Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Estudio OMS de la gestión de la pandemia, se podróa haber evitado
iStock by Getty Images

Esta pandemia de covid ha resultado ser el “Chernóbil del siglo XXI” y, como aquel terrible desastre nuclear, “podía haberse evitado”. Existen mecanismos que frenan este tipo de desastres sanitarios.

Así de contundente es el resumen que hacen el grupo de expertos contratados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para analizar qué falló en los mecanismos de contención del coronavirus para que se convirtiera en el mayor desastre que hemos vivido en las últimas décadas.

El informe es duro. No señala culpables por sus nombres. Pero basta mirar a los dirigentes para saber que había muchos que no estaban preparados para esto.

Qué dice el informe de la OMS

El informe es importante por ser el primero oficial, internacional e independiente. Está elaborado por ex jefes de gobierno y especialistas en relaciones internacionales. Es un trabajo extenso, de casi un centenar de páginas.

Lo más significativo son dos aspectos:

  • El mundo “perdió” un mes al inicio de la crisis por indecisión y complacencia.

Ya fue triste ver cómo se miraban la China como un espectáculo. Después de que el 30 de enero de 2020 la OMS declarara la covid una emergencia, la mayoría de países siguieron sin reaccionar.

"Febrero fue un mes de oportunidad perdida para evitar una pandemia. La mayoría de los países optaron por esperar y ver, en lugar de tomar medidas más firmes que podrían haber contenido el virus", ha dicho Helen Clark, ex primera ministra de Nueva Zelanda y copresidenta del grupo.

Esperaron a ver cómo se iba expandiendo y recibía ya la calificación de pandemia. Esto ha llevado a la segunda conclusión.

  • La OMS es “claramente incapaz de prevenir un problema similar y necesita reformas radicales.

El sistema tal como está no frenaría otro nuevo patógeno con capacidad de infección para provocar otra pandemia -advierte el informe-. Un riesgo que podría surgir en cualquier momento.

recomendaciones para el futuro

Sus recomendaciones, por tanto, van dirigidas a la creación de un sistema de vigilancia y actuación mucho más efectivo y práctico.

  • Este órgano, que llaman Consejo Mundial de Amenazas para la Salud, tendría que estar formado por jefes de Estado, con verdadera capacidad de mando, y no por funcionarios.
  • Aprobar un nuevo convenio mundial con un sistema de vigilancia “basado en la transparencia” y que permita a la OMS anunciar brotes con potencial pandémico de forma inmediata y enviar expertos para investigar. Una poco velada reprimenda a China.

El estudio ve necesario un organismo con jefes de Estado al mando

  • Crear un fondo entre los países ricos de “al menos mil millones de dosis de vacunas de la covid” como tarde en septiembre para poder atajar la expansión del virus en los países en desarrollo.
  • A largo plazo, la creación de un mecanismo internacional de financiación que aporte al menos cinco millones de euros al año para que en caso de una nueva crisis sanitaria haya un fondo con el que actuar.

Otras lecciones de la pandemia

Las estanterías de las Naciones Unidas y de los gobiernos de todo el mundo están llenas de informes científicos sobre crisis sanitarias anteriores y nadie prestó atención a esas advertencias”, ha criticado la expresidenta de Liberia Ellen Sirleaf, codirectora del informe.

La idea es que esta vez sí aprendamos para que no cometamos por enésima vez el mismo error.

Es el resumen del análisis oficial más importante que se ha hecho, aunque muchos otros han ido en direcciones parecidas. En España, acaba de editarse “Lecciones de una pandemia” (Anagrama) del doctor Salvador Macip.

Algunas de las ideas del informe las explica de un modo más claro. “La OMS tiene las manos atadas porque su supervivencia depende de los mismos que le deberían obedecer: los países fuertes”, escribe.

También reclama una distribución más racional de las fábricas de las farmacéuticas, “a fin de evitar la concentración en algunos territorios”.

La geografía es importante. Suele ocurrir que las primeras dosis que se fabrican se distribuyan en el mismo país, incluso si no es el más afectado.

Consejos que nos atañen como sociedad

Entre los objetivos que aporta el doctor Macip y que nos atañen a todos cabe añadir:

  1. Evitemos la improvisación en todo lo posible. En temas de salud hay que esperar lo mejor y prepararnos para lo peor.
  2. Hay que incorporar mejor a los científicos en los procesos de tomas de decisiones. Aboga por comités de expertos amplios y multidisciplinares.
  3. Implicar mas a la población en la ciencia, “facilitando el flujo entre los expertos y el público”.
  4. Debemos ser respetuosos con el entorno, aunque sea por motivos egoístas: “si maltratamos el planeta sufriremos las consecuencias”.
  5. Es necesario que la población coopere y para ello hay que darle información clara y honesta. Eso significa independiente de los intereses políticos, económicos y de todo tipo.