Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

La vacuna de AstraZeneca crea dudas por algunos casos de trombosis
iStock by Getty Images

La alarma saltó a final de la semana pasada. En un hospital de Austria informaron que una mujer de 49 años murió tras sufrir problemas de trombosis diez días después de recibir la vacuna de AstraZeneca.

Parecía una simple casualidad. Es normal que cuando se vacuna a toda la población, alguna persona sufra un problema grave de salud sin que se tenga que relacionar con la vacuna.

Pero poco después, otra persona de 35 años, vacunada en el mismo centro, tuvo también una trombosis y embolia pulmonar, y se encuentra grave.

LA AGENCIA DEL MEDICAMENTO TRANQUILIZA

La vacuna se ha estado administrando desde hace semanas sin que hubiera más problemas de los que hay en habitualmente. Es decir, nada que se pudiera atribuir a la vacuna.

  • El número de episodios de tromboembolismo en personas vacunadas no es más alto que el observado en la población en general”, ha ratificado la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

La EMA ha anunciado que está investigando estos casos concretos de Austria. Es el mismo procedimiento que ya se hizo en los ensayos clínicos de todas las vacunas. Se pararon cada vez que había una sospecha y se miraba que no tuviera relación con la vacuna.

"Los beneficios son más grandes que los riegos", apunta la EMA

No obstante, la EMA ha avalado que se siga suministrando la vacuna. “Los beneficios continúan siendo más grande que los riesgos”, añade el comunicado de la agencia.

VARIOS PAÍSES PARAN la vacunación

Sí se ha puesto bajo sospecha el lote concreto que se había administrado a estas personas austriacas. Una sospecha que crece después de que en Dinamarca ha muerto por trombosis una mujer de 60 años que había recibido también la vacuna del mismo lote.

Es un lote de un millón de dosis y que se ha repartido a 17 países europeos.

Y La respuesta de la Unión Europea ha sido diversa ante esta concatenación de acontecimientos.

  • Dinamarca y Austria fueron los primeros en suspender la administración de la vacuna de AstraZeneca.
  • Otros países con poca población como Noruega, Luxemburgo o los países bálticos también se han sumado a la suspensión.
  • No lo ha hecho ninguno de los grandes países, incluido España, que también había recibido dosis del lote bajo sospecha.

ESPAÑA YA HA PUESTO EL LOTE SOSPECHOSO

España ha ratificado punto por punto la versión de la EMA. “En estos momentos no hay ninguna evidencia de que la vacuna sea la causa de estos casos adversos notificados”, ha apuntado la Agencia Española del Medicamento.

  • A España llegaron 228.000 dosis de ese lote bajo sospecha. Fue el 12 de febrero.

Hay ya un seguimiento de vigilancia a todos los vacunados

Ese lote ya no está disponible en España porque fue administrado -ha explicado la ministra de Sanidad, Carolina Darias-. En cualquier caso, vamos a seguir de la mano de la Agencia Europea del Medicamento siempre”.

Respecto a las personas que se les ha vacunado con ese lote, la ministra Darias ha recordado que “la Agencia Española del Medicamento hace un seguimiento de farmacovigilancia permanente cuando se administra cualquier vacuna”.

La ministra no considera que haya que hacer ahora un seguimiento especial. “El que ya existe es muy fuerte y muy potente”, ha insistido.

En nuestro país hasta ahora los efectos adversos que se han comunicado son leves. Es decir, dolor local, cefalea, mareo o trastorno intestinal.

EN QUÉ CONSISTE LA TROMBOSIS

La trombosis es un tipo de los llamados problemas vasculares, del sistema del riego sanguíneo. Se produce cuando se forma uno o varios coágulos o trombo en la sangre que dificulta el paso.

Ese coágulo o trombo se puede desprender de la pared del vaso sanguíneo y circular hasta una zona donde se estrechan los vasos y los obstruye completamente. Esa obstrucción, llamada embolia, puede afectar de muy diversas maneras dependiendo de qué vaso se vea afectado.

La trombosis es la formación de coágulos en la sangre

Las agencias del medicamento no descartan que la vacuna pudiera provocar una trombosis. Simplemente es algo que no se ha visto en los ensayos clínicos ni en el seguimiento de la vacunación.

  • Hasta el 10 de marzo se había vacunado en toda Europa a unos cinco millones de personas con la vacuna de AstraZeneca.
  • Solo se han informado de 30 casos de trombosis embólicas. Una cifra similar a los casos en la población general.

La trombosis es, de hecho, uno de los problemas habituales y de riesgo mortal más habituales entre las personas que sufren una covid grave.

ESPAÑA NO PONE ASTRAZENECA A MAYORES

España considera que estos datos no justifican una suspensión de la vacuna. No obstante, el Ministerio de Sanidad continuará sin administrar AstraZeneca a mayores de 55 años.

Era una de las peticiones de numerosos colectivos médicos y algunas autonomías, sobre todo las más pobladas, Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid.

Según la comisión de revisión de vacunas, este acontecimiento avala la necesidad de prudencia y no se modificarán las restricciones de edad hasta recibir informes más completos.