Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

jovenes informacion cancer internet

Para un 72,4% de los españoles, el cáncer es la enfermedad que más miedo les da, según datos de una reciente encuesta llevada a cabo por la empresa de ciencia y tecnología Merck. Pero, ¿cómo nos informamos sobre ella? Parece que esto depende, y mucho, de la edad que tengamos.

  • Así, para el 90,1% de las personas de entre 52 y 71 años (conocidas como generación del Baby Boom), su médico sigue siendo la principal fuente de información respecto a esta enfermedad.
  • Algo que no ocurre en la Generación Z: para la mayoría de los que tienen entre 18 y 26 años (en concreto, el 71,8%), Internet es su fuente de referencia cuando quieren consultar sus dudas sobre el cáncer.

El 46,5% de los españoles confía en la información sobre el cáncer que les dan familiares y amigos

  • La confianza en el boca a boca (o, lo que es lo mismo, lo que cuentan familiares y amigos) también es alta, sobre todo entre los más mayores. Un 53,3% de los nacidos durante el Baby Boom se informa a través de ellos, frente a un 28,1% de los más jóvenes.

Brecha generacional en redes sociales

La tendencia a consultarlas (ya sean cuentas de personal sanitario o perfiles más genéricos que hablen de salud) cambia también mucho en función de la edad.

  • Entre los más jóvenes, el 47,4% se informa a través de perfiles especializados. Algo a lo que solo recurren el 28,6% de los que han superado los 50.
  • En el caso de redes sociales que hablen de salud y hábitos de vida, la diferencia es aún mayor. Un 31,2% de veinteañeros las consultan, frente a tan solo el 11,3% de la generación del Baby Boom.

Le tememos, pero no lo conocemos bien

El hecho de que, tal y como muestran los datos de este sondeo, sea el trastorno más temido podría hacernos pensar que los españoles están muy bien informados sobre él. Pero no parece que sea así:

  • Los de mama y pulmón son los únicos que superan el 50% en cuanto a un nivel de conocimiento alto.
  • Tan solo el 35,4% afirma conocer mucho o bastante el cáncer de colon, que no olvidemos es el más frecuente en nuestro país. Cifras muy parecidas al melanoma, que creen conocer bien el 36,4% de los encuestados; y al de ovario, del que afirman tener un nivel aceptable de conocimiento un 38,7% de los participantes.
  • Los de vejiga, riñón y cabeza y cuello se sitúan entre un 21,4 y un 18,4% de conocimiento.

El coronavirus preocupa, pero no tanto

Es otro de los datos destacados de la encuesta: el 55% de los españoles afirma tener miedo a contagiarse de coronavirus.

El miedo a sufrir un cáncer es mayor entre los 27 y los 51 años. A partir de esa edad desciende

Pero el temor a padecer un cáncer, pese a la emergencia sanitaria mundial que estamos viviendo, sigue siendo mayor: lo tienen el 69% de los encuestados (7 de cada 10).

Tenemos claro que el tabaco no conviene...

Pero muchos siguen sin abandonar este hábito. "Independientemente de la edad, menos del 40% ha dejado de fumar o fuma menos para evitar la aparición de un cáncer", señala al respecto Montse Janà, directora de la Unidad de Oncología de Merck.

En cuanto al alcohol, otro de los tóxicos que puede favorecer la aparición de varios tipos de cáncer según numerosos estudios, únicamente un 28,7% afirma haber dejado de beber o disminuir su consumo para prevenir esta enfermedad.

Pese a ello, dos tercios de los encuestados aseguran cuidar mucho o bastante su estilo de vida para prevenir el cáncer.

  • El 64,5% afirma cuidar la alimentación y el peso.
  • El 54,6% sostiene que hace más ejercicio físico.
  • El 40,5% dice acudir a revisiones médicas más a menudo. Una tendencia que se da sobre todo en los mayores de 52 años.

En resumen, tal y como afirma Monste Janà, "esta encuesta muestra el incuestionable protagonismo de las páginas web y las redes sociales como fuente de información sobre el cáncer, especialmente para las generaciones jóvenes".

Aunque también plasma "el desconocimiento de tumores tan habituales como el de colon, lo que desvela la necesidad imperiosa de información de calidad y concienciación para la prevención", concluye.