Siguen investigando el origen del coronavirus: aparece en Laos una pista clave

Cada vez hay pistas más claras de dónde pudo originarse el virus que ha provocado la pandemia de covid. Unos científicos que llevan tiempo investigando han hallado en Laos murciélagos con coronavirus casi idénticos del SARS-CoV-2 y que también se contagian a humanos. Con todo, no se descarta la mano humana.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Siguen investigando el origen del coronavirus: aparece en Laos una pista clave
iStock by Getty Images

Un grupo de investigadores del Instituto Pasteur, de Francia, llevan varios meses en las selvas de Laos, junto a la frontera con China, capturando y analizando numerosas especies de murciélagos.

El motivo es, como bien sabes, que el murciélago es el principal reservorio de las cepas de coronavirus. Creen que estudiándolos se puede dar con la clave del origen de la pandemia de covid. Y, de hecho, este equipo ya había hallado pistas el pasado verano que avalaban que el virus pasó del murciélago a los humanos.

Ahora sus trabajos han sido refrendados: ya tienen localizados los murciélagos de los que pudo surgir el coronavirus SARS-CoV-2, el que provoca la covid.

Virus que pueden infectar a humanos

El principal hallazgo es la aparición de tres coronavirus que están muy emparentados genéticamente con el causante de la pandemia. Mucho más que cualquiera de los virus que se habían estudiado y de los que se había sospechado hasta ahora.

  • Estos virus se han encontrado en tres especies distintas de murciélagos.

Son virus que tienen hasta un 96,8% de coincidencia con el virus de la covid. Por ponerlo en perspectiva, el coronavirus más parecido del que se había sospechado hasta ahora era una cepa china que estaban en una coincidencia del 96.1%.

Los tres coronavirus que se han encontrado son capaces de contagiar a los humanos

Los investigadores han presentado sus descubrimientos en un artículo que publica la revista Nature. Han podido comprobar que estos virus son capaces de infectar a las células humanas. Este era una de las grandes dudas: ¿qué animal ha hecho de intermediario para que el virus pase de los murciélagos a los humanos? Pues bien, podría no haber sido necesario ninguno. Estos coronavirus ya tienen capacidad de pasar del murciélago al hombre.

Cómo se transformó en el virus de la covid

Son virus muy parecidos, pero no son el virus de la covid. Por tanto, no estamos aún ante la prueba definitiva. Hubo más cambios en el proceso que llevaron al SARS-CoV-2. Por eso los autores no pueden descartar categóricamente la teoría conspiratoria del origen humano del virus.

  • No es imposible que saliera de un laboratorio. Pero las pistas que están encontrando muestran que es mucho más lógico el origen natural.

El hecho de encontrar tres virus diferentes similares y en tres especies diferentes hace suponer que hay “circulación de virus entre las especies de murciélagos que viven en las mismas cuevas”, apunta Marc Eliot, principal autor del artículo. Eso facilitaría las mutaciones y combinación de linajes diferentes. Eso sería consecuente con lo que sabemos: el SARS-CoV-2 parece una combinación de diferentes linajes, más que una variación de un linaje único.

Que se hayan encontrado tres coronavirus susceptibles de ser el antecedente del de la covid hace posible que se haya podido extender por muchas de las regiones circundantes. Aunque se está investigando en el norte de Laos, donde el instituto tiene un centro de trabajo, es probable que estas mismas especies con estos virus estén también en la zona sur de la vecina China.

El pangolín queda descartado

Si no se rechaza del todo, por prudencia, la intervención humana, la que sí parece totalmente descartada es la otra gran hipótesis: que el pangolín fuera el animal intermedio que contagió el coronavirus a los humanos.

El virus pudo empezar a circular sin ser dañino o las autoridades callaron los primeros casos

Coronavirus capaces de contagiar al hombre circulan a través del murciélago entre las cuevas calcáreas de Laos, el norte de Vietnam y el sur de China. No obstante, están a más de 2.000 kilómetros de la ciudad de Wuhan, el teórico origen de la pandemia. ¿Por qué empezó tan lejos? Los investigadores tienen dos posibles explicaciones:

  • El virus empezó a transmitirse entre humanos sin ser dañino al principio y fue una de sus mutaciones la que hizo que se extendiera sin control y provocara la covid”, explica Eliot, que es director del proyecto.
  • El virus circulaba desde mucho antes de diciembre de 2019, cuando en teoría se declaró el primer caso. El Gobierno chino lo pudieron callar por interés o desconocimiento.

Aviso de una nueva amenaza

Las investigaciones de laboratorio con las cepas halladas confirman que estos virus infectan nuestras células, y también se observa que los anticuerpos que crea el sistema inmune de las personas que se han infectado pueden detener el avance de la infección. En este sentido, los investigadores tranquilizan.

Ellos han investigado 46 especies distintas de murciélagos. Todos tenían una gran cantidad de coronavirus diferentes. Las amenazas potenciales están allí. Cualquiera de estos animales puede entrar en contacto con el hombre.

  • Estos virus tienen tanto potencial de infectar a los humanos como lo tuvieron las primeras cepas del SARS-CoV-2”, remarca Eliot.

Estos murciélagos no están aislados. Están en contacto con personas que pueden convertirse en potenciales portadores de nuevos virus. Eliot menciona algunos: “Los agricultores recolectores del guano (un fertilizante), algunas comunidades religiosas que pasan tiempo en estas cuevas, y los turistas que las visitan”.