Identificadas las células que se ocultan y provocan la reaparición del cáncer de colon

¿Por qué algunos cánceres de colon reaparecen después de haberse operado y extraído el tumor? Unos científicos españoles han dado con la posible respuesta al identificar unas células invisibles que provocan la metástasis. Si se confirma, apuntan hacia una nueva vía de tratamiento más eficaz para la que ya hay medicamentos.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Células metástasis cáncer de colon
iStock by Getty Images

Un equipo de científicos ha identificado las posibles células que escapan de la zona tumoral y son responsables de la metástasis.

El cáncer de colorrectal es el más extendido en España. Este año acabará con más de 43.000 nuevos casos, según datos de la Sociedad Española de Oncología (SEOM).

De ahí la importancia de las campañas de cribado que se hacen, a partir de los 50 años, mediante la detección de sangre en las heces. Y aun así no es suficiente. Es también el segundo cáncer en mortalidad en nuestro país solo por detrás del de pulmón. La mayoría de estas muertes se producen por la metástasis, la reaparición del tumor, pese a que se haya extirpado la zona del intestino donde se hallaba.

Hallan las células escondidas de la metástasis

De ahí la importancia del descubrimiento que han hecho el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona. El equipo que dirige el doctor Eduard Batlle ha identificado las posibles células que escapan de la zona tumoral y son responsables de la metástasis.

El cáncer es un crimen celular organizado. Desde hace varios años sabemos ya que no todas las células dentro de un tumor son iguales, que tienen jerarquías y pueden realizar tareas diferentes y complementarias”, explica el doctor Alberto Schuhmacher, del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón.

  • Si algunas de estas células ya han salido antes de que se extirpe el tumor, se produce la metástasis.

La investigación no se ha hecho con personas, sino con ratones. No es posible, después de la cirugía, estudiar dentro de la persona la situación celular. Son células invisibles. No obstante, las células que se han colocado y seguido en los ratones tienen un comportamiento equiparable.

Cómo se produce la metástasis del cáncer de colon

Gracias al estudio genético de las diferentes células, estos científicos han dado con unas pocas células, que se denominan HRC, que se diseminan para infestar otras áreas del intestino e incluso otros órganos.

Este trabajo puede representar un antes y un después en el conocimiento del cáncer de colon metastásico”, ha asegurado el doctor Schuhmacher, en declaraciones a la agencia SMC.

El estudio, que publica esta semana la revista Nature, identifica esta población de células tumorales. Y demuestran en los ratones que si se eliminan estas células HRC no se produce metástasis.

Una nueva estrategia contra el cáncer colorrectal

Hoy en día, tenemos medicamentos de inmunoterapia que son capaces de eliminar estas células HRC. El doctor Batlle y su equipo apuntan que si se utiliza la inmunoterapia en fases iniciales, antes incluso de la cirugía, podría mejorar notablemente la evolución de los pacientes de cáncer de colon.

En esos momentos estas células que ya se han diseminado desde el tumor primario no han amoldado el nuevo microentorno para protegerse”, explica el doctor Schuhmacher. Son más vulnerables a los fármacos de inmunoterapia, por lo que la eficacia de estos tratamientos es mayor.

Esta aportación puede ser una revolución y plantea una revisión de las pautas clínicas en el tratamiento de este tipo de cáncer”, añade. Ahora, en el tratamiento genérico, se empieza por la cirugía y luego al paciente se le prescribe tratamientos de quimioterapia además de colonoscopias periódicas, para confirmar que no se ha reproducido el tumor.

¿Cuál es el siguiente paso?

Los expertos coinciden en que estamos ante un estudio clínico en animales. Por tanto, hay que empezar por confirmar estos supuestos con ensayos clínicos en personas.

Queda recorrido y trabajo por hacer para poder entender qué hace que estas células con alta capacidad de recidiva, una vez han viajado al hígado o al pulmón, se activen para formar metástasis”, apunta el doctor. Pero abre la puerta a diseñar nuevos métodos de diagnóstico y tratamientos.

Hay otra forma de atacar estas células: hay la posibilidad de crear fármacos que también puedan destruir directamente estas células, incluso cuando hayan creado protección contra la inmunoterapia.

Además, apunta la posibilidad de que otros tumores, en otras zonas del cuerpo puedan seguir un mismo patrón. La primera opción es el cáncer de páncreas porque “las células iniciadoras de metástasis que hemos identificado se parecen mucho a las del cáncer de páncreas más agresivo”, según ha declarado el propio doctor Batlle.