lo difícil que a veces es, indica la psicóloga.
  • Descansar, comer, dormir… Cuidarse a uno mismo no es solo una protección a nivel físico, sino también psicológico. “Y hacerlo sin pensar que cuando te estás tomando un descanso o te estás cuidando estás huyendo de la situación, porque en realidad es la manera de poder seguir ahí”, indica la psicóloga.
  • Mantener contacto con seres queridos. Aunque sea de forma telemática, el apoyo familiar y social es importante y no se debe perder.

En el momento en el que la persona vea que la situación la paraliza o desborda, debe pedir ayuda a un profesional de la salud mental.

Tags relacionados