Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Se detecta subida de casos en Reino Unido por una nueva variante Covid-19
iStock by Getty Images

El coronavirus continúa con unos niveles muy altos de transmisión en buena parte del planeta y mientras siga así tendremos riesgo alto de mutaciones.

Por eso no ha de extrañar que el Reino Unido haya detectado un nuevo cambio en la variante delta, que ahora es la mayoritaria en Europa.

En Inglaterra, que lleva semanas sin ninguna restricción, hay otra vez un aumento de contagios. De momento, no se sabe si ese incremento tiene que ver con este cambio o ha coincidido en el tiempo.

Qué supone la nueva variante

Lo que se ha constatado con los primeros datos aislados es que:

  • Con las nuevas mutaciones de esta nueva delta es entre un 10% y un 15% más transmisible.

Esta subvariante, la delta plus, que técnicamente se llama AY.4.2, ya supone el 6%de los nuevos casos de covid en Inglaterra y sigue creciendo.

Es probable que se convierta en mayoritaria en sustitución de la delta actual.

Dos mutaciones en la delta plus la hacen un 10% más contagiosa

El hecho de que se detecte en Inglaterra también se debe a que es el país líder en la secuenciación del virus.

Se sabe que está apareciendo en otros países. En Dinamarca, país que también secuencia mucho, han anunciado que ya es el 2% de casos.

Cómo es la nueva variante

Esta nueva variante delta plus tiene dos mutaciones, cada una de las cuales ya se había visto por separado muchas veces en otras de las cientos de variantes registradas.

Lo que pasa es que “hasta ahora todas las variantes que tenían estas mutaciones han mantenido muy poco nivel de transmisión, ninguna fue en una variante preocupante”, ha explicado el profesor Francois Balloux, director de genética en el University College de Londres.

¿Qué ha pasado entonces en este caso? Según el profesor Balloux, “las mutaciones pueden tener efectos diferentes, a veces inesperados, según la variante en la que aparezcan”.

Si se confirma los datos previos, estaríamos ante la variante más contagiosa registrada hasta ahora del coronvirus.

¿Tenemos que preocuparnos?

La buena noticia es que una mayoría de la población de Europa, por donde se extiende la delta plus ahora (en América los casos vistos son anecdóticos) está vacunada.

  • Y no hay indicios de que ni esta ni ninguna otra variante haya podido esquivar de un modo alarmante la protección que otorgan las vacunas.

No es una situación comparable a la aparición de la variante alfa o delta, que supusieron una mucha mayor transmisión (un 50% o más) de variantes previas”, ha matizado el profesor Balloux.

Las nuevas mutaciones no parecen conseguir esquivar demasiado las vacunas

Estamos ante un incremento de contagios significativo pero pequeño que “no habría de tener un repercusión comparable en la pandemia”, ha añadido.

Lo que recalca este y otros expertos es que el virus aún tiene formas de hacerse más contagioso y no podemos dar la batalla por acabada.

Las vacunas aún protegen

La situación sería muy otra sin la vacuna. Desde las primeras mutaciones se ha visto que han afectado a su eficacia, pero no para suponer un cambio grave. La más llamativa fue la variante beta (en Sudáfrica) que, según algunos informes, soslayó en parte la protección de la vacuna de AstraZeneca.

Otros estudios han confirmado que las principales vacunas siguen siendo efectivas contra todas las nuevas variantes y subvariantes.

El más reciente es un estudio de la Clínica Mayo (Estados Unidos) que analizó cómo se ha reducido la efectividad en las vacunas de ARN mensajero, que era contra el coronavirus inicial de más del 90%:

  • Pfizer protege ahora un 75% ante el riesgo de covid grave y hospitalización, aunque la protección ante una covid leve se reduce hasta el 42%.
  • Moderna aguanta incluso mejor: protege un 81% ante el riesgo de hospitalización y un 76% de infectarse y tener covid leve.

La necesidad de la tercera dosis

Otro estudio, publicado en The Lancet, ha puesto algo más de información sobre qué está pasando con las vacunas. En este caso se ha centrado en la vacuna de Pfizer.

  • Constata que después de seis meses la eficacia para evitar una covid sintomática baja de un 88% a un 47%.

No obstante, siempre se mantenía una protección muy alta ante el riesgo de hospitalización. En este estudio se situaba en el 90%.

La vacuna mantiene la protección muy alta ante la covid grave

La reducción de la eficacia de la vacuna para evitar la enfermedad leve es probablemente consecuencia de una reducción de la inmunidad y no tanto porque la variante delta escape a la protección vacunal”, concluye este estudio.

  • Por eso en Estados Unidos se han apresurado a fomentar una tercera dosis.

Un aspecto controvertido que muchos especialistas consideran innecesario, si seguimos protegidos de una covid grave. Apuestan más por extender la vacunación a otros países poco inmunizados.