Por Soledad López, periodista especializada en salud

tratamientos hasta ahora

Los primeros casos de Covid-19 cogieron absolutamente desprevenida a la comunidad médica.

Tanto es así que el tratamiento de la enfermedad ha sido un auténtico banco de pruebas en el que se ha ido testando la eficacia de fármacos contra el SARS-CoV-2 que ya existían y que se utilizaban para otras patologías: antivirales, antibióticos, antiinflamatorios...

Algunos han funcionado y otros no. Pero a día de hoy, es lo que tenemos: la vacuna parece estar cada vez más cerca y también se investiga en un antiviral efectivo, aunque de momento son ciencia ficción.

Con la perspectiva que da los 7 meses que llevamos de pandemia, en un artículo para Medscape la Dra. Armelle Pérez-Cortés Villalobos ha hecho un repaso de los fármacos que han demostrado ser útiles en el tratamiento de la Covid-19 y los que no.

Fármacos que no han funcionado contra la Covid-19

Según la Dra. Armelle Pérez-Cortés, al inicio de la pandemia se utilizaron fármacos que habían demostrado la inhibición del virus in vitro, aunque obviamente se desconocía la eficacia de estos antivirales en enfermos de Covid-19. Y algunos no han dado buen resultado.

Hidroxicloroquina

La cloroquina y su versión derivada y mejor tolerada, la hidroxicloroquina, se usan para la malaria y en enfermedades autoinmunes como el lupus o la artritis reumatoide.

  • La hidroxicloroquina fue uno de los primeros fármacos que se utilizó contra la Covid, pero se ha demostrado que su uso no aporta beneficio en pacientes hospitalizados ni reduce la mortalidad.
  • Es más, un estudio publicado en The Lancet puso de manifiesto que la administración de hidroxicloroquina o cloroquina solas o en combinación con azitromicina (antibiótico) en pacientes de Covid-19 aumenta el riesgo de problemas cardiacos y de muerte.

Lopinavir y ritonavir

Se trata de una combinación de dos antivirales que se ha venido utilizando con éxito en el tratamiento del VIH. Se ha administrado en caso de neumonías no graves por coronavirus.

  • La Dra. Armelle Pérez-Cortés recuerda que la OMS dejó de recomendar el uso de estos fármacos en el tratamiento de la Covid porque se vio que no reducía el tiempo de recuperación.

Ivermectina

Es un antiparasitario que se ha usado en Latinoamética y Asia en pacientes de coronavirus. Sin embargo, se ha observado que no es efectivo, y para que lo fuera habría que administrar dosis muy altas, lo que provocaría toxicidad.

Fármacos que sí han funcionado

En el grupo de medicamentos que han dado resultados positivos en la Covid-19 se encuentran el remdesivir y la dexametasona, aunque los resultados tampoco son para lanzar campanas al vuelo.

Remdesivir

Es un antiviral que en su día fue desarrollado para tratar el ébola y que actualmente comercializa la farmacéutica Gilead.

Se ha hablado mucho de él, pero en realidad solo ha obtenido unos resultados modestos en la Covid-19, aunque no se puede negar que aporta beneficios: ha demostrado que acorta la estancia hospitalaria en 4 días en pacientes de Covid-19 y en 6 en algunos casos más graves.

La Dra. Armelle Pérez-Cortés recuerda en su artículo que actualmente se recomienda su uso:

  • En pacientes con Covid-19 grave con saturación de oxígeno por debajo del 94% o en pacientes que requieren oxígeno complementario, ventilación mecánica u oxigenación por membrana extracorpórea.

A día de hoy, el remdesivir es el único fármaco que ha recibido una autorización condicional de comercialización a la espera de que se sepa más sobre él: se están llevando a cabo muchos estudios para investigar en qué medida reduce la mortalidad.

¿Sus dos grandes limitaciones? Su disponibilidad y el alto precio. De hecho, en España existe una campaña apoyada por diversas asociaciones que solicita que el remdesivir sea un genérico, al menos de forma temporal hasta que llegue una vacuna.

Dexametasona

Este antiinflamatorio ampliamente conocido y que se usa enfermedades como la artritis, el asma o los problemas dentales ha sido un gran descubrimiento en el tratamiento de la Covid-19.

  • En pacientes que necesitan oxígeno evita que la enfermedad se agrave y en enfermos críticos reduce la mortalidad.

Además, es un fármaco con alta disponibilidad y de bajo precio.

lo más seguro sigue siendo prevenir

A pesar de la efectividad relativa que han demostrado fármacos como el remdesivir o la dexametasona, a día de hoy las medidas más efectivas para protegernos de la Covid son la distancia social, el uso de mascarilla y el lavado de manos; así como la identificación de todos los casos y su aislamiento para evitar la dispersión del virus.

Así estamos todavía. Y seguiremos estando hasta que la vacuna no sea una realidad.

Tags relacionados