Por Pablo Cubí, periodista

volar coronavirus

Después de los atentados a las Torres Gemelas en el 2001 cambió la forma de volar. Se reforzaron las medidas de seguridad y subir a un avión resultó más complicado.

Algo parecido es lo que vamos a poder esperar cuando se retome las rutas aéreas convencionales. Los viajes aéreos van a ser diferentes.

CON MASCARILLA Y MOTIVOS justificados

De momento, como la movilidad entre provincias y con otros países está limitada, ahora no hay prácticamente vuelos.

Las personas que deben coger un avión han de tener motivos urgentes, justificados y demostrables.

Los pasajeros:

  • Van con mascarilla.
  • Se higienizan las manos antes de entrar en el avión.
  • Hay amplia distancia entre los pocos usuarios.

Estamos pendientes de que las autoridades fijen cuál serán las medidas definitivas que se impondrán”, explica Felipe Navío, presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA).

EL DEBATE SOBRE LA DISTANCIA

Se trata de un debate complicado que afecta no solo a un país, pues de estas medidas puede depender que otros estados acepten la llegada de pasajeros.

La Organización Mundial de la Salud es probable que dé unas directrices.

España busca un acuerdo con toda Europa sobre normas en avión

En todo caso será un protocolo que se quiere que sea al menos a nivel europeo.

  • El Gobierno español ha tenido varias reuniones ya en la UE y están tratando de que haya un marco normativo para todos los países.

Si no lo hacen con prontitud, tendremos que tomar nuestras propias medidas”, ha admitido el ministro de Transporte José Ábalos.

A día de hoy el principal factor en disputa es el de la distancia entre pasajeros.

  • Se habla de un metro o dos de distancia.

Sin embargo, la ventilación dentro del avión puede ser un factor de mayor riesgo que en otros ámbitos.

LOS VUELOS SERÁN MÁS CAROS

Si hay que dejar una fila libre de cada dos o el asiento de en medio, obligatoriamente eso va a tener unos efectos sobre los costes”, advierte Felipe Navío.

  • Volar va a dejar de ser barato.

El hecho de que la crisis global haya provocado también un descenso del precio del combustible está por ver que sea suficiente para compensar esta pérdida.

En el caso de las compañías de bajo coste la medida de la distancia puede ser inasumible.

Estas compañías deben conseguir un 90% de ocupación para que les salga los números”, explica Navío.

Las opciones que tendrán es dejar de ser de bajo coste o la quiebra.

EL “PASAPORTE DIPLOMÁTICO”

Desde la AECA, al igual que desde el sector hotelero y otras asociaciones dedicadas al turismo apuestan por una solución: el pasaporte diplomático.

Sería una cartilla de salud que confirmara que el pasajero ha generado los anticuerpos que le protejan del coronavirus.

Un pasaporte sanitario ayudaría a facilitar los viajes

  • En todo caso, en estos momentos una parte pequeña de la población lo podría tener, puesto que las cifras de los que se han infectado no es tan grande como se creía.

Este pasaporte permitiría que estos viajeros no tuvieran que pasar repetidamente por pruebas en aviones, hoteles y otros establecimientos durante su viaje.

OTRAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

A esta medida se sumarían otras posibles medidas que den más garantías:

  • Aumento de test rápidos ante personas con síntomas.
  • Detección con rayos infrarrojos de la temperatura.

Medidas que podrían evitar que se tenga que dejar un espacio tan amplio entre pasajeros.

Las informaciones que nos llegan sobre la eficacia de estas medidas son contradictorias. En Corea del Sur está funcionando”, justifica Navío para defenderlas.

EL APOYO ECONÓMICO

De momento, de nada sirve hablar de las medidas sanitarias si no se entra de lleno en la ayuda económica.

Las compañías aéreas están paradas y perdiendo dinero. Algunas grandes empresas insignias, como Lufthansa, en Alemania, están a punto de vender parte de sus acciones al Estado para que le ayude.

Sin una ayuda de créditos es difícil que las aerolínes puedan volar

Aquí muchas compañías aéreas están a la espera de que se agilice y abran los créditos ICO que se habían prometido.

Medidas necesarias, puesto que las empresas ya dan por seguro que van a recuperar sus vuelos de manera lenta e incierta.

Habrá menos pasajeros por inseguridad sanitaria y económica en estos próximos meses.

Tags relacionados