Asesorado por el doctor Salvador Macip, profesor de Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC

Por Pablo Cubí, periodista

istockphoto-1278968650-612x612
iStock by Getty Images

En estos momentos de la pandemia en el que las dosis de las vacunas aún llegan en cuentagotas, puede parecer exagerado, pero España busca espacios grandes para realizar una vacunación masiva.

No es algo tan extraño, siempre que no haya más contratiempos, y los planes de vacunación siguen su curso.

  • En las próximas semanas debe incrementarse progresivamente los envíos de las vacunas de Pfizer y de Oxford-AstraZeneca.
  • También se ha duplicado la compra de dosis de la vacuna de Moderna. Se van a recibir hasta 30 millones de dosis.
  • Se espera que en abril ya esté aprobada lavacuna de Janssen (de Johnson & Johnson), y que se sume a la oferta. Veinte millones de vacunas ha comprado España a través de la UE.

El doctor Fernando Simón, director coordinador de alertas sanitarias, ya ha avisado: “La disponibilidad de vacunas se va a incrementar y llegará un momento en que tendremos problemas para administrarlas. E incluso nos sobrarán”.

POR QUÉ NO EN ATENCIÓN PRIMARIA

No es algo inmediato. Hablamos de los próximos meses. Pero las autoridades sanitarias de todas las comunidades autónomas están preparándose para esa vacunación masiva.

La sorpresa ha sido que se estudia salir de los hospitales y centros de atención primaria y habilitar polideportivos, estadios de fútbol, pabellones de ferias y aulas universitarias, entre otros.

No somos los primeros. Los países que van adelantados en la vacunación, Israel, Estados Unidos o el Reino Unido, ya lo hacen. ¿Por qué?

Por un fallo de previsión. No se ha pensado bien el programa de vacunación y en el Reino Unido, por ejemplo, están vacunando en pabellones e hipódromos”, explica el doctor Salvador Macip, profesor de Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC.

  • Lo que interesa es vacunar al mayor número de personas y en el menor tiempo posible.
  • Al mismo tiempo, se ha de intentar no colapsar los centros sanitarios para que puedan seguir atendiendo a pacientes en otras enfermedades.

CÓMO HAN DE SER LOS CENTROS DE VACUNACIÓN

Una vacunación de este tipo no creo que se haya hecho nunca. Es la primera vez que se vacuna a casi todo el planeta. E intenta hacerse en solo unos meses, aunque la realidad es que al final serán años”, apunta el doctor Macip.

Se proponen edificios emblemáticos como estadios o la Sagrada Familia

Por eso los países han de buscar localizaciones para una vacunación extraordinaria.

  • No puede ser cualquier espacio. Han de ser amplios, ventilados y que se pueda organizar bien a la gente”, añade el doctor.

Las propuestas son muy diversas. En Israel y Estados Unidos han optado en zonas urbanas por crear circuitos en que la gente va en coche y se les vacuna dentro del vehículo.

En España, Andalucía plantea vacunar en grandes superficies comerciales y Cataluña ha propuesto la Sagrada Familia.

EL PROBLEMA PUEDE SER EL PERSONAL

Una vez tengamos suficientes dosis de vacunas, el problema no será tanto de espacio, sino de profesionales.

  • El personal es el factor limitante que puede impedir una mayor celeridad en las vacunas”, explica el doctor Macip.

La solución consiste en recurrir a profesionales voluntarios. “Por ejemplo, en Inglaterra se ha acudido a médicos de otras especialidades, como psiquiatras”, añade.

En España, personal jubilado de algunos hospitales ya se ha mostrado dispuesto a colaborar en la tarea.

Toda solución puede ser válida. Basta con que también haya un equipo de especialistas en vacunación responsable en cada uno de los centros para resolver cualquier duda o problema que pueda surgir.

ESTAMOS EN UN MOMENTO CRÍTICO

Algunas empresas privadas y universidades también se han ofrecido para encargase de la vacunación. “Soy más partidario de que lo haga la sanidad pública, pero hay que aprovechar todos los recursos”, opina el doctor.

  • Lo importante es hacerlo cuanto antes para frenar la transmisión del virus. “Estamos en un momento crítico”, recuerda.

Hay que evitar que el coronavirus siga replicándose, porque cada vez que se replica puede mutar y nos arriesgamos a que una de esas mutaciones reduzca la eficacia de la vacuna.

Cuanto más se transmite, más muta el virus y hay más riesgos

De hecho, ya ha pasado en Sudáfrica, con una variante que, según un primer estudio, ha reducido drásticamente la eficacia de la vacuna de AstaZeneca.

El doctor Macip relativiza este estudio, que se ha realizado con un número limitado de personas y todos jóvenes. Cree que es necesario más investigación.

No obstante, si no es la variante sudafricana, puede aparecer otra. No hay tiempo que perder. Vacunar y vacunar. Y mientras esperamos, extremar las medidas para evitar contagios.

Tags relacionados