Por Soledad López, periodista especializada en salud

estudio campamentos verano covid

Si se toman las medidas de prevención adecuadas, parece que la vuelta al cole este mes de septiembre será segura.

Eso es lo que se deduce del mayor estudio realizado hasta ahora en campamentos de verano del área de Barcelona, que revela que la capacidad de los niños de transmitir el coronavirus es hasta seis veces menor que la población general.

el mayor estudio hecho hasta ahora

La investigación se enmarca dentro de la plataforma Kids Corona, que el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona puso en marcha el pasado mes de abril para conocer mejor cuál es la incidencia, afectación y capacidad de transmisión de la Covid-19 en niños y embarazadas.

  • Durante cinco semanas, los investigadores han recogido muestras de saliva para realizar pruebas PCR de 1.905 de niños y monitores de 22 campamentos de verano del área de Barcelona que han desarrollado sus actividades en un entorno de convivencia similar al de una escuela.
  • También se han estudiado otros grupos de convivencia de otros campamentos donde uno de los niños o el monitor habían sido diagnosticados de Covid-19, llegando a más de 2.000 participantes en el estudio.

De hecho, se trata de uno de los trabajos más amplios que se han realizado a nivel internacional para responder a la pregunta:

  • ¿Cómo transmiten los niños el coronavirus SARS-CoV-2 a otros menores o a adultos?

los niños contagian mucho menos

En las cinco semanas de investigación se han identificado un total de 39 casos de coronavirus de nueva aparición: 30 niños y 9 monitores.

  • Los 30 casos pediátricos han tenido contacto con 253 niños durante los campamentos, pero solo han contagiado a 12.
  • Esto supone un 4,7% de contagiados y un número básico de reproducción local (factor R0) de 0,3.

Los niños tienen una capacidad de contagio de 0,3 y los adultos de entre 1,7 y 2

  • El factor R0 o tasa de reproducción R estima el número de contagios que puede provocar una persona infectada.
  • Según el este estudio, la R de los niños es 6 veces inferior a la R que se encuentra en la población general, que oscila entre 1,7 y 2.

Por tanto, queda claro que los niños contagian poco: de los 30 niños con coronavirus detectados en los campamentos, 22 no han contagiado a nadie, cinco lo han transmitido a un contacto, dos a dos contactos y uno a tres contactos.

Otro hallazgo interesante del estudio es que los niños de una edad inferior a 12 años tienen la misma capacidad de transmitir la enfermedad que de los de 13 a 17.

MEDIDAS para la vuelta al cole

Según los investigadores, las medidas de prevención para evitar el contagio que se han tomado en los campamentos de verano dan pistas muy útiles para abrir las escuelas de forma segura y controlada en septiembre.

  • Grupos burbuja."La distribución de niños y niñas en grupos burbuja (no se mezclan con otros grupos), tal y como se ha hecho en los campamentos de verano, se ha mostrado eficaz para contener la transmisión de la infección, para facilitar la trazabilidad de los contactos y para permitir la cuarentena selectiva", apunta Iolanda Jordan, principal investigadora del estudio, aunque "esto no excluye que un sistema con grupos más grandes no pueda funcionar correctamente", añade.
  • Lavarse las manos 5 veces al día. Establecer un protocolo para que niños y monitores lo hagan 5 o más veces al día se ha asociado a una disminución del contagio.

"Aplicar en los colegios las mismas medidas que se han implementado en los campamentos -grupos burbuja, lavado de manos frecuente y uso mascarilla- puede mantener la transmisión de la enfermedad a niveles muy bajos y garantizar el funcionamiento normal de la mayoría de las escuelas", asegura Jordan.

PCR con saliva, mejor aceptada por los niños

Respecto a las pruebas PCR que obviamente se han tenido que realizar entre los participantes del estudio, los investigadores han podido comprobar que los tests PCR en saliva no solo son fiables, sino que también son mejor aceptados que las pruebas nasofaríngeas, que resultan mucho más molestas.

  • Este detalle es especialmente relevante para aquellas personas a las que se les debe repetir a menudo la prueba, y sobre todo para los niños.

Otro dato más a tener en cuenta por las autoridades pertinentes ante la inminente vuelta al cole.

Limitaciones del estudio

Los autores reconocen que la investigación tiene algunas limitaciones a la hora de extrapolar los resultados:

  • El seguimiento se ha hecho durante solo 5 semanas.
  • Los resultados provienen de pruebas PCR, pero están pendientes los test serológicos que podrían provocar alguna variación.
  • Entre los contactos pueden haber falsos negativos.
  • Además, y lo más importante, las actividades en los campamentos se han realizado en grupos pequeños y al aire libre, lo que reduce el contagio.