Por Soledad López, periodista especializada en salud

habitos peor confinamiento

Intentar mantener unas rutinas y unos horarios de sueño, hacer ejercicio en casa con cualquiera de las mil aplicaciones que hay disponibles o no abrir la nevera constantemente son algunos de los consejos que hemos podido leer y escuchar cientos de veces a lo largo de estos dos meses largos de confinamiento, ya sea en redes sociales, portales de salud o diarios digitales.

Pero una cosa es la teoría y otra la práctica. El confinamiento nos ha afectado psicológicamente y eso también ha influido de forma negativa a nuestros hábitos.

Un estudio liderado por la Universidad del País Vasco y en el que han participado otras universidades españolas, ha analizado qué hábitos han empeorado durante la pandemia.

Hemos dormido peor

Un 59% de las mujeres y un 46% de los hombres ha tenido problemas de sueño durante la crisis de la Covid.

  • La sensación de incertidumbre, el miedo a enfermar o a perder un ser querido, la pérdida del trabajo (o el miedo a perderlo) y los sentimientos de angustia y tristeza que también se analizan en el estudio podrían estar detrás de esa pérdida de sueño.

El sexo ha empeorado

Parece ser que el confinamiento no traerá bajo el brazo nacimientos de aquí a unos meses como se ironizó al principio de la crisis.

  • Según el estudio liderado por la Universidad el País Vasco, en todas las clases sociales se ha observado un aumento de los problemas en las relaciones sexuales, siendo las clases más bajas las menos afectadas en este sentido.

Hemos fumado más

Un 25% de mujeres frente a un 16% de hombres han fumado más durante el confinamiento.

  • Aunque en términos absolutos fuman más los hombres que las mujeres en España, ellas son las que más han aumentado el número de pitillos durante esta crisis.

También hemos tomado más alcohol

Se ha producido un aumento de un 21% del consumo de bebidas alcohólicas tanto en hombres como en mujeres.

  • Como dato positivo, cabe destacar que grupos de riesgo como las personas mayores no han aumentado el consumo de alcohol.

Hemos tomado más fármacos

Ya sean para el dolor de cabeza, las molestias menstruales o los dolores musculares, la realidad es que un 11,3% de hombres y un 14,5% de mujeres confesaron en las encuestas realizadas que habían aumentado el consumo de medicamentos para problemas físicos.

Y es que, según el estudio, también han aumentado los trastornos físicos a lo largo del confinamiento. Las causas no se analizan pero pueden sospecharse: sedentarismo, comidas más pesadas...

  • También ha aumentado el consumo de psicofármacos, en especial las mujeres (un 15,4% ha aumentado su consumo). En este caso, los problemas de sueño, la ansiedad o el estrés que también se ponen de manifiesto en el estudio podrían ser el detonante.

Hemos comido más alimentos hipercalóricos

En este confinamiento hemos atacado más la nevera, y no precisamente para comer zanahorias o tomates cherrys.

  • Un 32,9% de los hombres y un 49% de las mujeres han reconocido consumir más alimentos hipercalóricos durante el confinamiento.
  • Concretamente, las personas que han perdido el trabajo son el grupo que más ha aumentado la ingesta de estos alimentos.

Hemos consumido demasiada televisión

Resulta difícil planificar tareas variadas sin salir de casa, por eso es comprensible lo exagerado de las cifras:

  • Un 66% de hombres y un 67% de mujeres ha visto más televisión. Y un 30% declaran haber visto una barbaridad. Recordemos que ver la televisión es el hábito que más se asocia con el sedentarismo.

Ha aumentado el uso de redes sociales

El aumento es tan alarmante como el de la televisión.

  • Un 66% de hombres y un 75% de mujeres han invertido más tiempo en redes sociales.

Hemos hechos menos ejercicio

Parece ser que las aplicaciones y los vídeos para hacer ejercicio han funcionado: un 24% de los hombres y un 32% de mujeres han practicado más ejercicio durante el confinamiento.

Unos datos estupendos si no fuera porque un 51% de los hombres y un 42% de las mujeres han reducido la actividad física que hacían.

Consejos para recuperar los buenos hábitos

Volver a la normalidad no es fácil. Estos consejos pueden ayudarte a lograrlo.

  • Intenta reconducir tus rutinas y establece unos horarios. Ahora que se abre una nueva perspectiva y que tenemos mayor libertad de movimientos es buen momento para salir a hacer ejercicio de buena mañana. Te ayudará a establecer unos horarios y dormirás mejor.
  • Trata de disfrutar de todo y con todo. Un paseo tranquilo o tomar algo en una terraza son pequeños placeres que hace unos días eran impensables. Disfruta de estas licencias y comprueba cómo te ayuda a desconectar de las preocupaciones. Además, estos detalles te hacen ver que lo que hemos vivido es transitorio.
  • Recupera a los tuyos. Si puedes, recupera las reuniones con los familiares más cercanos. Ese reencuentro te llenará de espíritu positivo. Está demostrado que las personas positivas y optimistas se cuidan más.

Tags relacionados