Por Pablo Cubí, periodista

medicamentos coronavirus

En medicina, muchos doctores insisten en que ellos no curan, te curas tú. Eso se puede recordar a la hora de hablar del coronavirus COVID-19.

El virus que empezó en la ciudad de Wuhan provoca en más de un 80% de casos infecciones leves, que nuestro organismo elimina sin mayores problemas.

LOS CIENTÍFICOS ESTÁN buscando el FÁRMACO

La multinacional farmacéutica Grifols, el Barcelona Supercomputing Center (BSC), El instituto IrsiCaixa y el Centro de investigación en Sanidad Animal (CreSA) se han unido para empezar a crear medicamentos para combatir el coronavirus.

  • Este nuevo coronavirus está rodeado de unas proteínas que son las que le dan este aspecto de corona cuando se observa en un microscopio.
  • Estas proteínas le permiten al virus "agarrarse" a unos receptores de las células que encuentran en su camino y las infectan.
  • La idea de este equipo de trabajo (que cuenta con apoyo internacional) es diseñar unos anticuerpos que impidan que la proteína se una a sus receptores.

Mientras tanto se están tratando algunos de los casos con ciertos fármacos que ya había para otras enfermedades.

el TRATAMIENTO para el coronavirus si es LEVE

No hay fármacos aprobados para curar la infección de este coronavirus.

En más de un 80% de casos te curas tú mismo sin ayuda

No hay ningún tratamiento directo con eficacia demostrada”, recalca el doctor José Ramón Arribas, jefe de la unidad de enfermedades infecciosas del hospital La Paz, de Madrid.

Hay que insistir en que es nuestro propio sistema inmunológico el que mayoritariamente es capaz de eliminar el virus.

Los tratamientos son ahora mismo para reducir los síntomas:

  • Analgésicos para posibles dolores musculares o malestar.
  • Antitérmicos para bajar la fiebre.
  • Broncodilatadores, si es infección leve pero que ha llegado a la parte baja de las vías respiratorias.

CÓMO SE MEDICAN LOS CASOS SERIOS

Hay un pequeño grupo de entre 10-15% de casos del coronavirus que se complican, normalmente con neumonía. Y el 5% muy grave, con ingreso en la UVI.

El Ministerio de Sanidad, en los protocolos de actuación insiste en que no hay a día de hoy evidencia clara. Por tanto no se recomienda ningún fármaco específicamente.

Los fármacos son para otras enfermedades y el paciente debe aceptar usarlos

Lo que hay son tratamientos en fase experimental. Y señalan: “Los tratamientos no autorizados deben ser administrados en el marco del uso de emergencia, con estricta monitorización.

  • Se exige autorización previa de los enfermos de que van a recibir fármacos no probados contra esta enfermedad.

Estos tratamientos se basan en ensayos clínicos que se han hecho, sobre todo de China, aunque ya también en Corea del Sur o Singapur, donde hay un número significativo de pacientes.

LOS FÁRMACOS MÁS PROMETEDORES

Lo que hemos hecho es mirar los fármacos que se han usado hasta ahora y apostar por los más prometedores”, explica el doctor Arribas.

Estos ensayos en los que han participado numerosos pacientes con mejores resultados han dado tres tipos de medicación:

  • Lopinavir y ritonavir: es la combinación de dos tratamientos antivirales, comercializado como Kaletra, que se han usado con éxito en el tratamiento del VIH. Es el tratamiento más extendido ahora para neumonías no graves del coronavirus.
  • Interferón: otro antiviral, que se ensayó cuando se estaba investigando sobre otro coronavirus, el MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio). Como se frenó el contagio entonces, ahora se retoman sus ensayos. Se aconseja si se complica la neumonía.
  • El remdesivir: es un tratamiento experimental no autorizado en Europa. Es un antiviral procedente de Estados Unidos. Se utilizaba para ensayos de ébola. Se tendría que solicitar y se plantea para casos muy graves. Hay casi un millar de pacientes en tratamiento en el mundo.

El remdesivir, un fármaco experimental, parece el más prometedor

El remdesivir es un fármaco que ya conocíamos y que parecía prometedor”, apunta el doctor. En ratones ya demostró ser eficaz.

También es el candidato más prometedor según la OMS”, añade el doctor Arribas. “De momento en España lo acabamos de empezar a usar”.

Podemos tener resultados en breve

Quedan muchas dudas aún hasta clarificar si realmente estos medicamentos funcionan. Pero parece que en un mes o dos tendremos ya resultados tangibles.

  • Los ensayos clínicos, pese a la urgencia y que son todos de China, parecen fiables.

Los ensayos son buenos, con un número muy grande de pacientes. Están hechos, tanto para neumonías graves como las leves”, señala el doctor Arribas. “La información científica de China me ha parecido impecable”.

OTRAS OPCIONES EN MARCHA

También hay otros tratamientos que se han probado solo en China con distinto éxito y que aquí de momento no se han recomendado.

  • Cloriquina: Es un fármaco efectivo contra la malaria y otros virus. Es el primero que dio signos de eficacia en los ensayos. Parece prevenir que los casos de neumonía se compliquen reduciendo la velocidad en la que se multiplica el virus. “Parece tener una actividad favorable”, se limita a señalar el doctor Arribas.
  • Oseltamivir: un medicamento que se utilizó en el MERS y que se ha utilizado en China para el COVID-19. No está clara su eficacia y en España no se ha recomendado si no es que el paciente tiene además de este coronavirus una infección de gripe.

No son los únicas propuestas que podemos enumerar. Hay casi un centenar de ensayos con otros medicamentos para probar otro tipo de soluciones.

De hecho, pocas veces se han puesto en marcha tantas propuestas diferentes.

¿cómo se decide a quién medicar?

Pero lo importante ahora también es la atención al paciente.

La vigilancia es básica ante la aparición de un caso, porque se ha comprobado que es a partir de la segunda semana cuando empeoran los casos que se complican”, dice el doctor.

La atención se centra sobre todo en las complicaciones en la segunda semana

Es muy tranquilizador que los casos sean mayoritariamente leves. “Lo difícil a día de hoy es saber a quién tengo que tratar y a quién no con estos fármacos”, añade.

No olvidemos que todos los fármacos también tiene efectos secundarios y pueden ser perjudiciales a algunos pacientes.

No se pueden tomar sin más, sin calibrar pros y contras, sobre todo sabiendo que no se crearon para esta enfermedad.

Tags relacionados