Por Pablo Cubí, periodista

medicos no mas confinamiento

Con la crisis de la Covid-19 en claro descenso y la desescalada muy avanzada, la preocupación ahora vuelve a los temidos rebrotes.

Esos rebrotes preocupan, porque en cuanto se abran las fronteras y la movilidad se multiplique volverá a haber factores de incerteza.

  • Los economistas, los sanitarios, los sociólogos y los psicólogos han coincidido que otro confinamiento sería peor.

Por fortuna, los especialistas también tienen una serie de datos que ayudan a pensar que no se va a producir.

YA NO HAY RIESGO DE COLAPSO

Hay que recordar que el principal motivo del confinamiento total fue porque todo indicaba que al ritmo que había se colapsaría el sistema sanitario.

Los hospitales están más preparados ante otra oleada

Estuvimos a punto de que no hubiera capacidad de atender a todos. Ese peligro parece superado.

Dudo que pueda repetirse, porque hemos aprendido a controlar la avalancha en los hospitales y se ha mejorado la capacidad de atención”, explica el doctor Bonaventura Clotet, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Trias y Pujol, de Badalona.

Además, están mejor preparados. Los materiales que tanto costaron recibir en un primer momento, ya han ido llegando.

HAY MÁS CAPACIDAD DE DETECCIÓN

También la capacidad de detección es mucho mejor.

Eso es lo que se está haciendo ahora: detectar lo más rápido posible los focos de transmisión y aislarlos a tiempo, antes de que se extienda.

Se está haciendo una detección quirúrgica de casos y aislándolos de una manera mucho más precisa, más quirúrgica”, explicaba el coordinador de alertas sanitarias, el doctor Fernando Simón.

Para ello se ha avanzado en varios sentidos:

  • Se ha reducido el tiempo desde los primeros síntomas hasta que el paciente recibe la confirmación de que es coronavirus. De días a 24 o 48 horas como mucho.
  • La vigilancia se basa en los centros de atención primaria, más cercanos a la gente que un hospital central.
  • La población sabe más de la Covid-19 y está atenta a posibles síntomas, la necesidad de aislarse e higiene para evitar contagios.

HEMOS APRENDIDO LA LECCIÓN

La sociedad ahora está más preparada para un posible rebrote”, tranquiliza el doctor Clotet.

El riesgo de que llegue una nueva ola de contagios es esperable por casi todos los profesionales.

Hay que perder el miedo al virus, aunque no el respeto

Como insisten los expertos, hay que perder el miedo al coronavirus, pero no el respeto.

En definitiva, seguir en la dirección que llevamos.

El doctor Antoni Trilla, jefe de epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona y asesor del Gobierno español en la crisis sanitaria, lo ha resumido en un artículo:

  • Si hay un rebrote debemos garantizar que este sea detectado a tiempo (cuando hay muy pocos casos) para cortar la cadena de transmisión".
  • No soy cirujano, pero la microcirugía es siempre mucho mejor que una amputación”.

La advertencia tiene su razón de ser. El engranaje puesto en marcha no es perfecto.

Todavía no disponemos (aunque nos vamos acercando) de indicadores sólidos y en tiempo real sobre los nuevos casos que puedan aparecer”, advierte el doctor Trilla.

¿POR QUÉ HAY CASOS SI NOS HEMOS CONFINADO?

Esta dificultad de detectar casos explica el goteo de contagios que aún se están produciendo.

La pregunta es lógica: si todos nos hemos encerrado en casa, ¿de dónde surgen estas cadenas de contagio?

El doctor Simón, recuerda que “el confinamiento total fueron pocos días”.

  • Entre los trabajadores esenciales puede haber cadenas de contactos.
  • En los hospitales no han dejado de aparecer algunos contagios. De hecho han sido con las residencias de ancianos los principales focos de estos meses.
  • No hay datos exactos del peso de los asintomáticos, que pueden crear cadenas muy difíciles de detectar.

SI ACTUAMOS, NO HABRÁ RETROCESO

Pero la situación es buena y las cifras siguen estables. Hay contagios, pero todos relativamente controlados.

Si se produjera un repunte, la lógica es que igual que ha habido un desconfinamiento gradual, se tomen las medidas graduales en sentido contrario.

Antes de un confinamiento, se pueden tomar otras medidas

Lo de volver a cerrar todo el país, además de económicamente inviable, sería una opción hoy por hoy impensable.

No es descartable que se aislen zonas (quizá edificios o incluso alguna ciudad) si se detecta un brote muy grande.

  • Sería limitado y aún así un fuerte golpe.

Por eso no se puede dejar que surjan demasiados contagios de golpe, que hagan que incluso la rápida detección nos sobrepase.

Mantener las medidas higiénicas, mascarillas, las distancias, y evitar aglomeraciones van a seguir con nosotros un tiempo.

Tags relacionados