Por Soledad López, periodista especializada en salud

Casos graves Covid-19 por temas genéticos e inmunes
iStock by Getty Images

Uno de los principales misterios que entraña el SARS-CoV-2 para las científicos es averiguar porqué la respuesta a este virus puede variar tanto de una persona a otra.

O dicho de otro modo: ¿por qué hay personas que son asintomáticas y otras que sufren la Covid-19 en su forma más grave?

Ahora, un nuevo estudio arroja luz al respecto y apunta a una doble causa: la inmunitaria y la genética:

  • Un 10% de las personas que desarrollan Covid-19 tiene anticuerpos que atacan al propio sistema inmunitario e impiden una respuesta adecuada contra el virus.
  • Otro 3,5% tiene mutaciones en genes que afectan también a la respuesta inmunitaria, es decir, a la capacidad del organismo para luchar contra el virus, lo que aumenta la vulnerabilidad a la Covid-19.

Según los resultados de la investigación, es esta peligrosa combinación de factores genéticos e inmunológicos la que está detrás de hasta un 15% de los casos de Covid-19 grave.

El estudio, liderado por la Universidad Rockefeller en Nueva York y el Hospital Necker para Niños Enfermos de París, ha contado con la participación del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona.

Mutaciones genéticas que frenan la lucha contra el virus

Para averiguar hasta qué punto la genética juega un papel determinante en la evolución de la Covid-19, los investigadores compararon enfermos graves con leves:

  • Analizaron mutaciones genéticas a partir de muestras de sangre de más de 650 pacientes que habían sido hospitalizados por neumonía grave por Covid-19, un 14% de los cuales murieron.
  • Estudiaron también muestras de más de 530 pacientes asintomáticos o con infección por SARS-CoV-2 leve.
  • Buscaron diferencias entre los dos grupos, analizando 13 genes conocidos por ser importantes para la defensa contra el virus de la gripe mediante los interferones de tipo I.
  • Los resultados obtenidos mostraron que un número significativo de personas con Covid-19 grave tenían alguna alteración en estos 13 genes y, específicamente, más del 3% tenía mutaciones que impedían una respuesta adecuada contra el virus SARS-CoV-2 por falta de actividad de los interferones de tipo I.

"Los interferones de tipo I son uno de los principales mecanismos que la inmunidad innata tiene para luchar contra las infecciones virales", explica el Dr. Roger Colobran, investigador del Grupo de Investigación en Inmunología Diagnóstica del VHIR.

"De hecho, durante los últimos 15 años ya se han descrito mutaciones en estos 13 genes en casos puntuales y excepcionalmente graves de otras infecciones víricas como la gripe o la encefalitis por herpesvirus. Lo que nos ha sorprendido en este estudio es la elevada frecuencia con la que hemos encontrado estas alteraciones en pacientes con Covid-19 grave", confiesa el Dr. Colobran.

Anticuerpos contra los interferones

La genética puede jugar una mala pasada frente a la Covid-19, pero tu propio sistema inmunitario también:

  • Tras examinar a casi mil pacientes con neumonía grave por Covid-19, los investigadores encontraron que más del 10% tenía anticuerpos propios contra los interferones.
  • En algunos casos, estos anticuerpos se detectaron en muestras de sangre tomadas antes de que los pacientes se infectaran y en otros casos muy al inicio de la infección.

Además, prácticamente todos los pacientes eran hombres. Un dato que ha permitido a los investigadores seguir atando cabos:

  • "Podría haber algún factor genético localizado en el cromosoma X que favorecería de alguna forma la aparición de esta respuesta autoinmune en hombres", afirma Colobran.
  • Además, la mitad de los pacientes que tenían anticuerpos contra los interferones tenían más de 65 años.

En resumen: la presencia de anticuerpos contra los interferones explicaría porqué los hombres mayores de 65 años tienen más riesgo de sufrir Covid-19.

En el polo opuesto se encuentra la población sana o asintomática. Según este estudio, solo 4 de las 1.227 personas analizadas tenían este tipo de anticuerpos.

"Estos hallazgos refuerzan la idea de que estos autoanticuerpos tienen un papel como causa de las formas graves de Covid y que no son una consecuencia", afirma la Dra. Andrea Martín, investigadora del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

Mejorar el tratamiento de la Covid-19

La identificación de mutaciones genéticas y anticuerpos contra los interferones tipo I puede ser de gran ayuda para mejorar el tratamiento de la Covid-19.

Por ejemplo, si se detecta que un infectado no tiene interferones tipo I se le podría administrar esta molécula al inicio de la infección para intentar evitar que no desarrolle las formas más graves de la enfermedad.