Por Pablo Cubí, periodista

inmunidad grupo

La inmunidad de grupo es uno de los conceptos más importantes que manejan los epidemiólogos.

Significa que si una parte importante de la población ha pasado la enfermedad y ha conseguido inmunizarse, esto ayuda a que el resto estén más protegidos.

  • Cómo en el caso del coronavirus no hay aún una vacuna, la inmunidad se consigue con las personas que ya han pasado la enfermedad.
  • Pero, a pesar de los miles de casos que tenemos en nuestro país, parece que todavía no es suficiente para considerarnos inmunizados cómo colectivo.

CUÁNDO SE CONSIGUE LA INMUNIDAD

Se trata de un razonamiento sencillo y que lo explican las matemáticas. Todos tenemos riesgo de contraer el virus, nos puede contagiar a todos independientemente de la edad o del sexo.

Si ya hay muchas personas que no pueden contagiar, estos protegen al resto

Si ya hay muchos que han conseguido hacerse inmunes y no pueden contagiarse hay menos movimiento del virus y menos riesgo de que el resto se contagie.

En esta operación, importa tanto el número de personas inmunes sobre el total de población como la facilidad de contagio de la enfermad.

  • Para hablar de inmunidad de grupo se considera que la población afectada debe llegar al 50% aunque cuando de verdad se puede hablar de inmunidad grupal, es cuando el total de inmunizados supera el 70% de toda la población.

Hoy en día tenemos dos maneras de crear defensas (anticuerpos) y conseguir la inmunidad:

  • Pasando la enfermedad.
  • Poniéndonos vacunas.

LA INMUNIDAD EN EL CORONAVIRUS

Esta puede ser una de las maneras de salir de la pandemia de la COVID-19. El problema es que de momento no hay vacuna frente a este coronavirus, ya que es nuevo.

  • Por tanto, la única manera de conseguir inmunidad de grupo es habiéndonos contagiado un número alto de personas.

Eso plantea 3 problemas:

  • Aún no sabemos si las personas que han pasado la enfermedad están inmunizadas. La experiencia hasta ahora es que ninguno se ha vuelto a contagiar, pero no es garantía.

Y tampoco se sabe cuánto dura esta inmunidad. “Debemos averiguar si los pacientes han generado anticuerpos, de qué tipo son, qué cantidad han producido y cuánto duran , si van a ser meses o años”, explica la doctora África González Fernández, presidenta de la Sociedad Española de Inmunología (SEI).

  • Tampoco sabemos cuántos casos reales de infectados hay. Cuánta gente ha pasado en España la enfermedad ya que muchos la han sufrido sin síntomas o con síntomas tan leves que no han requerido control médico, así que estas personas no están contabilizadas en las cifras oficiales.

LA IMPORTANCIA DE LOS TEST

Por eso es tan importante que se hagan pruebas para detectar absolutamente todos los casos que se han producido en España.

En estos momentos tenemos dos tipos de pruebas que pueden ayudarnos:

  • Los test rápidos serológicos: son un análisis de sangre rápido. Como un test de embarazo. Detecta en unos minutos si tienes anticuerpos contra este coronavirus y por tanto si has pasado la enfermedad aunque ni siquiera te hayas dado cuenta.

Son fundamentales para determinar con exactitud los casos que no se han cuantificado hasta ahora.

  • Los test ELISA: es un análisis de anticuerpos en la sangre más profundo, que requiere al menos un par de horas. Se realiza en los laboratorios de Inmunología y es un test muy específico y con mucha sensibilidad diagnóstica.

Con este test podemos conocer no sólo el tipo de anticuerpo generado, sino también cuántos anticuerpos ha desarrollado una persona.

  • La otra prueba más usada hasta ahora, la PCR, solo detecta los casos de infección reciente, personas que tienen el virus en ese momento pero si ya lo pasaron hace un tiempo, no lo detectará.

Todo esto permitirá hacer un estudio en el tiempo y saber si el número de anticuerpos vamos adquiriendo las personas aumenta o desciende. Y nos puede dar pistas de la duración de esa inmunidad.

