Por Pablo Cubí, periodista

como evoluciona la pandemia

Hemos empezado septiembre con unas cifras de contagios que no queríamos. Las estrategias del verano pueden haber evitado males mayores, pero no han conseguido frenar focos de transmisión comunitaria descontrolada.

Las autoridades sanitarias han admitido que esperaban una nueva oleada de contagios, pero no que llegara tan rápido.

¿Y ahora qué? ¿Se va a conseguir doblegar la curva? ¿La reincorporación al trabajo y los niños al colegio van a complicar la situación?

SE DETECTA MÁS Y SE PUEDE PREVER

La duda y la falta de confianza es lógica. Si los expertos se equivocaron antes, se pueden volver a equivocar. Pero eso es no haber leído bien sus pautas.

  • Los epidemiólogos rara vez son taxativos. Hablan de probabilidades, de líneas de evolución.
  • Además, hay que decir que la situación es muy distinta. Ahora se detecta mucho gracias a los controles administrativos, mayor atención ciudadana y más test de PCR.

No se puede tener seguridad si se detecta un 70 o un 90% de los casos. Pero hay suficientes factores para pensar que es un porcentaje muy alto.

Sin saber el 100% siempre hay margen de error

Si supiéramos que estamos detectando el 100 % podríamos predecir muy bien qué podemos esperar”, ha explicado el doctor Fernando Simón, director del Centro Coordinador de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Podríamos entonces predecir exactamente cuántos casos nuevos se van a ir produciendo. Con los datos que tenemos es más difícil.

Aunque, a diferencia de marzo, que no se controlaba casi nada, y se escapaban el 90% de contagios, ahora sí sabemos hacia dónde va la epidemia y podemos intentar redirigirla.

VA A ESTABILIZARSE UNOS DÍAS

La previsión de la evolución de la pandemia no es homogénea, como no lo ha sido durante estos meses, desde el final del estado de alarma.

Han ido apareciendo focos importantes en algunas zonas que han obligado a tomar medidas drásticas, incluso confinamientos parciales.

Esto vamos a poder seguir viéndolo. “No todo el país va a la misma velocidad”, ha dicho el doctor Simón.

  • En general, la evolución al alza parece ir más despacio de lo que iba.

Las zonas con incrementos hace unas semanas ahora se reducen y otras que iban bien ahora crecen.

  • Unos 20 o 30 provincias van estabilizándose e incluso decreciendo.

Al menos durante unos días creo que vamos a seguir viendo esta estabilización” de la curva, ha vaticinado el epidemiólogo.

EMPEORARÁN ZONAS AHORA A SALVO

Factores como la vuelta al colegio y a los centros de trabajo tendrán impacto. No sabemos todavía cuál.

Sí que podría ser un impacto importante en las zonas donde ha habido muy baja transmisión y ha habido muchos residentes que regresen de zonas donde había más casos”, ha explicado el doctor Simón.

El impacto de la vuelta trabajo será mayor en zonas tranquilas

Se espera que ocurra lo contrario en zonas que en estos momentos están con cifras altas de contagios.

El impacto de la vuelta al colegio o al trabajo va a ser menor en estas zonas”, ha dicho el doctor.

¿HABRÁ BROTES EN LOS COLEGIOS?

Antes de asustarnos por los contagios infantiles, también hay que hacer algunas apreciaciones.

Tenemos que tener claro que no es lo mismo detectar brotes de transmisión en un colegio que casos que se han producido en la comunidad, pero se han detectado en el colegio.

  • Si detectamos un número de casos en la población infantil equivalente a lo que se debería observar a tenor del número de contagios que hay en esa localidad, no es un problema del colegio.
  • Si los casos del colegio son mayores de lo que esperaríamos a tenor de cómo es la transmisión comunitaria, sí que es un problema del centro escolar.

Ahora mismos estamos por la educación presencial porque es la que da mejor calidad”, ha insistido el doctor Simón. Tenemos que intentar que con las medidas de prevención, se pueda conseguir.

No hay que descartar que se vaya a cerrar algún colegio. Pero hemos de esperar que sea “en ámbitos geográficos relativamente pequeños”, ha apuntado. Eso implica responsabilidad de todos: administraciones, centros, alumnos y padres.

NO SE CONTEMPLA CIERRES GENERALES

Lo que no tiene sentido es valorar cierres generalizados de colegios ahora mismo”, ha insistido el epidemiólogo.

El factor humano en este sentido es fundamental para controlar los brotes.

Las autoridades sanitarias dependen de que los padres tengan la suficiente ética de no llevar al niño al colegio si hay indicios de que está enfermo.

La responsabilidad de todos es fundamental para contener la epidemia

Esto se ha visto muy claramente en el problema del ocio nocturno, principal foco de contagio durante agosto.

Pese a las peticiones insistentes, un número significativo de jóvenes y jóvenes adultos obviaron las recomendaciones de distancia e higiénicas.

No ha sido hasta que se han cerrado los locales nocturnos, que se han reducido significativamente los brotes masivos que generaron.

Tags relacionados