Por Diana Llorens

sindrome corazon roto coronavirus

El síndrome del corazón roto o miocardiopatía por estrés es un fallo cardíaco temporal que se da como consecuencia de emociones fuertes o situaciones extremas.

Generalmente, las personas se recuperan en días o semanas, aunque en algunos casos raros puede ser mortal.

  • También se conoce como miocardiopatía de Tako Tsubo porque se describió por primera vez en Japón en los años 90 y la parte del corazón afectada (generalmente el ventrículo izquierdo) adquiere una forma similar a la de una vasija tradicional japonesa abombada y con el cuello estrecho que sirve para atrapar pulpos.

Causas del síndrome del corazón roto

No se conocen con certeza las causas de esta enfermedad, pero se piensa que el estrés emocional o físico repentino e inesperado causa una liberación excesiva de adrenalina que puede dañar temporalmente el corazón de algunas personas.

Antes de que se produzca el síndrome del corazón roto, a menudo las personas han vivido una situación física o mental intensa como el fallecimiento de una persona cercana, ganar o perder mucho dinero, un desastre natural, un divorcio, una operación…

Algunos medicamentos también pueden desencadenar el síndrome del corazón roto.

Síntomas del síndrome del corazón roto

Los síntomas más comunes del síndrome del corazón roto son parecidos a los de un ataque al corazón, aunque a diferencia de este, normalmente las arterias no están obstruidas. Hablaríamos básicamente de:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar

Aumento de casos por la Covid-19

Un estudio realizado en hospitales de Ohio (EE. UU.) analizó los casos de síndrome de corazón roto entre los pacientes con síndrome coronario agudo durante la crisis sanitaria por la Covid-19 y los comparó con los de cuatro periodos anteriores a la pandemia.

  • Se observó que durante la pandemia hubo un 7,8% de casos, mientras que antes de la pandemia había entre un 1,5% y un 1,8%.

El estrés puede tener efectos físicos en nuestros cuerpos y nuestros corazones, como lo demuestran los diagnósticos crecientes de miocardiopatía por estrés que estamos experimentando”, indica el doctor Ankur Kalra, uno de los autores del estudio.

Los pacientes con miocardiopatía por estrés durante la pandemia estuvieron más días ingresados en comparación con los casos anteriores, pero no hubo diferencias en la mortalidad entre los dos grupos.

Ninguno de los casos de síndrome del corazón roto estaba infectado por el virus de la Covid-19, lo que ha llevado a los investigadores a determinar que el aumento de casos se debe a la angustia psicológica, social y económica que acompaña a la pandemia y no al virus de la Covid-19.

Estos hallazgos sugieren que el estrés psicológico, social y económico relacionado con la pandemia de Covid-19 se asoció con una mayor incidencia de miocardiopatía por estrés”, concluyen los autores.

"Es importante que las personas que se sientan abrumadas por el estrés se comuniquen con su médico. El ejercicio, la meditación y la conexión con familiares y amigos, manteniendo la distancia física y las medidas de seguridad, también pueden ayudar a aliviar la ansiedad", indica el doctor Grant Reed, autor principal del estudio.

Tags relacionados