Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

test coronavirus estudio poblacion

Cada día conocemos nuevas cifras respecto a la incidencia del coronavirus en España: casos diagnosticados, ingresos en la UCI, altas...

Y aunque este seguimiento exhaustivo ayuda a hacerse una idea de la evolución de la enfermedad, no ofrece una fotografía precisa del número total de personas contagiadas, porque muchas de ellas han pasado la enfermedad en casa o no han tenido síntomas.

El estudio de seroprevalencia ENE-COVID nace, precisamente, como una herramienta para estimar el número de personas que se han infectado con el SARS-CoV-2. Y va a hacerlo detectando, en una muestra representativa, si se han desarrollado anticuerpos o no frente al virus.

  • "El objetivo del estudio es conocer la verdadera dimensión de la infección en España", afirma la doctora Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), una de las entidades que lidera la investigación.
  • "El gran valor del estudio es su representatividad –continúa–. La muestra representa, creemos que de forma fiel, a toda la sociedad española en todos los territorios y grupos de edades (niños, ancianos…). Y no solo a pacientes que tengan síntomas, también a los asintomáticos".

Quiénes forman parte del estudio

En colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE), se han seleccionado más de 36.000 hogares españoles (unas 90.000 personas en total), teniendo en cuenta que el tamaño de la muestra sea proporcional a la población de cada una de las provincias del país.

La muestra final debe estar compuesta, como mínimo, por 60.000 personas

  • Los seleccionados recibirán una llamada telefónica de su centro de salud, para informarles de que han sido seleccionados para el estudio, solicitar su consentimiento y concertar una visita, ya sea a domicilio o en el centro de salud.

    "Aunque la participación es voluntaria, lo ideal es que lo hagan todos los miembros de la familia", aconseja la doctora Yotti. De esta forma, se obtendrá información de personas de varias edades en un mismo hogar.
  • Al hacer el estudio por familias se podrá diferenciar, también, entre los casos de transmisión comunitaria y los que se producen dentro de las casas.

La investigación, paso a paso

Una vez dado su consentimiento, los participantes deberán responder a un breve cuestionario en relación al coronavirus (síntomas, posibles fuentes de infección...) y se les realizará un test rápido de anticuerpos, que solo requiere hacer un pequeño pinchazo en un dedo.

  • "La muestra de sangre se analiza en el momento, y en 10 minutos se obtienen los resultados", apunta la directora del ISCIII.

A parte de este sencillo test, se les pedirá a los participantes el consentimiento para extraerles una muestra de sangre del brazo, como se hace en las analíticas habituales.

  • "Esta muestra se analizará en laboratorio con técnicas más precisas, de mayor sensibilidad, que nos van a permitir hallar anticuerpos en los participantes que con los test rápidos pueden no identificarse", puntualiza Yotti.

El proceso puede repetirse, con los mismos participantes, hasta tres veces, con tres semanas de diferencia entre una y otra visita.

  • "Es posible que una persona no tenga anticuerpos, o no se hayan identificado en la primera visita, pero que después, a lo largo del periodo de estudio, se detecte que ha desarrollado inmunidad. Y esto es de gran importancia para poder estudiar también la dinámica de la pandemia a nivel del conjunto del país”, explica la doctora.

Los primeros resultados, en dos semanas

Los responsables del estudio calculan que en dos semanas dispondrán ya de los datos de la primera oleada de pruebas. Aunque las primeras conclusiones serán preliminares.

  • "Hay que analizar bien los datos, hay que consolidarlos, para poder hacer una información pública adecuada, y eso requiere tiempo", subraya Yotti.

Al repetir los test, se obtendrán datos de la evolución de la situación mientras dure el estudio

En todo caso, la directora del Instituto de Salud Carlos III concluye que el ENE-COVID "es uno de los primeros estudios de esta magnitud que se van a hacer en el mundo, con una muestra que se ha seleccionado con rigurosos criterios estadísticos y de forma aleatoria para representar a toda la población de un país".

La investigadora remarca también que el momento es muy apropiado, porque "la onda epidémica permite poder hacer unas estimaciones estables" durante el tiempo en el que se recojan las muestras.

Por otra parte, el doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, considera que el estudio "nos va a dar información muy útil para el siguiente proceso de transición que vamos a tener que enfrentar, hacia lo que llamamos nueva normalidad".

Tags relacionados