Por Diana Llorens

mayores desconfinamiento

El próximo sábado día 2, tras siete semanas de confinamiento, podremos salir de casa para dar un paseo o practicar deporte.

  • También las personas mayores, que son las más vulnerables frente a la COVID-19, podrán salir a pasear solos o acompañados de una persona con la que convivan.

Sin embargo, a la hora de decidir si es conveniente o no salir de casa, hay que tener en cuenta la situación concreta de cada persona:

  • Su estado de salud.
  • Si ha estado en contacto con el virus.
  • Si tiene enfermedades previas que puedan complicar su estado en caso de infectarse.

Además, “es de vital importancia saber si la persona tiene interés o no en salir de casa y no forzarse ni querer hacerlo todo el primer día. Es preferible ir poco a poco, señala Raúl Vaca, psicogerontólogo y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

¿Cómo podrán salir de casa las personas mayores?

Es importante seguir al pie de la letra las recomendaciones que se dan desde el Ministerio de Sanidad para que estas primeras medidas de alivio del confinamiento no provoquen un repunte en los contagios en unas semanas:

  • Los paseos se podrán hacer de forma individual o acompañado de una sola persona con la que se conviva o de un cuidador habitual.
  • Se establece una franja horaria reservada para las personas dependientes que deben ir acompañadas de un cuidador y para los mayores de 70 años: entre las 10 y las 12 horas, y entre las 19 y las 20 horas.

Pueden salir de 10 a 12h y de 19 a 20h

  • Hasta los 70 años pueden salir también a hacer deporte entre las 6 y las 10, y entre las 20 y las 23 horas.
  • En los municipios de menos de 5000 habitantes no se aplican las franjas horarias al no haber riesgo de aglomeraciones.
  • Se podrá hacer un solo paseo al día y a una distancia no superior a 1 kilómetro del domicilio.
  • Se debe mantener una distancia entre personas idealmente de 2 metros, como mínimo de 1,5 metros.
  • No pueden salir a la calle las personas con síntomas, en cuarentena o que hayan estado en contacto con personas que hayan dado positivo por coronavirus.
  • Es fundamental poner en práctica las medidas de higiene personal, especialmente el lavado de manos exhaustivo y frecuente.

¿Deben usar mascarilla las personas mayores?

A diferencia de la población general, en la que se recomienda el uso de mascarillas higiénicas cuando no se puede mantener la distancia de seguridad, en los grupos más vulnerables se recomienda el uso de mascarillas médicas o quirúrgicas.

  • Estas mascarillas quirúrgicas se pueden obtener en las farmacias y el gobierno ha establecido un precio máximo de 0,96 euros por unidad.

Desde el Ministerio de Sanidad recomiendan su uso al salir de casa o si las personas mayores están en contacto con otras personas.

Para usar correctamente las mascarillas, hay que seguir unas indicaciones:

  • Lavarse las manos con agua y jabón antes de ponérsela.
  • Asegurarse de que cubre la boca, la nariz y la barbilla.
  • Evitar tocarla mientras se lleva.
  • Desecharla cuando esté húmeda y no reutilizarla a menos que se indique lo contrario.
  • Quitarla desde las gomas, sin tocar la parte frontal, tirarla en un cubo cerrado y lavarse bien las manos tras su uso.

Guantes, ¿sí o no?

El uso incorrecto de los guantes puede generar una falsa sensación de protección y poner en mayor riesgo de infección a quien los lleva.

  • Por ello, desde el Ministerio de Sanidad recuerdan que la limpieza adecuada y frecuente de las manos es más eficaz que el uso de guantes.

Aun así, sigue siendo recomendable el uso de guantes desechables dentro de los comercios para elegir frutas y verduras.

Recomendaciones para las salidas de casa

  • Exposición al sol: La exposición a la luz solar es recomendable, aunque de forma precavida. “Esto facilitará la activación de la vitamina D para reforzar el depósito de calcio en los huesos que presumiblemente habrán sufrido un proceso de descalcificación más o menos marcado”, comenta Raúl Vaca.
  • Actividad física: En los primeros días los paseos deberán ser más cortos, para ir adaptándonos poco a poco a recuperar la actividad habitual. “Es recomendable caminar al ritmo que permita la situación concreta de cada persona, pues el sistema muscular se puede encontrar afectado y haberse perdido algo de masa muscular durante el confinamiento”, india el señor Vaca.
  • Evitar tocar el mobiliario público: “En las salidas, se procurará evitar el contacto, aún con guantes, con objetos, superficies y materiales que se encuentren en la vía pública”, indica Raúl Vaca. Es importante tener siempre presente que hay que evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos, ya que son las puertas de entrada del virus.
  • Cambiarse de ropa al llegar a casa: Los zapatos debemos dejarlos cerca de la puerta. No hay que sacudir la ropa que hayamos usado en la calle, y al lavarla es preferible hacerlo con agua caliente, si es posible.
  • Limpiar los objetos que se hayan usado fuera (móvil, gafas…) con una con un pañuelo desechable y solución alcohólica o agua y jabón. Y dejar los que no se necesiten dentro de casa (llaves, cartera…) cerca de la puerta.
  • Afrontar psicológicamente la nueva situación: Este es un periodo de muchos cambios y debemos adaptarnos a la incertidumbre que comporta. La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología ha elaborado un documento con recomendaciones psicológicas para que las personas mayores afronten el desconfinamiento.

Tags relacionados