Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

Cómo les afecta a nivel emocional a los deportistas no tener público en las gradas por el Covid
iStock by Getty Images

Delegaciones que abandonan la Villa Olímpica tras detectarse casos positivos en sus equipos, otras que renuncian a los juegos por temor a la Covid-19, restricciones y medidas exhaustivas para evitar los contagios al máximo… Está claro que los Juegos Olímpicos de Tokio no tienen nada que ver con las citas olímpicas anteriores.

¿Cómo puede esto afectar a los atletas a nivel mental? Para el psicólogoMiguel Ángel Garabal que, además, ha sido nadador de alto rendimiento, "desde el punto de vista psicológico estos juegos son todo un fenómeno, porque estamos ante deportistas que, debido a la pandemia, han visto afectada su evolución".

  • El primer confinamiento no solo les influyó a nivel físico, al no poder entrenar de la forma habitual en ellos hasta ese momento. "A nivel psicológico, el hecho de tener que enfrentarse a un agente externo contra el que no podían hacer nada tuvo repercusiones, también, en la capacidad típica de los deportistas de alto rendimiento de no rendirse y sobrepasar los límites", aclara el especialista, que es miembro de Doctoralia.

La pandemia, sin duda, es una situación anómala con la que llevamos conviviendo desde hace ya más de un año, aunque no de forma tan restrictiva como al principio, que ha podido afectar a la capacidad de resiliencia de los deportistas de élite. "En general no están en el mismo nivel para aguantar, para resistir, que si hubieran entrenado de una manera continuada", advierte el psicólogo.

Así puede afectarles el miedo al contagio

A esta posible mayor inseguridad se unen otros factores, como el temor a contagiarse y, sobre todo, que esto les obligue a renunciar a participar en los Juegos Olímpicos, una cita para la que algunos llevan muchísimos años preparándose.

  • Este temor puede acabar afectando a otras esferas. "El miedo, una vez lo sentimos, es muy difícil que no se acabe extendiendo. Y, en caso de los deportistas, puede provocarles que tengan más miedo a competir, a que todo les salga mal, porque el esfuerzo que están llevando a cabo es mucho más grande del que están acostumbrados", opina Garabal.

Centrarse en el presente puede ayudarles a rebajar sus niveles de ansiedad y temor

Si aparecen estos pensamientos de carácter catastrofista, hay que intentar apartarlos cuanto antes. Para conseguirlo, el psicólogo recomienda técnicas como el mindfulness.

  • "Es un método que ayuda mucho a equilibrar las emociones. Al estar meditando o centrar la atención en estímulos neutros, ese miedo se rebaja", afirma el especialista.

Más aislados en su día a día

Es otra de las características especiales de los que ya se conocen como los Juegos Olímpicos de la pandemia.

Las estrictas medidas de prevención anti-Covid favorecen que los atletas pasen mucho más tiempo solos y aislados del resto de deportistas y delegaciones. Y esto puede hacer que tengan más tiempo para pensar y darle vueltas a todo.

  • "Puede que estén más concentrados pero, como decimos los psicólogos, hay que evitar siempre ciertos extremos. Estar realizando la misma actividad, o estar pensando en el mismo tema todo el día no mejora el rendimiento, al contrario", remarca.
  • Así, aunque durante estos juegos sea más difícil, porque se anulan muchas opciones de ocio (como la posibilidad de compartir con deportistas de otras disciplinas o visitar la ciudad), sigue siendo muy necesario que los atletas dispongan de herramientas que les permitan desconectar. Y pueden ser tan sencillas como leer un buen libro en los ratos muertos, por ejemplo.

Lo malo, y lo bueno, de competir sin público

Los estadios con las gradas vacías, o el paso de los corredores de la maratón sin público en las calles que los animen serán imágenes imborrables de estos juegos. ¿Pero cómo afectará a los atletas esta falta de público?

  • "Depende del tipo de deporte", nos responde Miguel Ángel Garabal. "En los de equipo, la afición juega un papel mucho más importante que en otros como, por ejemplo, la natación, en el que al público, prácticamente, lo escuchan antes y después de la prueba", añade.

"La grada cohesiona y potencia el vínculo de grupo. Y esto es algo que va a faltar"

Para el experto la grada, en realidad, tiene dos caras.

  • "Sin ella, por un lado, van a estar más concentrados, al no sentir los abucheos, los silbidos, los ruidos o las luces de los móviles. Pero, por otro, van a perder ese componente de cohesión y de motivación que ofrece cuando, por ejemplo, un equipo está perdiendo el partido o cuando a un corredor le quedan pocos metros para cruzar la meta y siente sus fuerzas flaquear".

La pandemia, un estímulo para algunos

El carácter influye, y mucho, en cómo nos enfrentamos a las adversidades.

  • Es cierto que "algunos deportistas, en vez de hacerse pequeños con los confinamientos, se tomaron mucho más en serio sus entrenamientos. Y es para darles una auténtica medalla a nivel psicológico, porque han superado los límites que se consideran normales a la hora de aceptar un problema", admite el especialista.

Pero, independientemente de cómo se lo hayan tomado y de cómo lo estén gestionando, el psicólogo concluye que estos juegos "van a ser algo nuevo y especial para todos, como un volver a empezar".