Por Pablo Cubí, periodista

test rapido can ruti

Desde el inicio de la pandemia, uno de los principales problemas que ha dificultado su control y que podamos vivir con una cierta normalidad es que los test rápidos del coronavirus que se comercializaron al principio no eran útiles.

Fallaban demasiado. En un porcentaje demasiado alto, del 30 al 50% no detectaba a una persona infectada.

La única prueba fiable demostrada es la PCR, que es el sistema estándar que siguen todos los países.

Estos días se está probando en España un test nuevo que da resultados en treinta minutos y que se podría empezar a distribuir en pocas semanas.

EL NUEVO TEST RÁPIDO COREANO

Lo que perseguimos es poder tener un sistema de diagnóstico mucho más rápido que la PCR, que tarda en el mejor de los casos, 3 horas y acostumbra a ser de 12 horas", ha explicado el doctor Bonaventura Clotet, director del centro investigador IrsiCaixa.

Es uno de los centros médicos en España que está evaluando este nuevo test para confirmar que no da falsos negativos; es decir, que haya contagiados no detectados.

Lo comercializa una empresa surcoreana, Vircell, y su intención es aplicarlo ya. La UE ha dado su autorización. En Italia, por ejemplo, ya se está utilizando en los aeropuertos.

  • Su rapidez de detección puede abrir la puerta a volver a realizar actividades multitudinarias.

Permitiría asistir a un evento multitudinario como el futbol o conciertos

Podríamos permitir conciertos al aire libre, con gente que se ha hecho la prueba en una carpa a la entrada, o actividades deportivas”, ha explicado el doctor Clotet.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA DE LA PCR?

El test de Vircell es de los llamados test de antígenos:

  • Funciona con un biosensor. Una sustancia orgánica que busca proteínas (llamadas antígenos) en la membrana del coronavirus.
  • Reacciona cuando localiza un antígeno y cambia de color. Se denomina técnica de bioluminiscencia.

La PCR es, de momento, la prueba más segura:

  • Lo que hace es buscar mediante una máquina el material genético del paciente y ver si hay también ARN del coronavirus.
  • Hay que llevar la muestra al laboratorio de análisis y tarda más.

Ambos test necesitan una muestra de la mucosa

Ambos sistemas necesitan una muestra de la mucosa de la persona, que se consigue mediante un frotis nasal.

Todo indica que el nuevo test funciona. Aunque el doctor Clotet es prudente. Lo estamos ensayando, "miraremos si esta técnica coreana es factible".

OTROS TEST RÁPIDOS EN MARCHA

No es el único test rápido que parece dar buenos resultados. El propio doctor Clotet ha anunciado en la emisora Rac1 que tienen en marcha un test aún más rápido.

"Si es factible, pues dependemos del dinero de financiación, tendríamos un test de manera muy rápida", ha dicho.

"Es una técnica sensible y sencilla y, a la vez, asequible. Lo comunicaremos tan rápido como lo sepamos", ha añadido.

  • De momento, en IrsiCaixa no han querido dar más detalles hasta tener garantías de que funciona. "Lo más importante es que se hagan con rigor científico y podamos validarlo, que no haya falsos negativos."

Uno de los médicos que lo prueban, el doctor Oriol Mitjà, sí especificó que es un test que se hace en quince minutos y costará de 4 a 10 euros.

También en Estados Unidos están probando test nuevos. En concreto, uno de la empresa Abbott, ya se ha autorizado por la agencia del medicamento norteamericana. Da el resultado en 15 minutos.

LOS PROS Y CONTRAS DE ESTOS TESTS

Este tipo de test, incluso si no son tan precisos como las PCR y dan algún falso negativo, serían útiles al dar el resultado horas o incluso días antes de que un contagiado ya pueda transmitir el virus.

El hecho de extraer mucosa es desagradable y puede frenar el uso del test

Excluye que tengas virus en nariz y boca -explica el doctor Clotet-. Y es muy poco probable que en las horas siguientes cambie tu situación y puedas contagiar”.

  • Este test permitiría que pudieras entrar en cualquier espacio, cerrado o abierto.
  • El problema es que el frotis nasal no es nada agradable y puede frenar a que la gente quiera hacerlo como prueba obligada para entrar en locales.

Hay otros test aún en pruebas que se basan solo en la saliva. La duda es si llegarán a tiempo antes que la vacuna ofrezca una solución más permanente a la pandemia.

LA VACUNA final tardará

Para el doctor Clotet estos test sí tienen un sentido pues la vacuna todavía no está tan cerca como se piensa.

La vacuna la tendremos en un año y medio o dos. Mientras, tendremos alguna que no irá bien para todos”, ha explicado.

Estos dos años tendremos que buscar otros sistemas para tratar la pandemia y normalizar nuestra vida social.

Los hemos de cubrir de tres maneras:

  1. Tratando inmediatamente la enfermedad, para que no vaya a más. “En medio año, encontraremos la manera de evitar la progresión”, asegura el doctor.
  2. Tratamientos mejores para evitar que las personas mueran. Otro avance que también se está consiguiendo.
  3. Un test diagnóstico que identifique de inmediato a una persona que está infectada y que controle mucho más el contagio de esta enfermedad. Estos nuevos test tendrán ese papel.

Tags relacionados