Por Pablo Cubí, periodista

distancia_covid_5_metros

La distancia considerada segura para evitar los contagios de coronavirus ha sido fuente de debate. Hasta que se llegó al consenso de que entre un metro y medio y dos metros es suficiente.

Un estudio, iniciado por investigadores de la Universidad de Florida, sin embargo, ha encontrado rastros de coronavirus con capacidad de infectar en el aire a 4,8 metros de distancia.

Esta investigación aún no ha sido validada, aunque ya se ha publicado para su análisis por otros expertos.

UN ESTUDIO EN UNA HABITACIÓN CERRADA

Se ha de señalar que el estudio es muy limitado y en condiciones muy concretas de laboratorio.

  • Se cogieron muestras del aire de una habitación donde había dos enfermos de covid-19.
  • Se trata de un espacio cerrado y sin ventilación constante. No tenía ventanas, aunque se renovaba el aire cada seis horas.
  • Los investigadores recogieron muestras de aire y confirmaron la presencia de coronavirus en proporciones variables entre los 2 y los 4,8 metros.

Estas muestras no eran restos de coronavirus no transmisibles, como apuntaban otros estudios, sino idénticos en capacidad de contagio a los más próximos a los pacientes.

Los investigadores sostienen que el virus encontrado puede contagiar

Por todo ello, los investigadores apuntaban que “en un espacio cerrado, los dos metros no son una distancia suficiente y puede generar una falsa sensación de seguridad”.

NO VA A CAMBIAR LOS PROTOCOLOS

Se trata de un estudio pre print, lo que quiere decir que se ha divulgado antes de que se compruebe la calidad de ese trabajo”, ha advertido el doctor Fernando Simón, coordinador de alertas sanitarias.

Eso no significa que el estudio no tenga validez, sino que aún tiene que confirmarse.

No hay que olvidar que cada día se publican decenas de artículos sobre la Covid-19.

La urgencia por saber más sobre un virus nuevo y la enfermedad pandémica ha hecho que se adelanten estos trabajos de investigación antes de que sean comprobados debidamente por las revistas científicas.

El doctor Simón, que reconoció no conocer el informe en detalle, no ha querido opinar al respecto. En todo caso, no va a suponer ningún cambio inmediato de protocolos.

¿CUÁNTO DURA EL VIRUS EN EL AIRE?

Estos estudios se refieren siempre a espacios cerrados. Hay evidencia científica de que el coronavirus resulta mucho menos transmisible al aire libre y en habitaciones bien ventiladas.

El riesgo de contagio por restos de aerosol en el aire es bajo

Respecto a la presencia en el aire de un espacio cerrado, la habitación de un enfermo, ya ha habido un intenso debate sobre cuánto permanece el coronavirus en suspenso.

Investigadores de aerosoles, que son las gotitas de agua con las que viaja el virus, advirtieron que el virus no cae en seguida y puede quedar una parte en suspenso hasta tres horas.

La Organización Mundial de la Salud ha acabado admitiendo la posibilidad de que pueda haber un riesgo de contagio. Sin embargo, sería minoritario.

La OMS recuerda que lo importante es centrarse en que la gran mayoría de casos se dan por no mantener la distancia de dos metros.

LA DISTANCIA VARÍA SEGÚN LA ACTIVIDAD

Tampoco hay que olvidar que la manera de expulsar el aerosol no es la misma según la actividad que se realice.

Hay más capacidad de expulsión de virus al cantar o hacer deporte

Al hacer deporte las distancias conviene que sean mayores puesto que la respiración fuerte provoca una mayor capacidad de expulsión.

Si vas detrás de otro, estas distancias tendrían que ser:

  • Al caminar: 4 a 5 metros.
  • Al correr: 10 metros.
  • En bicicleta: 20 metros.

Otras evidencia han confirmado que al cantar o hablar en voz alta también se propaga más el aerosol y hay más riesgo de contagio.

En todo caso, lo que hay que intentar siempre en la medida de lo posible, sobre todo estos meses de temperaturas altas, es que las actividades, cualesquiera, sean al aire libre.

No olvidemos la experiencia de la desescalada en España. Después de que se permitiera la realización de actividades deportivas, los contagios no dejaron de descender.

Señal de que, además de actuar con prudencia, el aire libre juega a nuestro favor.

Tags relacionados