Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

España aprueba la tercera dosis, pero solo para personas inmunodeprimidas
iStock by Getty Images

España de momento no va a poner una tercera dosis de refuerzo general a la población ya vacunada.

Pese a la recomendación que han hecho la farmacéutica Pfizer y que ya están siguiendo países como Israel, Estados Unidos, o incluso algunos de la UE como la República Checa.

La decisión en España es empezar a vacunar con una tercera dosis a las personas “con el sistema inmune comprometido, como puede ser por un transplante”, según ha especificado la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Solo a grupos minoritarios

En este sentido, nuestro país se alinea con la recomendación que ha hecho el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea del Medicamento, que poco antes habían anunciado que “no existe una necesidad urgente de administrar una dosis de refuerzo en la población con pauta completa”.

"No existe necesidad urgente de la tercera dosis a la población en general"

La ministra ha querido dejar claro que no se trata de revacunar, sino de dar esa tercera dosis de refuerzocomo parte de su vacunación primaria”.

Es decir, sirve para aquellas personas que con la pauta de dos dosis no lograron los niveles de inmunidad necesario, puedan completar sus defensas con esta tercera dosis.

En este grupo, en principio, solo se plantea que estén las personas que por la enfermedad o por el tratamiento médico tengan ahora un sistema inmune muy débil: trasplantados, enfermos oncológicos y otras patologías.

¿Qué pasa con los mayores?

A nadie se le escapa que el sistema inmune, como en general todo el organismo, se debilita con los años. Por tanto, es posible que las personas de más edad pudieran entrar en esta categoría.

La ministra Darias no ha querido entrar en este punto y en este momento de la pandemia. Insiste en que no hay “necesidad urgente” de otras dosis, aunque ya en su momento adelantó que podría ser necesario.

El ECDC sí especifica que recomienda ya la tercera dosis a las personas “mayores y frágiles, sobre todo las que viven en centros cerrados, como residencias”.

Otros países, como el Reino Unido o Francia van más allá y ya han confirmado que este otoño se abrirá la vacunación para los mayores de 65 años.

¿Por qué hay criterios diferentes?

Detrás de esta disparidad de criterios hay varios factores, y no solo sanitarios, que lo explican.

  • Israel abre la vacuna a todas las edades. Este pequeño país tiene intereses concretos con Pfizer, con el que llegó a acuerdos que le han permitido ser los primeros, y ya hace meses, en tener la mayor parte de la población vacunada.

Además, han relajado mucho las medidas de prevención y han notado un fuerte incremento de casos.

  • Estados Unidos tiene un importante problema social de rechazo a la vacuna. En este punto es imposible conseguir frenar la transmisión, así que la Administración intenta asegurar la protección de los ya vacunados.

Cada país tiene sus propios criterios según su grado de vacunación

  • El Reino Unido se ha vacunado mayoritariamente con AstraZeneca, que no tiene el grado de inmunidad de las vacunas de ARN mensajero (Pfizer y Moderna), aspecto que se ha notado con la variante delta.

También allí han relajado otras medidas de control de la transmisión, como distancia y mascarilla.

  • Las farmacéuticas, lógicamente, tienen especial interés en que se apruebe una dosis adicional. No es solo un elemento económico. Es cierto que los estudios confirman que baja el nivel de inmunidad con el tiempo.

¿Será necesaria la tercera dosis?

El debate, por tanto, no es si baja la inmunidad, sino cuánto y en cuánto tiempo. La inmunidad frente a la covid no es un interruptor que se enciende o apaga. Se va degradando y cada vez es más fácil que volvamos a padecerla.

Como ya sabes, eso depende de lo fuerte que sean tus defensas. Un estudio israelí constata que los mayores de 60 años tienen más riesgo de contagiarse cuando ya ha pasado medio año desde recibieron la pauta completa de la vacuna.

También depende de las vacunas. La de Moderna es la vacuna que mejor grado de inmunidad da, seguido de cerca de Pfizer y después AstraZeneca o Janssen.

Se combinarán vacunas

Por eso España parece decidida a dejar de apostar por AstraZeneca y ya insinúa que en caso de una tercera dosis de refuerzo “sería con pauta heteróloga”, que significa que se pueden mezclar vacunas.

Es decir, es probable que se ponga a todos Pfizer, Moderna o alguna otra que esté aún por aprobar.

No olvidemos, que hay varias vacunas nuevas en estudio y que prometen ser mejores a las ya administradas.

  • Vacunas mejor preparadas contra nuevas variantes.
  • Vacunas que eviten que los vacunados transmitan la infección.

Aspectos que los inmunógenos actuales consiguen solo a medias.