Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Qué supone que la variante delta se convierta en la predominante en España
iStock by Getty Images

La variante delta del coronavirus, que apareció en India hace pocos meses, se ha convertido en la última sobre la que han puesto todas las miradas los epidemiólogos.

Después de crear la peor ola de la pandemia en India se extendió rápidamente al Reino Unido, dado los ligámenes históricos. En cuatro semanas barrió a la variante alfa, la británica. Pasó de suponer un 10% de los casos al 90%.

Lo han notado con un significativo aumento de contagios. Por eso los británicos han puesto el freno a la desescalada, hasta mediados de julio y tener más población con la pauta completa de vacunación.

Una variante más contagiosa

Los datos que tenemos indican que la variante delta tiene mutaciones que podrían bajar en algún punto la efectividad de la vacuna y ser más transmisible”, ha admitido el doctor Fernando Simón, director coordinador de alertas sanitarias.

  • Eso no significa que tengamos que alarmarnos. Ni esta ni ninguna variante conocida hasta ahora ha esquivado las vacunas.

Por eso la variante delta es “de preocupación”, que significa que hay que seguir su evolución porque es más transmisible. No supone un riesgo claro para la evolución de la pandemia.

Esta variante exige que un número mayor de población se vacune

Con una variante más transmisible lo que hay que hacer es inmunizar un porcentaje mayor de población para asegurarnos la inmunidad de grupo”, ha explicado el doctor Simón.

Duplica el riesgo de hospitalización

Sobre su capacidad de contagio y de provocar un coronavirus más grave no hay consenso.

Según datos de la sanidad inglesa, el Public Health England, es hasta un 64% más contagiosa que la variante alfa, la británica.

El riesgo de que una persona que contraiga la covid tenga que ser hospitalizada es el doble si se contagia de la variante delta que de la alfa.

Pero el doctor Simón no acaba de comprar estos datos. “No podemos valorar el grado real de transmisibilidad en el Reino Unido. Hay factores sociológicos que influyen”, ha dicho.

No ha entrado en detallar esos “factores sociológicos” por no ser políticamente incorrecto. En resumen, significa que se ha extendido por comunidades de inmigrantes indios, con costumbres de mayor contacto y menos seguimiento de las medidas.

Eso puede haber incrementado los contagios más que las mutaciones de la nueva variante.

Crece su presencia en España

Lo que es una evidencia es que la variante delta está consiguiendo ocupar el terreno de la variante alfa. El Reino Unido es un ejemplo de lo que puede pasar aquí. Ya se vio con la variante alfa, que hoy es la mayoritaria en España.

Los datos sobre la variante delta en nuestro país también son poco precisos. No se secuencia igual en todas las comunidades y hay datos incompletos.

En España supone ya hasta el 10% de casos y va subiendo

  • Las últimas cifras indican que la variante delta supone un 1% de los casos”, ha señalado el doctor Simón.

No obstante, ha admitido que sus datos están desfasados en al menos dos semanas.

  • Otras fuentes del mismo Centro Coordinador de Alertas y Emergencias Sanitarias lo actualizan hasta un 4%.
  • Las proyecciones de Gisaid, el consorcio internacional de vigilancia genómica, señalan que esta variante ya llega al 10% de casos.

Y otra advertencia: en Portugal es tan mayoritaria en la capital, que Lisboa ha tenido que confinarse de nuevo por el aumento de casos.

El riesgo de la desescalada

¿Y no puede ser que no secuenciemos lo suficiente y se nos escape su presencia real? Desde Sanidad lo niegan rotundamente.

Se está secuenciando bien. Suficiente. Menos que otros países, y más que muchos otros”, zanja el doctor Simón.

Además, independientemente de la cifra real de implantación, la variante delta “todavía no está teniendo un impacto grande”, insiste el director de alertas sanitarias.

"Es probable que el efecto de esta variante no sea importante"

Mientras continuemos a este ritmo de vacunación, se está frenando su avance. Quizá podríamos conseguir bajar más rápido los contagios si no estuviera, pero “es muy probable que el efecto de esta variante no sea importante”, añade el doctor Simón.

¿Hacia una nueva ola?

Lo que es innegable es que nos pilla con el pie cambiado. Crece cuando en España, y en toda Europa, se relajan las medidas: las mascarillas, el ocio nocturno, por ejemplo.

¿Podría llegar a provocar una nueva ola? Puede afectar sobre todo a los grupos de edad más jóvenes, que aún no están vacunados. Los grupos que tienen menos riesgo.

  • En ningún caso será una ola como las que hemos visto en el pasado”, aclara el doctor. No se van a colapsar los hospitales.

Lo importante es seguir rápido con la vacunación. Y las dos dosis, porque lo que sí se ha visto es que con una sola dosis la variante delta se escapa de los anticuerpos.

Con dos, la eficacia sigue muy alta: 94% de evitar la hospitalización, y 80% de desarrollar una covid leve.