Asesorado por Diego Redolar, subdirector de investigación de Estudios de Ciencias de la Salud e investigador del grupo Cognitive NeuroLab de la UOC

Por Soledad López, periodista especializada en salud

tabaco culpable hombres covid

Hombres y mujeres se infectan por coronavirus en porcentajes similares. Sin embargo, la mortalidad es más alta (un 8%) en hombres que en mujeres (un 4%).

Y parece ser que el tabaco podría ser el responsable. Así lo creen investigadores de la UOC tras una revisión exhaustiva de datos epidemiológicos.

  • En España fuman más de un 25% de los hombres y más de un 18% de las mujeres.

El tabaco debilita el sistema cardiovascular

Es bien sabido que las enfermedades cardiovasculares (ECV) aumentan el riesgo de complicaciones por COVID-19.

Entonces no se explica que, si hombres y mujeres se contagian por igual y las mujeres sufren más ECV, ¿cómo es posible que hayan más hombres con ECV y COVID-19? Seguramente porque fuman más.

Diego Redolar, subdirector de investigación de Estudios de Ciencias de la Salud e investigador del grupo Cognitive NeuroLab de la UOC, nos explica que:

  • Fumar debilita el sistema cardiovascular y si, además, sufres una ECV esa fragilidad se multiplica. Esto explicaría que, en caso de contagio por COVID-19, el riesgo de sufrir la infección de forma grave o de muerte sea mayor. Existen evidencias de la OMS acerca de esta relación”.

De hecho, se sabe que las enfermedades cardiovasculares empeoradas por el tabaquismo están presentes en más de un 30% de las víctimas por coronavirus.

El tabaco “abre” la puerta al coronavirus

Pero no es solo que fumar empeore las enfermedades cardiovasculares (algo que por otro lado ya se sabía), es que el tabaco actúa como mediador del virus.

Redolar, que ha publicado junto con Javier C. Vázquez del Neurocampus de Burdeos dos artículos científicos sobre el tema en las revistas Tobacco Induced Diseases y Tobacco Use Insights, nos explica el efecto biológico que tiene fumar:

  • El tabaco afecta a una proteína (la enzima convertidora de la angiotensina, ACE2) que, entre otras funciones, influye en la presión sanguínea. Por eso fumar incide en la tensión arterial y provoca enfermedades cardiovasculares.
  • Esta proteína también funciona como puerta de entrada de coronavirus como el SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, en las células.
  • El coronavirus se une a los receptores de dicha proteína en las vías respiratorias inferiores y entra en los pulmones de los pacientes infectados.

Las personas fumadoras tienen más riesgo de infección grave

“Fumar aumenta los niveles de estos receptores y, en consecuencia, facilita la entrada del virus en el sistema pulmonar. Esto explica que pacientes con una enfermedad obstructiva crónica (EPOC) o con tabaquismo tengan un riego mayor de infección grave por COVID-19”, asegura el investigador.

  • De hecho, un reciente estudio publicado hace apenas unos días en la revista Frontiers in Public Health y realizado entre más de 1000 pacientes de coronavirus revela que los hombres con COVID-19 tienen niveles más altos de estos receptores que las mujeres a causa del tabaco.

Los investigadores han observado una tendencia similar analizando los datos sobre el brote de SARS de 2003.

Más medidas anti-tabaco

El nefasto vínculo entre tabaco y COVID-19 es evidente, sin embargo no hay mucha información que permita estudiar mejor esta relación.

Por ejemplo, y de ello se queja Redolar, “en España no tenemos datos sobre el hábito de fumar de los pacientes con COVID-19 y deberían registrarse. Probablemente es que el sistema sanitario ha estado tan saturado que no ha reparado en esto, pero debería haberse hecho”.

“También habría que impulsar campañas para reducir el tabaquismo en el contexto actual y, sin embargo, los estancos no han cerrados ni un solo día”, concluye el investigador.

¿Nicotina para el COVID-19?

Recientemente han circulado por las redes informaciones sobre el posible efecto que podría tener la nicotina en el tratamiento de la COVID-19. Hemos preguntado sobre ello al experto y afirma que no es más que una hipótesis del Instituto Pasteur sin ninguna publicación oficial al respecto. Además:

  • “La nicotina es lo que genera adicción pero son las otras sustancias que lleva el tabaco las que son dañinas”.
  • "De confirmarse la información, se abriría la puerta a crear fármacos con nicotina, pero en ningún caso fumar ayudaría en la COVID-19. Son cosas distintas", aclara Redolar.

Tags relacionados