Por Diana Llorens

vuelta colegio degun pediatras

Hasta el próximo curso (en septiembre si nada cambia) no veremos a los niños volver al cole en España, pero todavía no se sabe con certeza como será.

Ante esta incertidumbre, desde laAsociación Española de Pediatría (AEP) han lanzado una propuesta que aboga por una apertura gradual de las escuelas y colegios, teniendo en cuenta la situación epidemiológica de cada lugar y la edad de los alumnos.

Los niños puede ser focos de transmisión

No hay suficiente evidencia científica con respeto al potencial transmisor de los niños de modo que debemos asumir que los niños son contagiosos y posibles fuentes de reintroducción de la transmisión a otras poblaciones vulnerables”, asegura la doctora María José Mellado, presidenta de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Para garantizar la seguridad de los menores y minimizar el riesgo de transmisión, la vuelta al colegio debe ser paulatina y progresiva, deberá contemplar recomendaciones específicas para cada grupo de edad y su aplicación debe ser consensuado con los expertos en educación”, añade la doctora Mellado.

Guarderías, Escuelas infantiles y Educación infantil

Esta franja de edad es la que supone un mayor riesgo ya que es más difícil que los niños pequeños cumplan con las medidas de distanciamiento.

Desde la AEP proponen que las clases sean de 5 niños y un cuidador, y que las actividades colectivas como el patio, el comedor o la siesta se hagan también en grupos de solo 5 niños.

Se aconsejan clases de 5 niños en guarderías y educación infantil

Los profesores deberían contar con un adecuado equipo de protección para el contacto directo con los niños.

  • No se recomienda el uso de mascarilla ya que es difícil que se pueda cumplir, pero se extremará el distanciamiento social en lo posible. En los niños mayores de 5 años, se puede usar en los periodos de mayor riesgo.

Educación Primaria (6-12 años)

En esta franja, los pediatras de la AEP recomiendan flexibilizar los horarios de entrada y salida de los centros para evitar aglomeraciones.

También recomiendan, en la medida de lo posible, reducir el tiempo presencial en los colegios. Para ello, proponen establecer horarios por turnos y combinar períodos de actividad académica presencial con la no presencial.

En primaria se aconseja flexibilizar los horarios de entrada y salida

El número de alumnos por aula podría ser algo mayor que en el caso de los más pequeños, pero hay que vigilar bien que se cumplan las medidas de distanciamiento e higiene, así como controlar los posibles síntomas.

  • En los periodos de mayor riesgo, se puede implementar el uso de mascarilla.
  • El uso de guantes no está recomendado ya que su uso continuo puede facilitar la transmisión del virus.

Educación Secundaria (12-16 años)

En los alumnos de esta franja de edad, la AEP considera que el riesgo de contagio puede ser menor, ya que los alumnos tienen más capacidad para entender y aplicar las medidas de distanciamiento, higiene y protección.

  • En este caso y en relación a la prevista mezcla de contenido presencial y online, la AEP indica que hay que prestar atención y minimizar la brecha digital.

Higiene en los centros educativos

La higiene es uno de los puntos claves para evitar la propagación del virus. Los pediatras indican que las escuelas deben exigir el lavado regular de manos al entrar y salir del aula, antes y después de las comidas o de ir al baño.

  • La ventilación de las aulas debe ser frecuente (abriendo las ventanas y puerta varias veces al día), así como la limpieza y desinfección de las aulas y todas las superficies, que debe realizarse como mínimo una vez al día.

Mascarillas en la Actividad física

Dado que la actividad física puede aumentar la excreción de virus, los expertos de la AEP recomiendan que

  • Los niños usen también la mascarilla al hacer deporte y durante el recreo.

Disposición de los pupitres

Además de reducirse el número de alumnos por aula, también se deberá modificar la disposición de los pupitres para garantizar el distanciamiento.

Casos confirmados o sospechados

Aquellas personas que estén enfermas no deben asistir a la escuela, ya sean alumnos, maestros o personal del centro.

  • Desde la AEP indican que deben establecerse criterios claros para no acudir al centro educativo, y que se dividirían en criterios clínicos (malestar, síntomas respiratorios de vías altas, diarrea, fiebre, etc.), y criterios de laboratorio que evidencien una infección activa por SARS-CoV-2 (una prueba PCR positiva, o una serología con IgM positiva).

Además, los centros deberán tener un plan de acción para gestionar los casos positivos.

Evitar aglomeraciones

Las entradas y salidas se deberán realizar de forma escalonada para que no coincida un gran número de niños y padres a las puertas del centro educativo.

Información sobre la COVID-19

Los expertos de la AEP recomiendan a los centros proporcionar información sobre la Covid-19 (situación de la enfermedad, medidas de prevención etc.) de forma transparente y proactiva.

Apoyo a poblaciones vulnerables

Los centros, en colaboración con los servicios sociales, deben seguir dando apoyo a los grupos más vulnerables y asegurar servicios necesarios como el comedor o el apoyo a los niños con necesidades especiales o en riesgo de exclusión.

La presidenta de la AEP indica que “este plan no será posible de acometer correctamente si no existe un plan previsto con antelación de conciliación para las familias, que destine los recursos para el proyecto, y que se arbitre un acompañamiento permanente de los menores mientras los padres estén en el puesto de trabajo”.

Tags relacionados