Por Pablo Cubí, periodista

¿Qué ha pasado en pocos días para que España esté en riesgo extremo?
iStock by Getty Images

Los datos en España de la pandemia de coronavirus son muy malos. En las últimas dos semanas hemos subido mucho.

Se puede ver el vaso medio lleno: “Ha sido una subida más lenta que en otros países”, ha explicado el doctor Fernando Simón, director coordinador de alertas sanitarias.

Lo cierto es que hemos pasado de anunciar el 15 de octubre una “cierta estabilización” a la “situación extrema” que ha obligado a volver a decretar el estado de alarma.

La perspectiva es mala y “el espejismo que vivimos hace dos semanas” se ha visto superado por los acontecimientos.

¿QUÉ HA PASADO EN DOS SEMANAS?

Lo que ha pasado estas dos semanas es que las cifras que indicaban una cierta mejora con altibajos cambiaron de manera clara hacia arriba.

España llega a 52.000 casos en un solo fin de semana

El doctor Simón ha admitido la crítica de que quizá utilizó “palabras excesivamente optimistas”, pero que los datos eran “los que recibían de las comunidades”. Criticar al epidemiólogo “es como matar al mensajero”, se ha defendido.

Las medidas que ya se han implementado estos días pasados aún no reflejan resultados o no han sido suficientes. Y el resultado es que la curva sigue subiendo progresivamente:

  • Estamos ya en 17.000 casos diarios detectados.
  • En un solo fin de semana 52.000 casos, otro récord.
  • La tasa de incidencia acumulada está en 410 casos por cien mil habitantes.
  • Las UCI tienen una ocupación media del 24%, que en algunas comunidades llega al 40%.
  • La letalidad es baja, del 0,9%, pero hay tantos casos que ya supone 655 fallecidos en un día.

ESPAÑA ES LA QUE MÁS TEST HACE

No obstante, Sanidad apunta que no todo se ha hecho mal. La cantidad de pruebas de detección nos sitúa en los primeros de Europa.

  • Se realizan 2.118 test diarios por cada cien mil habitantes.

Algunas comunidades destacan:

  • La Rioja llega a los 5.746, más del doble de la media.
  • También Navarra (4.600) o el País Vasco (3.600) tienen cifras envidiables.

Podría ser una de las razones por las que no tenemos subidas tan rápidas como las que se están viendo en el resto de Europa”, ha apuntado el doctor.

  • Esa gran detección permite que ahora haya un 45% de asintomáticos o presintomáticos.

Aunque, “de poco sirve si después no guardan la cuarentena”, criticó.

¿DÓNDE NOS ESTAMOS EQUIVOCANDO?

El doctor ha señalado que este incumplimiento puede ser uno de los factores de la subida.

La franja de los 15 a los 29 años está en el punto de mira. “Es la franja de edad con incidencias más altas”. No ha dejado de serlo desde el final del verano.

Y un dato preocupante, también sube mucho la franja de los mayores de 90 años. La alta transmisibilidad abre grietas en este grupo que habíamos protegido.

Factores: la situación global y los jóvenes de 15 a 29 años

La situación en Europa es otro factor. “Esto es un problema global, hasta que no se controle tendremos un riesgo alto”, ha dicho.

La comparación de las cifras europeas han servido al coordinador de alertas también para justificarnos:

  • Bélgica tiene 1.229 casos por cien mil habitantes, el récord europeo.
  • Francia está en 539 casos a la espera de que su toque de queda funcione.
  • Italia, está en 275 casos y ha pasado de notificar mil casos diarios a casi 22.000.
  • Incluso la ejemplar Alemania, esta ya en 150 casos por cien mil habitantes, máximo histórico desde el inicio de la pandemia.

RIESGO DE COLAPSO EN NOVIEMBRE

España está implementando medidas muy duras.

  • El País Vasco, Asturias o Aragón ya han decretado el confinamiento perimetral.
  • El toque de queda o confinamiento nocturno en todo el país, excepto Canarias, es otra dura medida.
  • El cierre de restaurantes y bares en Cataluña, también.

Las autoridades sanitarias confían en que todas esas medidas, a las que seguramente se van a sumar otras en próximos días, permitan ya no frenar el crecimiento sino empezar el descenso.

Si sigue subiendo a mediados de noviembre el sistema sanitario puede estar en una situación muy crítica”, ha admitido el doctor Simón.

Eso no significa que lleguemos al colapso. Pero se reducirán muchas otras actividades de los hospitales, con retraso de operaciones y tratamientos de otras enfermedades.

Se puede evitar. El doctor Simón ha vuelto a llamar una vez más a la responsabilidad individual. Llega el puente de 1 de noviembre: "No se puede poner control a todos. No hablamos a niños".