Por Diana Llorens

videojuegos coronavirus

En este tiempo de confinamiento, tenemos que buscar maneras de entretener a los niños para que pasen de la mejor manera las largas horas en casa.

Los videojuegos pueden ser una buena opción, pero ¿cuántas horas son recomendables y qué juegos son los más adecuados? Te resolvemos algunas dudas.

Tiempo recomendado para jugar a videojuegos

Según los últimos datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), 16,8 millones de españoles entre los 6 y 64 años (el 59% de hombres y el 41% de mujeres) juegan a videojuegos.

Los españoles dedican una media de 6,2 horas a la semana a esta actividad. En la situación actual, es probable que este tiempo aumente, pero ¿cuál es el tiempo recomendado? No existe un acuerdo claro entre los expertos y las instituciones, y depende de la edad del niño:

  • Los niños menores de 3 años no deberían jugar con videojuegos. La American Academy of Pediatrics recomienda que en los menores de 18 meses se evite el uso de pantallas que no sean para chat de vídeo. A partir de los 18 meses de edad se pueden introducir algunos programas de video, pero es importante que los padres los vean con los hijos para ayudarles a comprender lo que están viendo.
  • Entre los 3 y los 12 años: la mayoría de estudios recomiendan que los niños de estas edades no pasen más de 2 horas jugando al día.
  • Mayores de 12 años: no hay un límite de horas establecido, pero se recomienda descansar cada 2 horas. Esto es importante parar evitar el llamado síndrome visual informático, una afección temporal que provoca sequedad ocular, molestias en los ojos o visión borros.

Deben alternar el juego con otras actividades o responsabilidades

  • Además, al cabo de 2 horas de realizar una misma actividad suele decaer la atención. Por ello, como nos cuenta José de Matías, experto en deportes electrónicos y director académico de The Global Esports Academy, escuela de referencia de e-sports en España, después de las 2 horas “es cuando los niños se frustran y aparecen los gritos o los enfados”. Se debe acordar con los niños un tiempo de juego para que no interfiera con el resto de sus actividades y responsabilidades.

En una situación como la actual en la que los niños deben estar encerrados en casa durante todo el día, se deberían seguir estas recomendaciones.

  • Si detectamos que quieren pasar más tiempo frente a la videoconsola, “hay que ofrecerles alternativas. No sirve decirles simplemente no juegues a los videojuegos”, detalla José de Matías.

Videojuegos para el confinamiento

  • Los videojuegos que incluyen movimiento, aunque no sustituyen la actividad física, pueden ser interesantes para una situación de confinamiento porque mezclan diversión, competición y un cierto deporte.
  • Los videojuegos para jugar en familia también son una buena opción para pasar un rato divertido en familia. Existen videojuegos que simulan concursos de la tele, competiciones de canto, etc.
  • Los videojuegos de construcción tipo Minecraft también son una muy buena opción para los más pequeños porque, según nos cuenta José de Matías “desarrollan la creatividad y la resolución de problemas”.
  • Los e-sports o deportes electrónicos son una serie de videojuegos que se entienden como lo más cercano en el mundo videojuego al deporte. “Desde el punto de vista académico, el deporte equivale a una actividad que conlleve acción motriz, que es algo entrenable y perfeccionable en el tiempo y con entrenamiento”, explica José de Matías.

Los juegos en equipo promueven valores entre niños y adolescentes

  • Los deportes de precisión como el tiro olímpico o el tiro con arco, por ejemplo, son ampliamente reconocidos como deportes. Del mismo modo, los e-sports son, en su mayoría, deportes de precisión que se pueden perfeccionar con el entrenamiento.
  • Se trata principalmente de juegos de equipo y comparten ciertos valores con el deporte tradicional: “por ejemplo el trabajo de equipo, ejercer de líder, ser capaz de seguir a un líder, aprender que a base de esfuerzo mejoras y que el esfuerzo tiene su recompensa”, comenta José de Matías.

los beneficios en el confinamiento

Ante todas las horas en casa que debemos pasar en estos días por la pandemia del coronavirus, José de Matías considera que jugar incluso puede ser beneficioso:

  • En una situación de confinamiento, el principal beneficio es que los videojuegos, siempre que se utilicen de forma moderada,son una fuente de ocio y como toda fuente de ocio disminuyen los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés”.
  • Ayudan a trabajar la capacidad de atención. Diversos estudios han mostrado las personas que juegan a videojuegos tienen una mayor capacidad de concentración y atención.

¿Qué problemas pueden causar?

Pero cómo en todo, hay que tomarlo con medida. Un cosa es jugar para pasar un rato y la otra hacer un uso abusivo. Pasar horas y horas jugando sin parar puede afectar en diversos aspectos:

  • Insomnio: no es un problema solo de los videojuegos, sino de la luz que emiten las pantallas. Se recomienda no mirar pantallas como mínimo una hora antes de ir a dormir, preferiblemente dos horas antes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera el trastorno por uso de videojuegos como un trastorno adictivo del comportamiento.

  • Este trastorno se da cuando la persona presenta un comportamiento de juego persistente o recurrente, ha perdido el control sobre el juego,antepone el juego a otros intereses y actividades de la vida diaria, y sigue incrementando el tiempo dedicado a esta actividad a pesar de que tenga consecuencias negativas en su día a día y su entorno.

Por ello es fundamental controlar el tiempo que los niños pasan con los videojuegos e inculcarles unas normas de buen uso desde la infancia.

Tradicionalmente los videojuegos se han asociado a otros efectos negativos como la violencia o la obesidad.

  • Sin embargo, la relación no parece ser directa y existen estudios contradictorios al respecto.

En el caso de la violencia, diversos estudios coinciden en que la violencia vista no es igual a violencia ejercida, y en los casos en los que se ha querido relacionar los videojuegos con actos violentos normalmente existían otro tipo de patologías o problemas.

En el caso de la obesidad, tampoco se ha podido establecer una relación directa con los videojuegos. “Si el niño come adecuadamente y hace el ejercicio que debe, puede jugar a videojuegos sin ningún problema”, apunta José de Matías.

CÓMO EVITAR CONFLICTOS EN EL CONFINAMIENTO

Aunque es bueno poner unos límites y hacerlos respetar. En una situación como la actual, si el niño tiene un buen comportamiento en términos generales, es decir, hace sus tareas, ayuda en casa y muestra un buen comportamiento, es preferible tener flexibilidad y evitar trifulcas por el tiempo que pasan con el ordenador, siempre que se mantenga en unos limites razonables.

Tags relacionados