Los test nos indicarán quién ha pasado el COVID-19 sin saberlo

No obstante, el coronavirus también puede mutar y podría dejar sin efecto la inmunidad de este brote. Esto todavía está por ver.

LOS DOS PRÓXIMOS PASOS

En estos momentos la inmunidad de grupo es solo una posibilidad que se tiene que estudiar. No podemos sacar conclusiones”, insiste la presidenta de la SEI.

Tenemos por delante tres acciones importantes:

  • La detección de anticuerpos puede ayudar al diagnóstico de enfermos junto con la técnica de detección del virus.
  • Confirmar qué porcentaje del personal sanitario ya está inmune.

El personal sanitario es fundamental para la inmunidad de grupo, pues son las personas que van a estar más cercanas a los pacientes”, explica la inmunóloga África González.

  • Hacer un estudio epidemiológico con un número representativo de personas en cada comunidad autónoma para saber porcentualmente cuánta gente ha estado infectada también sería de mucha utilidad.

Esos datos son fundamentales para determinar con más exactitud los casos que no se han cuantificado hasta ahora.

También permite estudiar la evolución de la epidemia, ya que detecta personas que se expusieron días antes.

Se están haciendo tests para detectar casos ya curados y que serían inmunes

Con esas cifras estadísticas, se puede extrapolar al resto de la población.

Pero hasta que no tengamos esos datos es muy aventurado decir que tenemos un número suficiente de gente protegida”, añade la doctora González

  • Mientras, hay que mantener las medidas que nos han permitido bajar el ritmo de contagios. No volver de golpe a la vida normal, sino escalonadamente.

¿CUÁNDO CONSEGUIRÍAMOS LA INMUNIDAD?

Hagamos un análisis de posibilidades. Cómo hemos visto, la teoría de la inmunidad de grupo dice que si el COVID-19 tuviera un nivel de contagios de dos (R2 -cada enfermo contagia a dos) necesitas tener un 50% de población inmune.

  • Pero los científicos consideran que en el caso de la pandemia que vivimos ahora los datos podrían cambiar. Como el nivel de contagio se reduce con el distanciamiento social, la inmunidad de grupo se podría conseguir antes.
  • El nivel de contagio del actual coronavirus ha ido variando. Ahora, en confinamiento, estamos en 1,5. Así que bastaría con llegar a una inmunidad del 33%.

En teoría, confinados estamos más cerca de conseguir la inmunidad grupal

Algunas estimaciones matemáticas, según explica en un artículo el doctor Antoni Trilla, epidemiólogo del Hospital Clínic de Barcelona, señalan que podría haber ya un 15% de población infectada.

Con lo cual estaríamos algo más cerca de conseguir esa inmunidad grupal.

DE MOMENTO, TOCA ESPERAR

Pero no sabemos qué nivel de contagio habrá cuando salgamos del confinamiento.

Además, el virus sigue circulando por el mundo y puede haber nuevos brotes que pasen de un lugar a otro con grupos de población extranjera.

  • No podemos confiar en la teoría sin datos reales. En el Reino Unido, el primer ministro británico Boris Johnson quiso aplicar esta teoría sin conocer bien la agresividad del virus.

En unos días empezaremos a saber si se ha desarrollado la inmunidad de grupo

  • Tuvo que rectificar con rapidez, porque la mayoría de la clase científica le hizo ver lo arriesgado que era.

Necesitamos datos reales y contrastados. Los test rápidos ya se han distribuido por toda España. Es de esperar que tengamos resultados próximos.

En unos días se pueden empezar a saber datos con certeza”, señala la epidemióloga. Será entonces cuando se pueda empezar saber si se ha desarrollado o no, y en qué porcentaje, la inmunidad de grupo.

"Esto será muy importante para las medidas a tomar posteriormente respecto al confinamiento, vuelta al trabajo, etc.”, concluye la doctora.

Tags relacionados