¿Cuándo le damos el primer móvil? Consejos para un buen uso

La edad media en la que los niños tienen el primer móvil se sitúa por debajo de los 11 años aunque los expertos aconsejan no darlo antes de los 12. Un momento temido por muchos padres porque no es fácil lograr que hagan un uso responsable y eviten los peligros de la red.

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Cómo gestionar el primer móvil que tiene tu hijo
iStock by Getty Images

La alegría que provoca en un niño su "primer móvil" es directamente proporcional a la angustia que sufren algunos padres ante ese momento que, tarde o temprano, llega.

Es verdad que hay quien considera que el móvil, más concretamente un smartphone, no es un dispositivo adecuado para un niño y optan por soluciones como teléfonos que solo permiten llamadas pero sin acceso a internet. Pero son los menos porque implica ir contracorriente, contra lo que hace la mayoría de sus compañeros.

La relación de los niños con la tecnología empieza cada vez antes: primero a través del móvil de los padres o de las tabletas, hasta que llega el momento de tener el suyo propio.

Según un estudio de Unicef, la edad media en la que los menores reciben su primer teléfono se sitúa por debajo de los 11 años. Y según datos de Statista, el 69% de los niños y niñas españoles de entre 10 y 15 años contaron con un móvil durante 2021.

¿A qué edad hay que darles el primer móvil?

Las opiniones sobre este punto son diversas, aunque existe bastante unanimidad en que antes de los 12 años un niño no debería tener móvil.

Algunos expertos son más radicales. En una entrevista concedida a El País, Carl Newport, profesor de ciencia computacional en la Universidad de Georgetown (Washington), declaraba que nadie debería tener móvil hasta los 16 años, o incluso hasta los 18. La exposición a las redes sociales y el estar constantemente conectado no beneficia el aprendizaje o la concentración del niño o el adolescente. El móvil les roba demasiado tiempo.

Niños enganchados al móvil

Los niños de hoy no solo se inician más pronto en el mundo de la tecnología, también pasan más tiempo con el móvil.

De hecho, el mismo informe de Unicef revela que uno de cada tres adolescentes está enganchado a internet y a la redes sociales, y un 22,5% podría estar sufriendo ciberacoso.

Ante estos datos, es lógico que muchos padres vivan el momento del primer móvil con reticencias porque adivinan lo que se puede avecinar.

Es todo un reto, y seguramente una lucha diaria, lograr que los hijos hagan un uso responsable del móvil cuando caiga en sus manos.

Pero crear buenos hábitos digitales y protegerlos de los peligros de la red no es fácil y más de un padre se siente desorientado.

Los expertos de Qustodio, una plataforma de control parental con más de dos millones de usuarios en más de 180 países, han elaborado una lista de consejos para ayudar a las familias a que sus hijos hagan un uso saludable del móvil.

Consejos para que los hijos hagan un buen uso del móvil

1. Los padres deben conocer los riesgos de internet

Las ventajas que ofrece internet son indiscutibles, pero también entraña riesgos y es responsabilidad de los padres informarse y conocerlos.

El principal peligro es el ciberbullying (ciberacoso), sin embargo muchos padres no son conscientes de ello ya que solo preocupa a un 2% de los progenitores.

Otro peligro es le groomig o acoso sexual en línea. Según el estudio de Unicef, un 57,2% de los estudiantes de ESO ha aceptado alguna vez a un desconocido en una red social. El contacto con desconocidos es caldo de cultivo del grooming.

2. Hay que valorar la madurez del niño y llegar a acuerdos

Este aspecto es muy importante a la hora de decidir si se les puede comprar un móvil.

Saber si están o no preparados empieza por una buena comunicación en la que se llegue a un acuerdo sobre el uso del móvil.

El menor debe entender y aceptar las normas, y comprometerse a cumplirlas. De lo contrario, quedará claro que es "demasiado" pequeño para tener móvil propio.

3. Los padres deben marcar límites horarios del uso de móvil

El móvil tiene un impacto negativo sobre el sueño. Existe un fenómeno llamado vamping tecnológico que provoca pérdida de horas de sueño por culpa de estar frente a una pantalla antes de ir a dormir.

La luz azul del móvil retrasa la liberación de melatonina, la hormona del sueño. Además, el móvil genera un estado de alerta en el cerebro que dificulta el descanso.

Para asegurar el descanso es fundamental evitar que el móvil esté en el dormitorio, señalan los expertos de Qustodio, que aconsejan evitar el uso de pantallas una hora antes de dormir.

4. Asegurar la privacidad de las cuentas

Es fundamental comprobar si las publicaciones del menor en las plataformas donde tiene una cuenta, ya sea tik tok o instragram, son visibles para todo el público o solo para familiares y amigos.

Los expertos de Qustodio recomiendan limitar el acceso y optar por un perfil privado.

5. Utilizar sistemas de control parental

Es una de las formas más sencillas y efectivas para evitar que los menores accedan a contenidos inadecuados o abusen del móvil durante el día.

Instalar una aplicación de control parental permite tener cierto grado de control sobre el móvil del menor y puede evitar discusiones.

Según el estudio de Unicef, el 35,4% de los estudiantes de ESO (eso incluye también niños de 12 años) accedió a webs de contenido pornográfico.

6. Los padres deben predicar con el ejemplo

Los padres son referentes para los hijos. Si ven que están siempre mirando el móvil en la mesa mientras comen, ¿con qué autoridad podrán decirle a su hijo que no haga lo mismo?

Los españoles pasan una media de 6 horas y 11 minutos diarios usando el móvil, Un tiempo excesivo que puede influir de forma negativa en el uso que hacen los menores.

7. Enseñarles a los niños que el móvil no es un juguete

El objetivo principal del móvil es poder comunicarse con el menor a una edad en la que empieza a volver solo del colegio y va ganando autonomía.

Conviene que sepan que esa es su principal función. El móvil no es un juguete y además es un dispositivo caro.

Deben ser conscientes de ello, mostrarse responsables y cuidarlo.