¿Hay gente inmune a la covid?: sí, nuestras defensas innatas son la clave

Una investigación ha descubierto un nuevo mecanismo de lucha contra el virus. Podría explicar por qué hay personas que parecen inmunes a la covid y abrir la vía a nuevos medicamentos.

Actualizado a
¿Hay gente inmune a la covid?: sí, nuestras defensas innatas son la clave
iStock by Getty Images

Seguro que has oído algún caso. Familias o reuniones de amigos donde se han infectado todos menos uno. Personas contagiadas que ni se han enterado, los asintomáticos.

Puede que sean casos en que hayan estado menos expuestos al virus y que la poca carga viral que han recibido haya podido ser controlada por las defensas rápidamente.

Sin embargo, otra opción es que estas personas tengan un sistema inmune innato especialmente preparado para actuar contra la covid.

Unas proteínas del sistema inmune innato son efectivas ante cualquier variante del virus

¿Cómo es posible si esta enfermedad no existía? Ya había varias teorías al respecto. Ahora han conseguido explicarlo en un interesante estudio.

Diferencia inmunidad innata y adaptativa

Como sabes, el sistema inmunitario tiene como dos grandes grupos de defensas, las innatas y las adaptativas.

  • La inmunidad adaptativa o adquirida es la que se encarga de aprender a reconocer al virus, para frenar su avance y atacarlo.

De estas defensas forman parte los linfocitos B. Estas células defensivas crean anticuerpos, unas proteínas especificas que se pegan a este coronavirus (y solo a él) para frenarlo.

El problema es que el sistema inmune tarda unos días en actuar. Tiene que detectar el virus, mandar la señal de cómo es al sistema inmune y se han de crear los anticuerpos específicos y las otras células inmunes (linfocitos T) que sepan luchar contra él.

En ese tiempo, podríamos estar colonizados por el virus. Por fortuna, tenemos otro mecanismo inmunitario, ya desde que nacemos, que puede frenar al menos en parte la infección.

  • La inmunidad innata es más inespecífica y preparada para atacar a todo tipo de patógenos invasores.

La innata también tiene ‘anticuerpos’

La inmunidad innata es muy compleja e intervienen muchos elementos. Hay una barrera inicial, llamada de complemento, y diferentes tipos de células en la sangre.

Piensa que debe estar preparada para que, a la mínima que nos hagamos una pequeña herida, haya centinelas listos para frenar la entrada de cualquier sustancia tóxica del exterior.

El descubrimiento podría convertirse en una medicina preventiva de la covid

  • Los anticuerpos específicos de un virus no están permanentemente recorriendo nuestro cuerpo. Están en el timo y la médula ósea, en la reserva para volver a actuar cuando surge otra infección.

Las defensas de la inmunidad innata sí están permanentemente vigilantes. Y entre estas defensas se ha visto que hay unas proteínas, semejantes a los anticuerpos, y que podrían atacar al coronavirus de igual manera.

Cómo actúa esta defensa natural

Es lo que ha señalado una investigación internacional coordinada por el Instituto Humanitas de Milán y publicada en la revista Nature Immunology.

La inmunidad innata es más inespecífica y por eso no es tan efectiva contra los virus y bacterias que se infiltran en nuestras células. Pero hay un tipo de proteínas que son una especie de “ancestro funcional de los anticuerpos”.

  • Estas proteínas se llaman lectina de unión manosa (MBL, por sus siglas en inglés).

Son capaces de evitar que el virus penetre en la célula. Es decir, realizan la función de los anticuerpos.

Hemos descubierto que la MBL se une a la proteína S del virus y la bloquea. Y hemos comprobado que funciona con todas las variantes, incluso ómicron”, ha explicado el profesor Alberto Mantovani, director científico del estudio.

Podría ser una medicina preventiva

In vitro la MBL demostró ser ligeramente menos potente que los anticuerpos producidos por pacientes que han pasado la covid″, explican los autores.

  • Por eso es necesaria la vacunación, que sí estimula la creación de anticuerpos específicos.

Además, no todos tenemos los mismos niveles de MBL. Eso podría explicar por qué unos consiguen una buena respuesta inicial frente al coronavirus, sin casi enterarse y sin poner en acción su sistema inmunitario adaptativo.

Los niveles de esta proteína podrían decir si la covid será leve o grave

Este descubrimiento también podría abrir la vía para crear tratamientos preventivos. “Estamos mirando si será posible transformar la MBL en una medicina”, ha añadido el profesor Mantovani.

La MBL ya se ha dado a personas con deficiencia de estas defensas por problemas genéticos y fue bien tolerada.

Un marcador de la gravedad covid

El estudio de la MBL puede aportar también un nuevo sistema para saber si una persona va a evolucionar hacia una covid grave o no. “Hemos encontrado relación entre las diferentes cantidades de MBL y una mayor o menor gravedad de la enfermedad”, ha añadido Mantonavi.

La cantidad de MBL depende de factores genéticos, así que puede ayudar a entender también que rasgos genéticos influyen en la susceptibilidad al virus.