Asesorado por el Dr. José Manuel Soria, jefe del Grupo de Genómica de Enfermedades Complejas del Instituto de Investigación del Hospital de Sant Pau

Por Soledad López, periodista especializada en salud

trombosis enfermos graves covid19

Solo en Europa, cada minuto muere una persona por un evento trombótico. Este dato ya nos da una idea de la altísima incidencia de la trombosis.

  • La trombosis es, por ejemplo, la principal causa de muerte entre pacientes con cáncer (alrededor del 25% de los enfermos oncológicos sufren un evento de estas características cuando se les da quimioterapia dependiendo del tipo de tumor).

Y en el caso de la COVID-19 también juega un papel determinante en enfermos graves, por lo que lograr prevenirla sería vital para, valga la redundancia, salvar vidas.

Un estudio pionero

El Dr. José Manuel Soria, jefe del Grupo de Genómica de Enfermedades Complejas del Instituto de Investigación del Hospital de Sant Pau (Barcelona), ha liderado un estudio que demuestra, por primera vez, qué mecanismos epigenéticos están implicados en el riesgo de sufrir una trombosis. De hecho, su equipo ha sido pionero a nivel mundial en definir un perfil epigenético la trombosis.

¿Y en qué puede ayudar esto? En mucho, porque es clave para determinar qué personas tienen más riesgo de sufrirla.

El Dr. Soria nos explica de primera mano los detalles del importante hallazgo y las implicaciones que puede tener, en especial en enfermos de COVID-19.

qué son la genética y la epigenética

Para entender el descubrimiento del equipo de Soria primero hay que comprender que es un mecanismo epigenético.

  • Toda nuestra información biológica está contenida en nuestros genes, en nuestro ADN. Estos favorecen la producción de proteínas que son las responsables de convertir esa información biológica en algo fisiológico. De hecho, nuestro ADN es igual en un músculo que en un ojo, pero en el primero fabrica unas proteínas concretas que permiten su correcto movimiento y en el segundo otras que favorecen la visión.
  • Pues bien, los mecanismos epigenéticos son los que permiten la correcta transmisión de la información que alberga nuestro ADN. Y uno de esos mecanismos, porque hay varios, son los microRNA: estructuras muy pequeñas que regulan cómo se expresan los genes.

Así pues, la base genética no la podemos cambiar, pero los mecanismos epigenéticos sí.

  • "Podríamos compararlo con una partida de cartas: las cartas que te tocan en la vida no se pueden cambiar, son tu ADN, pero sí podemos incidir en los mecanismos epigenéticos, es decir, en las cartas que podemos jugar en cada momento dependiendo de las circunstancias", afirma el Dr. Soria.

el riesgo epigenético de trombosis

El equipo del Dr. Soria ha identificado una combinación de cuatro microRNA que se asocian a un aumento del riesgo de trombosis.

  • Estos microRNA regulan una serie de genes que están implicados en la cascada de la coagulación y en concreto de la generación de trombina.
  • La trombina es una proteína clave en la coagulación porque la activa y favorece la formación de coágulos.

Trombosis y covid-19

La COVID-19 es una enfermedad nueva y llena de interrogantes pero, según explica el Dr. Soria, se sabe con certeza que en los casos graves hay alteraciones de la coagulación que aumentan el riego de trombosis.

De hecho, según datos de la población de Wuhan, el 70% de los pacientes fallecidos tenía alteraciones en la coagulación. El Dr. Soria nos explica la causa:

  • En los enfermos de COVID-19 graves se produce una respuesta inmune masiva que da lugar a una tormenta de citoquinas, es decir, a una oleada de sustancias inflamatorias que activan la coagulación generando mucha trombina, lo que dispara el riesgo de evento trombótico. Esta situación puede provocar un fallo multiorgánico que se asocia a una tasa de mortalidad muy alta.

"Nuestra hipótesis es que los microRNA que hemos identificado podrían tener un papel importante en esta activación de la coagulación que sufren los pacientes de COVID-19 graves", asegura Soria.

prevenirla con anticoagulantes

"Nuestro estudio permite detectar esa predisposición a sufrir trombosis en la población general. Y eso es aplicable a todo tipo de pacientes", afirma el jefe del Grupo de Genómica de Enfermedades Complejas del Instituto de Investigación del Hospital de Sant Pau.

"Ahora vamos a empezar un proyecto en este campo para determinar exactamente qué pacientes de COVID-19 tienen riesgo de desarrollar coagulapatía. Este proyecto que recibe el nombre de PRECIS-COVID19 acaba de ser aprobado por el Comité Etico del Hospital de Sant Pau y está en fase de búsqueda de financiación", prosigue.

De todas maneras, lo descubierto hasta ahora ya es información muy valiosa aunque no se haya estudiado exactamente en pacientes con COVID-19: "si los médicos conocen el riesgo que un paciente tiene de trombosis, ya sea un enfermo de cáncer o de COVID-19, pueden prevenir el evento trombótico con anticoagulantes".

Otra vía terapeútica sería identificar la forma de inhibir estos microRNA que aumentan los niveles de trombina. Actualmente existen estudios en fase de experimentación animal para inhibir estos microRNAs en otras patologías.

Tags relacionados