Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

Los españoles incorporan cada vez más vegetales a su dieta
iStock by Getty Images

Basta fijarse en los lineales de cualquier supermercado para darse cuenta del auge en la oferta de productos elaborados con ingredientes 100% vegetal.

¿Pero es esta apuesta una moda pasajera o una tendencia cada vez más consolidada? Según los datos recogidos en la tercera edición del informe "The Green Revolution", llevado a cabo por la consultora Lantern, parece que es la segunda opción la que más se acerca a la realidad.

  • En 2021, el 13% de los adultos españoles se definen como veggies (un término que engloba a veganos, vegetarianos y flexitarianos). Una cifra superior tanto a la del 2017 (que fue de un 7,9%) como a la del 2019 (de un 9,9%).

Los veggies en España superan ya los 5 millones de personas

  • Por grupos, el más numeroso es el de los flexitarianos (que toman ocasionalmente carnes y pescados), que suman un 10,8% de la población.
  • Le siguen los vegetarianos, con un 1,4% del total, y los veganos (que no toman ni carne, ni pescado ni alimentos de origen animal, como por ejemplo huevos, lácteos o miel), con un 0,8%.

Los autores del informe señalan que "este es, quizá, el mayor cambio en los patrones de alimentación desde la industrialización y la aparición de los alimentos envasados".

La salud, el principal motor del cambio

Entre el grupo más numeroso de veggies, el de los flexitarianos, cuidar más de su salud sigue siendo el principal motivo para adoptar una dieta predominantemente vegetal.

  • 6 de cada 10 participantes en el informe (que plasma la información recogida en una encuesta online entre 1.000 adultos españoles) afirman que es la salud lo que les ha llevado a comer más vegetales y menos productos de origen animal.

Para los vegetarianos, en cambio, la razón que más les pesa es el bienestar animal: un 62,8% afirma que han adoptado este tipo de dieta por ello.

  • Y entre los flexitarianos, la preocupación por el bienestar animal es cada vez más importante. Ha pasado del 23,8% en 2019 al 34,3% en 2021.

Por último, la tercera motivación para aumentar el consumo de vegetales es la sostenibilidad ambiental. Ha pasado de un 22,8% en 2019 a un 25,9% en 2021.

Cada vez más hombres apuestan por lo vegetal

Las mujeres siguen siendo las que más se decantan por una dieta principalmente vegetal.

  • Una de cada 8 mujeres es veggie (un 13,1% de las españolas), una cifra muy similar a la de 2019.

Aunque el verdadero cambio se ha dado en los hombres:

  • Han pasado del 6,8% de veggies en 2019 al 12,9% en 2021. O, lo que es lo mismo, de ser 1 de cada 3 veggies (un 34%) a suponer casi la mitad (un 47,7% del total).

Una tendencia en jóvenes… y no tan jóvenes

Por edad, son las personas de entre 25 y 34 años quienes más siguen propuestas mayoritariamente vegetales.

  • Pero, entre los que tienen de 55 a 64 años, el aumento en dos años ha sido muy significativo: han pasado de un 7,5% del total de veggies a un 12,3%.

Las poblaciones pequeñas se apuntan al movimiento

Donde más han crecido los veggies es en poblaciones de menos de 100.000 habitantes. Ahora es en este tipo de núcleos urbanos donde más personas hay que consumen sobre todo vegetales.

Los pueblos pequeños suman un 15% del total de veggies, frente al 8,5% de 2019

Le siguen las ciudades de más de 100.000 habitantes (con un 11,9%) y, muy de cerca, las áreas metropolitanas de las grandes urbes (con un 11,3%).

Nuevos productos en auge

Además de frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales, que constituyen la base de este tipo de dietas, dos de los productos más populares entre los veggies son las bebidas vegetales y las hamburguesas plant based, que tienen cada vez más presencia en tiendas de alimentación y supermercados.

La "carne vegetal" ya supone un 1% de las ventas totales de carne

  • Con respecto a la carne de laboratorio, uno de los productos que muy probablemente llegarán en el futuro, un 17% de los encuestados estaría dispuesta a comprarla. Y a un 54% le genera, hoy por hoy, reticencias.