Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

¿Se ha gestionado peor la pandemia en España que en otros países?
iStock by Getty Images

Un año después de la expansión de la pandemia por España, todos nos hemos convertido un poco en epidemiólogos. Decenas de tertulianos y comentaristas han opinado sobre qué había que hacer.

Primero el Gobierno central y luego los de cada Comunidad Autónoma han ido tomando decisiones más o menos acertadas. Decisiones que se basan en unos datos matemáticos, médicos y sociológicos y sin certezas plenas de cómo van a funcionar.

Les ha pasado a todos los países y cada uno ha probado cosas diferentes. A algunos les ha funcionado y a otros no.

QUIÉN HA sufrido MÁS MUERTES POR COVID

España empezó muy mal, porque fue el segundo país occidental es ser golpeado por la pandemia. No estábamos preparados y encabezamos las listas de fallecidos.

España encabezó la lista de fallecidos, hoy es el décimo

Un año después hay más de dos millones y medio de muertos por Covid a nivel mundial. Es una cifra que seguramente se queda corta. Hay muchos fallecidos no diagnosticados.

En el balance actual, España aún es uno de los países con una tasa de mortalidad más alta.

  • Somos el décimo país por el número total de muertes, cerca de 70.000 fallecidos.

Sin embargo, Italia, Francia, Reino Unido o Alemania tienen ya más muertes. En cabeza, con más de medio millón de muertos está Estados Unidos, seguido de Brasil con un cuarto de millón.

  • Si hacemos el listado de fallecidos en proporción al número de habitantes, España baja hasta el puesto 12.

Bélgica, que es el primero a nivel mundial, Italia, Portugal, el Reino Unido nos superan dentro de Europa.

Francia, Bulgaria o Alemania están muy por debajo en proporción de muertes por cien mil habitantes.

POR QUÉ NO NOS PREPARAMOS ANTES

Fue un error de apreciación”, admite el epidemiólogo Antoni Trilla, que fue asesor de Pedro Sánchez en la primera ola. “Pensamos que no podía pasarnos porque no teníamos un referente histórico.

  • No teníamos conciencia porque todas las epidemias recientes las vimos de lejos", añade. El ébola fue un caso, el SARS ni nos tocó.

Cuando empezó el MERS, estuvimos buscando casos en gente que venía de la península árabe. Nunca los hubo."

Cuando nos quisimos dar cuenta ya había transmisión descontrolada. “No se puede empezar a investigar casos tres meses después de que empiece la pandemia”, apunta el epidemiólogo Trilla.

España se equivocó también porque no supo o no pudo ver la importancia de los cribados.

POR QUÉ LO HICIMOS PEOR QUE ALEMANIA

Uno de los países que más se admiró al principio fue Alemania.

La gran diferencia es que ellos primero vieron cómo se diagnostica y prepararon su maquinaria de laboratorio para diagnosticar a todo el mundo”, explica el doctor Trilla.

Consiguieron controlar mejor porque tenían más diagnósticos. Las directrices europeas es que usáramos los test PCR solo con los casos más sospechosos.

Los alemanes no siguieron las directrices europeas, porque tenían material suficiente”, explica el doctor el doctor José Muñoz, jefe del servicio de Salud Internacional en el Hospital Clínic de Barcelona.

Nosotros no teníamos ni reactivos ni escobillones para hacer las PCR”, lamenta.

LA PRIMERA ESTRATEGIA FUE LA CORRECTA

Tras el error del momento inicial, la estrategia de España fue la correcta. La Organización Mundial de la Salud, alabó públicamente la política del Gobierno español con el confinamiento total.

  • ¿Se hizo demasiado tarde ese confinamiento?

Si con diez casos, sale el presidente del Gobierno y dice que tenemos una amenaza para salud. Voy a cerrar el país. Eso no lo habría creído nadie y dudo que hubiera tenido la capacidad para hacerlo”, justifica el doctor Trilla.

Británicos y suecos rectificaron sus políticas más laxas

“Hemos acabado todos en la UE haciendo lo mismo y ninguno ha salido indemne”, añade.

  • El Reino Unido, que tuvo más tiempo para prepararse, buscó inicialmente la inmunidad de grupo.

Rectificó rápido, pero siguió con restricciones laxas. Hoy suma 156 muertos por cada cien mil habitantes. España está en 145.

  • Suecia también optó por una actitud más laxa. Optó por un plan basado en el cumplimiento voluntario de las medidas de prevención.

También es una cultura diferente, menos dada al contacto social. Sin embargo, su plan falló. Ya han puesto medidas restrictivas. Han subido hasta tener cerca de 130 muertos por cien mil habitantes.

DESESCALAMOS DEMASIADO PRONTO

España hizo bien el confinamiento e hizo mal la vuelta a la rutina. “Nos apresuramos y quisimos recuperar la normalidad demasiado pronto”, ha admitido el doctor Fernando Simón, director coordinador de alertas sanitarias.

Se equivocó el Gobierno y algunas de las autonomías que más activamente quisieron recuperar las competencias, como la catalana y la aragonesa. En ellas empezó un mes después la segunda ola con el brote de los temporeros.

  • La rápida movilidad que se dejó en verano y la laxitud ciudadana en las medidas hizo el resto.
  • Un error que volvimos a cometer en Navidad. Inició la tercera ola.

¿Nos ha compensado celebrar la Navidad a cambio de una tercera ola? ¿Qué haremos ahora?

El personal sanitario está fatigado y los hospitales aún bastante llenos. No podemos permitirnos volver a subir”, advierte el doctor Muñoz.