Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

test serologico evitar confinamiento

Realizar un test serológico a todas aquellas personas que, dentro del entorno educativo, den positivo en la prueba PCR: es la nueva propuesta de la Agencia de Salud Pública de Catalunya que, según palabras de Jacobo Mendioroz, subdirector general de vigilancia y respuesta a emergencias de la entidad, “puede ahorrar muchos aislamientos”.

De hecho, este protocolo ya se ha seguido con un alumno de un colegio de Manlleu que dio positivo en coronavirus, y evitó que más de 20 personas tuvieran que ser confinadas.

¿Cuál es el mecanismo que explica que pueda tomarse esta decisión? Parece ser que cuando nuestro organismo ya ha generado anticuerpos para combatir el virus, se elimina el riesgo de contagio por parte del portador, ha explicado Jacobo Mendioroz.

De ahí la propuesta de la Agencia de Salud Pública de Catalunya que, de momento, pondrá en marcha en el ámbito escolar.

  • En función de los resultados que proporcione, se valorará si hay que implementarla definitivamente o no.

    Si este doble positivo (en el PCR y en el test serológico) se da de forma poco frecuente, es posible que el protocolo se descarte. La razón no sería más que la de evitar llevar a cabo una prueba invasiva al infectado por coronavirus (ya que se necesita extraer sangre para realizarla), ha apuntado el epidemiólogo.

No todos los test serológicos son iguales

Los test serológicos detectan dos tipos de inmunoglobulinas (IgM e IgG), anticuerpos que pueden generarse ante la presencia del virus. Existen principalmente dos métodos para lograrlo: el rápido y el de inmunoabsorción (conocido también como ELISA).

  • Con el test rápido basta una gota de sangre para detectar este tipo de anticuerpos. Pueden hacerse en casa, mediante un pinchacito en la yema de un dedo, y el resultado se obtiene en unos 15 o 20 minutos.

    El problema es su fiabilidad: los que hay en la actualidad "tienen una especificidad (seguridad en el resultado) que deja mucho que desear”, nos contó Marta García Collía, vocal de análisis clínicos del Consejo General de Farmacéuticos. Así, se calcula que la eficacia de este tipo de test puede ser de tan solo entre un 50 y un 60%.

De momento, la fiabilidad de los tests rápidos de anticuerpos no es muy elevada

  • El test ELISA, en cambio, tiene una eficacia mayor al 95%, sostienen desde el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid. Es el que utiliza la agencia catalana de salud en sus cribados, y para obtener los resultados hay que hacer un análisis de sangre completo en laboratorio. Los resultados tardan algo más en conocerse, unas 24 horas (aunque el tiempo puede alargarse en función de la carga de trabajo de los laboratorios).

Por qué son útiles estos test

Los anticuerpos que identifican este tipo de pruebas se generan en momentos diferentes de la enfermedad.

  • Los IgM aparecen durante los primeros días de la infección (normalmente en la primera semana) porque son los primeros anticuerpos que fabrica el organismo cuando detecta que hay un elemento extraño (como ocurre con el coronavirus). Su número suele ir aumentando más o menos hasta el día 14 de la infección.

    Este tipo de anticuerpos, así, suelen convivir con el SARS-CoV-2 en el organismo.
  • Los IgG, en cambio, tardan algo más en formarse (como mínimo, una semana después de la infección). Son los encargados de protegernos en el hipotético caso de volver a entrar en contacto con el virus un tiempo después.

    Por tanto, pueden detectarse cuando el virus ya se ha eliminado.

¿Hasta cuándo somos inmunes?

Aunque se sigue estudiando cuánto duraría la inmunidad en caso de sufrir la Covid-19, hay estudios que apuntan que podría ser de unos meses. De hecho, según un informe islandés publicado en el New England Journal of Medicine, la inmunidad podría durar, al menos, 4 meses.

En todo caso, propuestas como la de la Agencia de Salud Pública de Catalunya abren una posible nueva vía para acorralar al virus intentando minimizar al máximo las cuarentenas preventivas.