Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Las guarderías no son foco de contagio de coronavirus
iStock by Getty Images

Las guarderías y los parvularios no son un foco de contagio para niños menores de 4 años. Lo demuestra un estudio realizado en Francia que se suma a otros tantos que, a día de hoy, han demostrado que los más pequeños ni son grandes transmisores de la Covid ni sufren la enfermedad de forma grave.

Una buena noticia que, sin embargo, pone en duda que fuera una buena decisión cerrar los colegios de marzo hasta el verano en 2020 en países como España.

Las medidas anticontagio funcionan

En Francia, el confinamiento domiciliario se produjo entre el 17 de marzo y el 11 de mayo de 2020. En ese tiempo la mayoría de guarderías y colegios se cerraron, pero algunos se mantuvieron abiertos para acoger a hijos de personal esencial.

Las que permanecieron abiertas se estrenaron en los protocolos de seguridad anticontagio con los que hoy están tan habituados los niños de muchos lugares de Europa:

  • Grupos reducidos (en este caso había solo 6-8 niños por aula).
  • Mascarilla.
  • Distancia física.
  • Desinfección de superficies.

Los padres no podían entrar en el colegio y si los niños tenían síntomas del Covid no podían acudir a clase. Exactamente igual que ahora.

Y, como ahora, también funcionó porque hubo pocos contagios.

Los niños se contagian en casa, no en el aula

El estudio francés, dirigido por Camille Aupiais del Hospital Jean-Verdier de París y publicado en The Lancet Child & Adolescent Health, estudió los casos de 327 niños entre 5 meses y 4 años, 197 trabajadores con una media de edad de 40 años, y un grupo control de 164 adultos con una media de 42 años.

En los meses que duró el confinamiento francés (del 17 de marzo al 11 de mayo del pasado año) se detectaron:

  • 14 casos entre los niños, es decir, solo un 3,7% de los niños se contagiaron.
  • 14 entre el personal de las guarderías (un 6,8%).
  • 9 en el grupo control (5%).

Las cifras fueron estas y las observaciones de los investigadores las siguientes:

  • No hubo apenas más positivos entre los trabajadores de las guarderías y el grupo control.
  • Los 14 niños que dieron positivo eran de centros diferentes. En un centro hubo dos casos pero estaban en clases distintas y no tenían contacto.

Conclusión:

  • No se produjo transmisión del coronavirus entre los niños, no se lo contagiaron de unos a otros.
  • Los investigadores dedujeron que se contagiaron en casa porque el 55% de los niños que dieron positivo en SARS-CoV-2 tenían uno de los padres infectados.

"Los resultados del estudio sugieren que las guarderías no son foco de infección y que los niños más pequeños no transmiten el virus de forma tan amplia", afirma la Dra. Aupiais.

¿Por qué los niños transmiten menos el coronavirus?

Según la Organización Mundial de la Salud, de los casos diagnosticados de Covid:

  • Solo el 1,2% corresponde a menores de 4 años.
  • Un 2,5% son niños entre 4 y 14 años.
  • Un 9,6%, son jóvenes entre 15 y 24 años.
  • Un 64% corresponde a personas entre 25 y 64 años.
  • Algo más del 22% son mayores de 64 años.

Pero, ¿por qué los niños no se contagian tanto, tampoco son grandes transmisores y si contraen la Covid la padecen de forma leve o asintomática? Las teorías son varias:

Tienen un sistema inmune más rápido y eficaz

Una de las causas podría estar en la respuesta innata de su sistema inmunitario, el que nos protege de las infecciones.

  • Se sospecha que en el caso de los pequeños, la respuesta de las defensas ante el SARS-CoV-2 es más rápida y eficaz, lo que evitaría la replicación del virus.

La teoría es lógica ya que con la edad el sistema inmunitario, como el resto del organismo, se deteriora. Por eso los más mayores tienen un sistema inmunodeprimido, y ese es uno de los principales factores de riesgo de sufrir una Covid grave.

Crean anticuerpos contra el virus

Otro estudio publicado en Nature inmunolgy apunta que los niños producen anticuerpos que van dirigidos a la proteína Spike (púa en inglés) con la que el virus entra en las células humanas para replicarse.

Los virus tienen un código genético muy sencillo, el ARN, y necesitan acceder al ADN celular para multiplicarse.

Tienen menos receptores ACE2

Si la proteína Spike es la llave con la que el SARS-CoV-2 entra en la célula, la proteína humana ACE2 es la cerradura que le permite el acceso.

  • Un trabajo publicado en Science confirma este mecanismo y constanta que los adultos tienen más receptores de ACE2.

Se desconoce por qué los niños tienen menos, pero lo cierto es que esta característica reduce las posibilidades de infección.

Más inmunidad cruzada

Los niños contraen con facilidad coronavirus menos agresivos como los que provocan los catarros.

Esto podría otorgarles cierta inmunidad cruzada que los protegería frente a la Covid.