Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

¿Son los delirios un síntoma precoz de coronavirus?
iStock by Getty Images

Cada vez son más las evidencias de que el coronavirus, además de a otros órganos como pulmones, corazón o hígado, actúa en el cerebro. De hecho, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), el 57,4% de los pacientes que estuvieron hospitalizados durante el primer pico de la pandemia desarrollaron algún síntoma neurológico.

Los síntomas neurológicos hicieron que un 2,5% de los afectados fueran a Urgencias

  • "Las manifestaciones neurológicas son más comunes de lo que se pensaba en pacientes hospitalizados con Covid-19", ha dicho al respecto el Dr. José Miguel Lainez, presidente de la SEN.

Síntomas precoces de la Covid-19

Dolores de cabeza, mareos, pérdida de gusto y olfato... suelen darse en las fases iniciales del trastorno, apuntan desde la sociedad de neurólogos. Pero no son los únicos síntomas precoces del coronavirus: según un trabajo de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), también puede provocar delirios.

  • "El delirio es un estado de confusión en el que la persona se siente fuera de la realidad, como si estuviera soñando", sostiene Javier Correa, uno de los autores del informe.

Los investigadores, en una revisión de estudios que publica el Journal of Clinical Immunology and Immunotherapy, han comprobado que los delirios son otra de las señales de alerta precoces de la Covid-19, sobre todo cuando se acompañan de fiebre elevada. Delirios que se dan, sobre todo, en las personas mayores.

  • "Debemos estar atentos, y más en una situación epidemiológica como la actual, porque un cierto estado de confusión de una persona puede indicar que padece la infección", remarca el investigador de la UOC.

Por qué el coronavirus afecta al cerebro

Los indicios de que el SARS-CoV-2 afecta al sistema nervioso central y provoca, entre otras consecuencias, cefaleas, delirios o incluso episodios psicóticos son cada vez mayores, sostienen los autores de la investigación tras revisar los estudios científicos publicados al respecto.

¿Pero por qué el coronavirus se acaba notando también en el cerebro? "Las principales hipótesis para explicar cómo el SARS-CoV-2 afecta al cerebro señalan tres posibles causas", sostiene Javier Correa. Así, el coronavirus podría favorecer...

El coronavirus puede provocar una inflamación del hipocampo y causar problemas cognitivos

  • La hipoxia o falta de oxígeno de las neuronas.
  • La inflamación del tejido cerebral debido a la tormenta de citoquinas. Hipótesis que también apuntaba el Dr. Lainez en la presentación de los datos de la SEN.

    "Creemos que algunas complicaciones neurológicas de la COVID-19, sobre todo las más graves, se producen como consecuencia de la hiperactivación del sistema inmune, la conocida como 'tormenta de citoquinas'", ha dicho el presidente de la sociedad.
  • Que el cerebro se infecte directamente con el virus, al tener el SARS-CoV-2 capacidad de atravesar una de las barreras que actúan protegiendo a este órgano de ataques externos (la barrera hematoencefálica).

Aunque los autores no descartan ninguno de estos tres factores como desencadenante de los delirios que experimentan algunas personas al inicio de la infección (incluso antes de que comiencen otros síntomas que asociamos más a la Covid-19 como la tos o la dificultad para respirar) los que tienen más probabilidad de explicarlos son los dos primeros.

  • Tanto la inflamación generalizada del organismo como la falta de oxígeno facilitan que el tejido neuronal se inflame y provoque daños en áreas del cerebro como el hipocampo. Y una inflamación en esta zona se asocia con los problemas cognitivos y las alteraciones del comportamiento propias de las personas que sufren delirios, sostienen desde la UOC.

¿Son frecuentes los otros síntomas neurológicos?

Según apunta el registro español ALBACOVID, el dolor muscular es el síntoma neurológico más frecuente en las personas con SARS-CoV-2: se da en un 17,2% de los pacientes. Le sigue el dolor de cabeza (con un 14,1%) y los mareos y la inestabilidad (con un 6,1%).

  • La alteración del sentido del gusto y la pérdida de olfato, al igual que los anteriores, están presentes también al inicio de la enfermedad. De hecho, en un 60% de los casos fue el primer síntoma evidente de la infección.

En cuanto a los síntomas que afectan al cerebro y que se dan en las personas que están hospitalizadas, los trastornos de la conciencia son relativamente frecuentes.

  • Se producen en un 19,6% de los casos, sobre todo en los pacientes de más edad y que están graves, según recoge el informe.

Por todo ello, "desde la SEN recomendamos que los sanitarios mantengan una estrecha vigilancia neurológica sobre los pacientes afectados por SARS-CoV-2 para reconocer de forma precoz posibles complicaciones del sistema nervioso", aconseja el doctor Lainez.

Tags relacionados