Los infectólogos españoles piden un giro en la estrategia de la pandemia

Una de las principales sociedades médicas españolas, la de infectología y microbiología, pide abiertamente que se cambie la estrategia de actuación en la pandemia. La sanidad debe centrarse solo en vigilar y tratar a los más vulnerables.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Consenso de infectólogos para decir que se gripalice la covid ya
iStock by Getty Images

Tenemos que pasar del “cero covid en la población general” al “cero covid en personas especialmente vulnerables”.

Así de contundente se muestra la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) en un documento en el que se posicionan claramente por un cambio de estrategia frente a la pandemia.

Estos médicos se empiezan a cuestionar la necesidad de seguir con varias de las medidas y, por ejemplo, no ven necesario que se hagan controles tan estrictos en los hospitales.

Las principales recomendaciones

Los infectólogos creen que hay que centrar ahora los esfuerzos en los más vulnerables e informar bien de las recomendaciones a la población en general.

  • Explicar a la población que tomar la temperatura al entrar en locales o pulverizar con soluciones limpiadoras “carecen de utilidad”.
  • Eliminar por completo el certificado covid para entrar en establecimientos públicos.
  • Dejar de diagnosticar y publicitar todos los casos. No hace falta hacer pruebas a las personas no vulnerables.

Hay que dejar de tomar temperatura, desinfectar tanto o hacer tantas pruebas

  • Recomendar una dosis de refuerzo de la vacuna solo cuando la evidencia científica avale claramente que aumenta la protección.
  • Controlar la epidemia contando los casos de los centros de referencia de atención primaria y los hospitales, como se hace con la gripe.

Las autoridades sanitarias habían tomado buena nota, puesto que algunas de estas recomendaciones se habían puesto ya en práctica. Es el caso de la eliminación de las mascarillas en exteriores.

Mejorar el control de variantes

No es que estos médicos hayan dado por acabada la epidemia. Este sería una conclusión errónea. Sus propuestas se basan en los modelos matemáticos que están corroborando los epidemiólogos.

Más del 50% de la población mundial podría estar infectada de ómicron a final de marzo

Ómicron lo ha cambiado todo. “Es la variante predominante o casi exclusiva en la mayoría de países del planeta”, recuerdan.

Este nivel de contagiosidad sin precedentes sugiere que más del 50% de la población mundial podría estar infectada antes del final del próximo mes de marzo.

Además, “se ha determinado que hasta el 80-90% de las infecciones producidas podrían ser asintomáticas, porcentaje muy superior al 40% estimado para otras variantes del virus”.

Por ello apuestan por mejorar “algunos de los defectos de los que adolece nuestro país”:

  • Se secuencia muy poco para controlar la aparición de nuevas variantes.
  • No se concentra en los pacientes de mayor riesgo.

Focalizar en los casos más vulnerables

Este último aspecto es en el que la Seimc pone especial énfasis. Hay que focalizar la atención en estos colectivos, ya bien conocidos:

Los mayores de 65 años, pacientes con problemas inmunes, las embarazadas, los mayores de 40 años con síndrome de Down y personas con patologías crónicas.

Además, hay que diferenciar pacientes de covid y pacientes con covid. “Se estima que hasta un 10% de los pacientes sin síntomas de covid que ingresan en los hospitales por otros motivos” se les detecta el virus en cribados.

  • Esto hace que entren en un protocolo de pandemia que dificulta la organización hospitalaria.

Los epidemiólogos, por ejemplo, abogan por reducir algunas medidas muy estrictas, como el uso de los equipos de protección, las EPIs, o el hacer pruebas de covid a todos los ingresos.

Las pruebas PCR “son obsoletas y conducen a un alargamiento innecesario de la estancia en áreas covid” del hospital. Siguen dando positivo cuando el paciente no es contagiador. Por eso piden revisar también los aislamientos.

Hacia una nueva estrategia

Una infección por ómicron puede ser suficiente para que una enfermedad crónica empeore”. O puede llevar a una covid grave en pacientes inmunosuprimidos.

El documento señala que hasta un 80% de casos pueden ser hoy asintomáticos

Hay tratamientos precoces, aún con disponibilidad limitada. Por lo que hay que ser cuidadosos en su administración.

No le quitan importancia al virus. Y dejan muy claro que su análisis es basado en los datos actuales.

Cualquier decisión debe ser reversible ante las nuevas circunstancias, como puede ser la aparición de una nueva variante, algo que no descartan.

En resumen, la Seimc plantea hoy un cambio completo de perspectiva: “se requieren importantes modificaciones” en la manera de abordar la vigilancia epidemiológica, el diagnóstico, la organización asistencial y las medidas de prevención de la transmisión.

El texto lo han elaborado especialistas bien conocidos y reputados, como los doctores Benito Almirante o Jesús Rodríguez Baño.