Por Soledad López, periodista especializada en salud

Un estudio determina que la hidroxicloroquina no previene la Covid-19
iStock by Getty Images

De todos los fármacos que se han probado para la Covid-19, la hidroxicloroquina –un fármaco que se usa contra la malaria y en enfermedades autoinmunes como el lupus o la artritis reumatoide– es el que ha generado más polémica.

  • Estudios anteriores han demostrado que no es eficaz para reducir los síntomas de la enfermedad e incluso puede tener efectos adversos.

Faltaba por demostrar si tenía algún efecto profiláctico, es decir, ayudaba a prevenir la Covid-19 tras haber estado en contacto con un positivo. Pero se ha visto que tampoco. Así lo ha demostrado un estudio dirigido por los doctores Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet.

No funciona como tratamiento preventivo

El ensayo clínico de los doctores Mitjà y Clotet tenía por objetivo estudiar el efecto de la hidroxicloroquina como tratamiento preventivo para la Covid-19. Y las conclusiones a las que han llegado han sido claras:

  • Este medicamento no tiene efectos beneficiosos en la prevención del contagio en personas sanas que han estado expuestas a un caso positivo por test PCR.
  • Los investigadores han descubierto que un tratamiento con hidroxicloroquina durante 7 días, administrado después de estar en contacto con un caso positivo por Covid-19, no influye en el desarrollo o no de la enfermedad, ni mejora de los síntomas.
  • Con la evidencia científica disponible, obviamente los investigadores no aconsejan el tratamiento con hidroxicloroquina para prevenir el contagio, algo que todavía se viene haciendo en algunos países.

el estudio paso a paso

El ensayo se llevó a cabo en Cataluña del 17 de marzo al 28 de abril de 2020 durante la primera oleada de la pandemia de Covid-19.

Participaron un total de de 2.314 contactos de 672 casos positivos de Covid-19.

  • Los contactos incluidos en el estudio eran mayores de edad y tenían que haber estado en estrecho contacto (menos de 2 metros) durante al menos 15 minutos con un caso positivo durante los 7 días previos al reclutamiento.
  • Se descartó a aquellas personas que tenían ya síntomas de Covid-19 en el momento del reclutamiento porque, obviamente, el objetivo era ver la capacidad de la hidroxicloroquina para prevenir la Covid-19.
  • Una parte de los participantes recibieron una dosis de 800 mg de hidroxicloroquina el primer día, seguido de una dosis diaria de 400 mg durante los seis días siguientes. El resto no recibió ningún tratamiento.
  • El seguimiento médico de los participantes consistió en una primera visita presencial en la que se llevaron a cabo cuestionarios de salud, un reconocimiento físico y la recogida de muestras nasofaríngeas PCR para ser analizadas en el laboratorio. Después de esa primera visita, el seguimiento fue telefónico.

Unos resultados que no dejan lugar a dudas

Los resultados del estudio han vuelto a dejar en evidencia la hidroxicloroquina:

  • La incidencia y la progresión de la Covid-19 fue similar entre los participantes que tomaron hidroxicloroquina (5,7%) y los que no (6,2%).
  • La tasa de transmisión –medida por PCR– mostró la misma tendencia (18,7% en el grupo que recibió tratamiento y 17,8% en el grupo control).

El estudio pone de nuevo de manifiesto los efectos adversos de este fármaco en enfermos de Covid-19:

  • Un 56% de los participantes que contrajeron Covid-19 y tomaron hidroxicloroquina experimentaron al menos un efecto adverso durante los 14 días de seguimiento, la gran mayoría leves.
  • En 6 pacientes, los investigadores observaron 5 episodios de palpitaciones potencialmente relacionadas con la hidroxicloroquina y uno causado por la insuficiencia respiratoria.

Los hallazgos de este estudio, que han sido publicados en la prestigiosa revista científica New England Journal of Medicine, constituyen información muy útil para todos aquellos países en los que todavía se sigue utilizando la hidroxicloroquina como profilaxis, es decir, como preventivo.

Tags relacionados