Por Pablo Cubí, periodista

contagiados inmunes covid19

Una de las preguntas más importantes que se está haciendo ahora la comunidad científica que lucha contra la pandemia de coronavirus es doble:

  • ¿Las personas que se infectan quedan inmunes?
  • Si la respuesta es sí, ¿durante cuánto tiempo?

Hay un hecho ya constatado. Las personas que se infectan desarrollan unos tipos específicos de anticuerpos (de defensas) que atacan al virus.

QUIEN PUEDE TENER INMUNIDAD

La duda es si todo el que desarrolla esos anticuerpos está ya inmunizado y no puede volver a contagiarse.

La respuesta es difícil. En base a los datos más recientes que tenemos, de las personas que han pasado la infección un 70% tienen los llamados anticuerpos protectores o neutralizantes”, contesta el doctor Jordi Vila, presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.

Estos anticuerpos protectores, en principio, harían que las personas no tendrían que tener otra vez la infección.

Siete de cada diez enfermos conservan anticuerpos protectores

Además, aunque quede un residuo de virus en la zona de la nariz o en la garganta, este residuo no puede volver a provocar un rebrote.

¿QUÉ PASA CON EL RESTO DE INFECTADOS?

Existe por tanto un 30% de infectados sobre los que se tienen serias dudas que sean inmunes.

  • Habría un 25% que producen anticuerpos, pero no en una cantidad suficientemente alta”, explica el doctor Vila.
  • Por último, hay otro 5% que no producen anticuerpos protectores, según el estudio. Normalmente se trata de gente joven.

Un 5% puede atacar el virus con linfocitos y no los anticuerpos habituales

Esta gente se han curado de la COVID-19, pero no de la misma manera que la mayoría. Han hecho otro tipo de respuesta inmunitaria. No se puede garantizar que esa respuesta dé inmunidad.

Los casos leves también dan la inmunidad

  • Un reciente estudio coordinado desde el Hospital Mount Sinai de Nueva York asegura que el 98% de los afectados que han pasado la COVID-19 pero de una forma asintomática o leve generan anticuerpos. La única duda, una vez más, es hasta cuando duran estos anticuerpos.
  • El estudio se ha realizado con un nuevo tipo de test que además de detectar la presencia de anticuerpos, indica la cantidad.

CÓMO FUNCIONAN NUESTRAS DEFENSAS

La respuesta inmunitaria del ser humano (y de muchos animales) tiene dos partes:

  • La respuesta humoral. Es la más conocida. Es la de los anticuerpos.

Ya hemos explicado que el cuerpo humano desarrolla unos anticuerpos específicos frente a este coronavirus. Se denominan igM y IgG.

Primeros los igM y días más tarde los igG viajan a través del flujo sanguíneo, detectan la proteína que envuelve al coronavirus y lo destruyen.

Estos anticuerpos son los que detectan los test de sangre (test serológicos) que se utilizan para saber si la persona ha pasado o no la COVID-19 cuando ha dado pocos síntomas o síntomas imprecisos.

  • La respuesta celular. Hay una serie de células que participan también en el sistema inmune. Los linfocitos o glóbulos blancos.

Hay varias clases de linfocitos. Dos pueden tener aquí un papel importante.

  1. Los linfocitos B, que son células encargadas de producir los anticuerpos.
  2. Los linfocitos T, que son otras células que ayudan a eliminar el virus y a veces los propios anticuerpos sobrantes.

Ese 5% al que no le detectan anticuerpos puede ser que su respuesta hubiera sido más vía celular; es decir de linfocitos B más que de anticuerpos”, explica el doctor Vila.

¿CUÁNTO TIEMPO DURA LA INMUNIDAD?

El otro interrogante, ¿cuánto tiempo dura la inmunidad de esos anticuerpos?, no tiene aún respuesta.

No tenemos periodo histórico para comparar. El comienzo es octubre o noviembre, cuando empezó la pandemia.

Las primeras pruebas hacen pensar que dura al menos seis o siete meses

Hasta que no pase más tiempo y podamos hacer más revisiones de las personas que ya se han curado no habrá respuesta.

Las pruebas hasta ahora señalan que al cabo de un mes la cantidad de anticuerpos se mantiene igual”, apunta el doctor Vila.

Podríamos augurar que dure al menos seis o siete meses. Pero no hay certeza que en tres meses no puedan haber desaparecido.

La referencia de otros anticuerpos es muy variada. Algunos duran de por vida y otros no pasan de siete meses.

  • Por ese motivo, la propuesta de hacer un carnet de inmunidadpara que circulen sin problemas los que han pasado la enfermedad es problemática.

No es ya solo un dilema ético. Hay un porcentaje de curados que no tenemos la certeza de que no recaigan.

¿Y QUÉ PASA CON LOS NIÑOS Y JÓVENES?

Uno de los aspectos más intrigantes de la nueva enfermedad es por qué la gente responde de manera diferente ante el coronavirus.

Especialmente, en el caso de los más jóvenes, que mayoritariamente pasan casi sin dejar que el virus les afecte.

  • Uno de los planteamientos es que quizá haya un factor genético.

Hay que tener en cuenta que la respuesta inmunológica no solo cura.

Una reacción en cadena del sistema inmune puede agravar el problema

La respuesta inmunológica es también la culpable en un gran número de los casos de pacientes que fallecen por la COVID-19.

  • No mata el virus en sí, sino la respuesta excesivade los anticuerpos, que incluso después de eliminado el virus provocan daños en órganos vitales.

Ese es uno de los aspectos que ahora investiga Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

"La respuesta inmunitaria está siendo diferente y pensamos que la genética podría explicar, al menos parcialmente, esta diferencia", explica Ana Planas, investigadora del CSIC.

  • Están haciendo un estudio con personas contagiadas menores de 60 años y que no tuviera enfermedades previas. Lo que se hace es analizar su genoma.

"Nos vamos a centrar en estudiar los genes que tienen que ver con esa respuesta inmunitaria", añade la investigadora Planas.

Queda mucho por investigar, pero se van dando pasos importantes para conocer mejor este coronavirus.

Tags relacionados