Por Diana Llorens

suramerica nuevo epicentro coronavirus

Mientas en Europa parece que lo peor de la pandemia de Covid-19 ya ha pasado y las cifras de muertos y contagiados disminuyen día a día, Suramérica es ahora el centro mundial del coronavirus.

Así lo manifestó hace unos días el director del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan: "en cierto sentido, Sudamérica se ha convertido en un nuevo epicentro de la enfermedad".

Brasil, el país más afectado

Las cifras se han disparado en Brasil en las últimas semanas y actualmente el número de personas contagiadas se acerca a los 412.000 y el de fallecidos supera los 25.500 (a 28 de mayo de 2020).

“Estamos particularmente preocupados porque el número de casos nuevos reportados la semana pasada en Brasil fue el más alto durante un período de siete días, desde que comenzó el brote”, ha asegurado Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Preocupan Perú y Chile

Tanto Perú como Chile también están reportando una alta incidencia, una señal de que la transmisión aún se está acelerando en estos países”, indicó la Directora de la OPS.

  • En Perú, hay ya 135.905 contagiados y 3.983 muertos.
  • En Chile, el número de personas contagiadas es de 82.289 y el de fallecidos, de 841.

COmunidades indígenas

En el Amazonas hay más de 400 comunidades indígenas, la mayoría en zonas remotas y de difícil acceso, que son una población muy vulnerable frente a la COVID-19.

Las comunidades indígenas pueden sufrir un impacto desproporcionado

Hace una semana, la OPS situó en 20.000 el número de casos de coronavirus entre la población indígena de la cuenca del Amazonas y y alertó que, si no se actúa de inmediato para frenar los contagios, estas comunidades pueden sufrir un "un impacto desproporcionado".

Dudas con las cifras

América Latina superó a Europa y a Estados Unidos en el número diario reportado de infecciones por coronavirus, números que sospechamos son incluso más altos de lo que sabemos”, aseguró la Directora de la OPS.

Se sospecha que las cifras pueden ser mayores a las oficiales

  • Algunos países de Suramérica cuentan con sistemas de sanidad y administrativos precarios que hacen pensar que los datos tanto de contagiados como de fallecidos pueden ser irreales.

No es el momento de empezar la desescalada

La pandemia llegó antes a Asia y Europa, y ha dejado cifras devastadoras. La experiencia debe servir para que los países a los que el virus ha llegado más tarde apliquen aquellas medidas de prevención que hayan demostrado ser más eficaces.

  • Hemos aprendido de otras regiones qué funciona y qué no, y debemos continuar aplicando este conocimiento a nuestro contexto”, aseguró la Directora de la OPS.

Sin embargo, algunos países empezaron el confinamiento hace semanas y ahora que se acerca el pico de la enfermedad se están planteando empezar la desescalada porque es imposible mantener el confinamiento desde el punto de vista económico.

Es difícil mantener el confinamiento cuando la economía se hunde

Etienne recuerda que ahora no es el momento de relajar las restricciones o reducir las estrategias preventivas.

  • Relajar el confinamiento conllevaría un aumento de la transmisión del virus que puede ser fatal si coincide con la circulación de la gripe en estos países.

alerta con los grupos de riesgo

El virus de la COVID-19 afecta especialmente a personas con patologías previas como hipertensión, diabetes o enfermedades cardiovasculares o cáncer.

Esto es especialmente preocupante en las regiones donde estas enfermedades están muy extendidas. Aproximadamente 1 de cada 4 personas en nuestra región tienen un mayor riesgo de peores resultados si enferman de COVID-19 debido a enfermedades no transmisibles subyacentes, comentó la directora de la OPS.

No solo preocupa la COVID-19, sino también que las personas con otras enfermedades reciban una atención adecuada. Por ello, es necesario incentivar las medidas de prevención para controlar la propagación de la enfermedad y evitar que se colapsen los centros hospitalarios.